domingo, septiembre 30, 2012

Españoladas de cine: Septiembre 2012

Al igual que el mes anterior no hubo mucho donde elegir.

 
HOLMES Y WATSON MADRID DAYS
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 11/09/2012
Cinematógrafo: Acteón.
Sesión: Martes tarde (18:00h.)
Número total de espectadores en la sesión: 08
Puntuación: 7 ( sobre 10)
Docta opinión: Parece que la crítica nacional la ha tomado con esta película de Jose Luis Garci. supongo que todo lo que sea una nadería petulante y sin gracia merece el elogio desmedido de los opinantes profesionales, pero cuidado con hacer algo  personal sin concesiones al qué opinarán. Al parecer la génesis de esta pelicula es un idea conjunta de Jose Luis Garci y el actual fiscal general del estado Eduardo Torres Dulce. Sin más ni más, se les ocurrió una idea que les hacía gracia a ellos y que daría para hacer una película que les apetecería ver. En este caso la hipótesis es: ¿Qué pasaría si Sherlock Holmes visitase la España de su tiempo? Pasa el tiempo y consiguen llevar a cabo su proyecto. El resultado es un ejemplo paradigmático del cine de José Luis Garci, sus detractores lo califican despectivamente como rancio, pero a mí me parece un elogio pues realmente se nota que han hecho la película que querían hacer. Han contando lo que les apetecía contar y han llevado la trama que les interesa. No voy a destripar la trama de Jack el destripador en la película pero el mensaje de la misma me lleva a interpretar que "Holmes y Watson Madrid Days" es la primera película que veo con espíritu y mensaje cercano a los movimientos 15-M (aunque teñido de una cierta mirada de resignación y desesperanza). La película no es una comedia, ni tampoco es un drama, o una película de género policiaco; es una película que intenta equilibrar los diferentes elementos de la premisa y su trama. Además Garci no se priva de salpimentar la película de situaciones de su interés (los cameos de Galdós o Albeniz, los emplazamientos madrileños) o de los momentos cómicos que se dan cuando los dos ingleses estirados se ponen a opinar sobre las beldades del casticismo y la cultura tradicional española (estas últimas es sin duda  lo que a mí más gracia me hace y por sí solas justifican el film). El resultado es indefectiblemente una película simpática, sin más pretensión de ser lo que es. Una película disfrutable por aquellos a los que nos gusta el cine "rancio" y no solamente las películas hechas por y para treintañeros. Para terminar me gustaría señalar lo refrescante que es ver una película de época donde los personajes usan un lenguaje y unos registros propios (o al menos parecidos) del momento histórico que representan. No me imagino una película más propicia para añadir expresiones como "no te hagas el longuis".
Escena predilecta: No es una escena únicamente pero todo el viaje desde Londres a Madrid, pasando por París y Miranda de Ebro (con las opiniones de Watson y Holmes sobre los toros) me parece la chanantada definitiva. Tampoco descarto la escena de matrimonio cuando Watson vuelve e intenta convencer a su esposa de las bondades de "apretarse" un cocido madrileño e importarlo a la Gran Bretaña.
La nominaría a los Goya 2013 por: (Visto lo visto hasta ahora) Mejor actor principal Gary Piquer, mejor actor secundario José Luis García Pérez, mejor dirección, mejor película, mejor dirección, mejor guión, mejor diseño de producción, y prácticamente todo lo que se pueda nominar.
Probabilidad de revisionado: Con toda seguridad.
Merecía una subvención de dinero público: No, esta que me ha gustado tampoco.
Piscolabis: No hubo ingestas.



