sábado, mayo 30, 2015

En todas partes hay tesoros

Sin dar más explicaciones (por ser demasiado tediosas) estaba buscando unos apuntes de mis años mozos de la universidad en la buhardilla de la casa de mis padres (refiriéndola así mientras se pueda). En un arcón de mimbre sé que tengo guardados un número considerable de apuntes -mayoritariamente fotocopiados. Estos son de las más peregrinas asignaturas de filología, junto a aquellas también se encuentran las carpetas del instituto y la facultad decoradas con imágenes que me molaban en aquellos momentos (valen su peso en oro).  Dentro de las mismas toda suerte de recordatorios de tiempos pasados. Por ejemplo, me ha molado mucho  una carta -salida de la nada - que me escribió una muchacha en la cual me animaba porque me veía muy deprimido y ofrecía su apoyo para que le contase lo que me pasaba. Pfff... pobrecica cómo iba a saber que ese spleen era una de las "vigas maestras" de mi personalidad. Lo peor es que apenas recordaba haber tenido más que un leve grado de conocimiento casual con esa muchacha y he deducido quién era por las otras personas que mencionaba y a las que al parecer mi comportamiento les resultaba muy agresivo (un saludo!).




Pero lo que  realmente me ha sorprendido es el hallazgo de la portada (mítica a mi entender) del diario La Razón en su número 1806 con fecha de 30 de Octubre del año 2003. Doblada sobre sí misma, pero bien conservada todavía la célebre portada de los clicks de playmobil sobre el mapa del estado español, como alegoría del peligro del exceso de funcionarios públicos que teníamos entonces. Aunque podía haberlo puesto sin más explicación en otra de las redes sociales de moda, creo que pegaba mejor  primero aquí.

Aquí la enseño mientras interrumpo mi estudio para la tediosa oposición de este año:


Ay Ibarreche, ¡menudo trasto estabas hecho!

Lo + seguido