EL ARTISTA Y LA MODELO
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 28/09/2012
Cinematógrafo: Palacio de la Prensa.
Sesión: Viernes tarde (18:15h.)
Número total de espectadores en la sesión: 19
Puntuación:  3 ( sobre 10)
Docta opinión: Esta película de Trueba (a diferencia de la anterior) recibe el aplauso unánime de la desconcertante crítica cinematográfica. Que si es un homenage a Renoir, que si es una trilogía sobre el arte que entronca con 'Belle Epoque' y 'El año de las luces', que si es una película intimista y lúcida como pocas, que si está hecha a contracorriente... pues muy bien. Yo no puedo estar más en desacuerdo. Me parece estupendo que se hagan películas minoritarias y muy personales. Pero personal no es sinónimo de vanidoso, ni de pretencioso. A mi juicio es una película petulante y vacía, que está hecha por y para tirarse el rollo. Mira he visto una película en blanco y negro, rodada en otro idioma, con ritmo mortecino que intenta reflejar la estética del cine francés de otro tiempo (los gestos de los niños, la escena de la churri pisando materiales en una bañera,..). ¡Qué guay! ¡Qué cosmopolita! ¡Cómo voy a partir la pana comentándola! Voy a decir que está genial para que no parezca que soy un lerdo. Pues lo siento, pero no. Es una película pastiche de temas más vistos que el tebeo y tratados sin la más mínima personalidad u originalidad. La historia del proceso de creación artística que ya se ha llevado al cine mil veces (La huella de "El Sol del membrillo" es muy alargada- diré que la peli de Erice me resulta trepidante en comparación con la de Trueba) desde todas las estéticas y con mucho mejores resultados. La Historia un escultor (Jean Rochefort) quien aparentemente ajeno a los sucesos históricos que se producen a su alrededor decide intentar llevar a cabo su última obra cumbre, no aporta nada nuevo. Lo único en lo que da en el clavo es es al final cuando queda claro que es la historia del fracaso de un artista al que solo le queda una salida. El problema es que el fracaso de la pérdida del talento no es el del personaje si no el de los responsables de este bodrio. Lo peor incluso a su caduco discurso es que es mortalmente aburrida.
Fernando Trueba ya hizo películas muy divertidas e interesantes (Opera Prima, Belle époque, La mojca (*), Two Much...) intentaré valorarle como cineasta por ellas a pesar de 'El artista y la modelo'.
Escena predilecta: El final porque significaba abandonar la sala. después de pasar casi toda la película consultando el reloj para ver si el tiempo avanzaba correctamente.
La nominaría a los Goya 2013 por: Actriz secundaria. Chus Lampreave, aunque casi mejor que se lo den por toda su trayectoria que no por esta película
Probabilidad de revisionado: No.
Merecía una subvención de dinero público: No.
Piscolabis: No hubo ingestas.




Volveremos en la próxima entrega con la candidata española a los Oscars y otra película sin decidir todavía.

lunes, septiembre 24, 2012

El arte de arrancar cabelleras

Con la saludable intención de cambiar el tono de este blog y su dinámica de fobias, críticas de cine español, proezas deportivas y entradas de las de "miraquepenaquedoy"... voy a escribir sobre alguna de las cosas que me molan y que pueda recomendar a aquel que pase por aquí.

Hoy toca recomendar un tebeo, bueno una serie de tebeos. Su título es Scalped.
Una serie de cómics americanos del sello Vertigo de DCcomics. Un sello que surgió con la vocación de hacer cómics más adultos que los típicos de Batman, Superman y Wonder Woman, destinados a todos los públicos. Personalmente a mí siempre me han gustado los cómics de superhéroes de siempre (por tontorrones que sean muchas de las veces) y cuando he intentado acercarme a las series del sello Vertigo me he aburrido como una ostra.
Sandman no puedo avanzar más de 30 páginas sin amuermarme y dejarlo; el par de tomos que leí de Fábulas me parecieron una acumulación de clichés con escaso interés y con un dibujo bonito; La Cosa del Pantano... de verdad no le pillo la "gracia" a Alan Moore, el Animal Man de Delano o la Doom Patrol de Morrison me parecen bastante ilegibles; Hellblazer tampoco me engancha; Predicador me pareció una hez como todo lo que he leido de Garth Ennis... Lo único que pasó mi criba fue el Transmetropolitan de Warren Ellis que sí me pareció divertida y Los Invisibles de Morrison que si bien es dura de (re)leer tiene un buen puñado de chanantadas para justificarse. Esta última es la única serie de Vertigo que poseía en mi basta colección. Creo que salvo las oportunidades que tendré que dar a 100 Balas (de la que no leí nada todavía) y DMZ (de la que sí he leido el primer tomo pero debo continuar para hacerme una verdadera opinión) estaba bastante claro que para mí las series de Vertigo no tenía mayor interés.


Resumiendo la genealogía de títulos del anterior párrafo, es normal que cuando escuchaba o leía una buena crítica de una serie de este sello, inevitablemente arquease una ceja muestra de mi desconfianza, intuyendo que como en otras ocasiones, no iba a ser mi tipo de cómic.
El caso es que el último éxito de Vertigo, empezó tímidamente a llamar mi atención. La premisa de tratar los entresijos de una reserva de indios americanos en clave de género negro, picó mi curiosidad. No era un tema que hubiera llegado con suficiente bombo en otros géneros de ficción narrativa; al menos yo no conozco novelas o películas con este tipo de acercamiento. Y bueno en los cómics los acercamientos a la cultura de los nativos americanos no deja de ser demasiado tópica o el mejor de los casos cuanto menos pintoresca:

La perspectiva de lo que es un chulazo heterosexual cheyenne según Chris Claremont y cia. (Uncanny X-Men en los años 80)
 
Como decía la curiosidad mató al gato; empecé a leer Scalped el cómic escrito por Jason Aaron y dibujado principalmente por el serbio R.M. Guera.



Aunque quizá sea mejor remitirme a otros artículos y webs para análisis más interesantes de la serie, resumiré rápidamente su sinopsis:
Prairie Rose es una reserva india sumida en la pobreza y la depresión. La corrupción campa a sus anchas entre las autoridades federales y las del hampa local ante la inminente inauguración de un casino en la reserva.
El personaje principal Dashiell Caballo Terco regresa a la reserva tras haberla abandonado quince años antes. Retorna como un personaje indómito y violento, quien rápidamente es enrolado a las filas del presidente del consejo de jefes tribales y cacique local; Lincoln Cuervo Rojo.
Esta afiliación entra en conflicto con su madre, Gina Caballo Terco, activista de los derechos indios y antigua compañera de Cuervo Rojo, con la que no tiene relación alguna. Una historia estupendamente escrita que va avanzando con múltiples sorpresas (que no voy a destripar) y que va enganchando al lector con todos sus carismáticos personajes y la increible ambientación que motivan caer rendido ante la serie: Los verdaderos motivos para la vuelta de Dashiell, el asesinato de dos agentes del FBI que marca el pasado de Gina y Lincoln, la obsesión del agente del FBI Nitz, la hija drogadicta de Lincoln y su relación con Dashiell, los celos de Shunska, el misterioso Catcher y su caballo Festus, la abuela Oso Pobre, el sicario Sr. Brass y sus matones, el presidiario Lawrence Belcourt, el sexo, la violencia, los laboratorios de meta y los traficantes de la reserva, los nunchakus de Dashiell, el sheriff Karnow, y los magnificos episodios autoconclusivos sobre el presente, el pasado y el futuro de la reserva... 


Scalped es una maravilla del género negro y/o el hard boiled en cómic (al igual que me encantan Criminal de Brubaker, Parker de Darwyn Cooke, los BlackSad de Guarnido o clásicazos como Torpedo 1936 de Jordi Bernet). Al menos a mí me apasiona. En menos de un año ya me la he leído completa un par de veces... y eso que aún me falta por leer el último tomo (aún no publicado en España).




Si me preguntasen cuál es el mejor cómic que he leído en el último par de años, mi respuesta sería sin duda, Scalped.


Guía de lectura en España:

  • Scalped vol. 1: Nación India. 128 págs. 10,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 2: Casino Boogie. 144 págs. 11,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 3: Madres Muertas. 168 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 4: La grava en tus tripas. 144 págs. 12,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 5: Triste y solo. 128 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 6: Roído. 144 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 7: El blues de la reserva. 192 págs. 16,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 8: Has de pecar para salvarte. 160 págs. 15,95 €. Último número en Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 9: Preparado para luchar. 136 págs. 12,95 €. ECC Ediciones.
  • Scalped vol. 10: El final de la senda. ECC Ediciones. Último número (sin publicar).


Sencillamente, hiper-mega-recomendada.



jueves, septiembre 13, 2012

You're changing your heart

Ya me estoy escaqueando, pasan los meses y apenas escribo en este invento nada de nada. Propósito de enmienda.
En mi autodiscurso mental últimamente he estado pensando cómo uno cambia en sus gustos con el pasar de los años. No soy tan imbécil, ya me había dado cuenta de esto, pero últimamente intento buscar justificaciones al hecho de que no disfrute de más y más cosas de las que actualmente soy capaz.  Ayer recordaba diversas anécdotas de mi pasado veinteañeril con un colega de facultad. Un ejemplo que ayer vino a colación; uno se queda ojiplático cuando recuerda como podía ver en la televisión con interés cosas como "Gente con Chispa". Puedo intertar justificarme como quiera, pero lo cierto es que me lo pasaba pirata viendo a los famosos de entonces (Bertín Osborne, Jesulín de Ubrique, Karina, Esther Arroyo y otras missesespaña de la década) con los ojos vendados metiendo las zarpas en una pecera con cosas de asco dentro. Lo pertubador del caso en cuestión, es que si actualmente alguien (sin importar edad credo o condición) menciona en mi presencia que ha visto de casualidad "El hormiguero" (que sería el equivalente actual al show de entonces presentado por Jess Vázquez), pasa a ser mi juicio un apestado y no merece la más mínima conmiseración por mi parte. Es espeluznante de pensar pero si me hubiese pillado con quince años quizá me hubieran molado las cosas de Pablo Motos. Las cosas de hacerse mayor, perder la inocencia paulatinamente e ir acumulando sacos y sacos de bilis y cinismo.

 Para el párrafo anterior he ido buscar en wikipedia el nombre de las misses España en wikipedia y si bien recuerdo a la perfección las caras y talle de las ganadoras que van de 1988 a 2003, he de decir que de ahí en adelante no tengo ni puñetera idea de quienes son esas jais. Me gustaría decir que Miss España ya no es lo que era, pero la realidad es que el que no es lo que era soy yo.

Este fenómeno se da a todos los niveles. Otro ejemplo: no puedo evitar sentir cierta desidia y desinterés cuando alguien saca a colación los mitos de su mocedad ochentera-noventera (peliculas, series de dibujos, canciones, etc...) para producir empatía con sus interlocutores, solo que a mí suele producirme el efecto contrario: puro desdén.  Esto de lo que intento hablar y no sé si me hago entender, yo lo denomino -adaptándolo a mi generación cronológica- "el efecto movida madrileña"; una entelequia que parece haber vivido y disfrutado todo el mundo; y que por edades cronológicas debió transcurrir lo menos veinte años para que así fuera. Mi fuero interno me hace desear no formar parte de esa manada. Este proceso con los años he ido entrando cada vez más en el lado opuesto del espectro, lo que podemos llamar cierto esnobismo o en su variante más radicalizada "la tontuna de los suscriptores del rockdeluxe". Esto sería la necesidad personal de tener unos gustos cuanto más exclusivos, más raros y más alejados de la plebe de la que te quieres distanciar. Tanto como uno pueda justificarse y deleznando todo aquello que no sea a tu modo. Aunque se dé en múltiples escalas y a todos los niveles de la mayoría de la gente. Unos más correctos educaditos respetando en silencio lo que no les gusta y otros más toscos (como yo) haciendo apología de sus fobias personales a la mínima ocasión. Supongo que es inevitable.

Hubo un tiempo donde yo veía semanalmente "Gente con Chispa", escuché un musicassete con un disco de Manu Chao una y otra vez (puaj), malcanté con emoción canciones de U2 en discopubs de extrarradio, bailé rocanrol tocando instrumentos imaginarios (guitarra, batería, etc...), me gustaron chicas a las que hoy no soportaría ni cinco minutos, escribí fanfictions, intenté aprender algo de francés, fui a ver (pagando) películas de Theo Angelopoulus o Abbas Kiarostami, hablaba en chats, dije y escuché millones de tonterías, participaba en foros de los más variopinto y un larguísimo etcétera de cosas que hoy me escaman y repelen sin fin. Lo mismo que sucederá con las cosas que perpetro hoy y en un futuro no muy lejano me avergonzarán a tope.  ¿Cuánto tiempo pasará para que sienta la necesidad de borrar todo lo que hay escrito en este bloj?


El post de hoy no tiene ni pies ni cabeza. Lo siento.

Colofón musical que he estado tarareando y escuchando a todas horas el día de hoy:

 
 
FEIST - 1234
 


Lo + seguido