jueves, julio 19, 2012

Españoladas de cine: Julio 2012.

Traspasamos el ecuador del año y pasamos a contar con catorce pelis españolas vistas en nuestro haber. 
 
TITULO: TENGO GANAS DE TI
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 03/07/2012
Cinematógrafo: Acteón
Sesión: Martes tarde (20:00h.)
Número total de espectadores en la sesión: 34
Puntuación: 6 (sobre 10)
Docta opinión: He de extenderme un poco en las razones porque he dado una puntuación tan alta (a punto he estado de otorgar el 7, pero luego me he acordado que hay películas buenas de verdad).
Antes de nada he de decir que no había visto la película que precede a esta "Tres metros sobre el cielo" y como espectador 'puro' he podido verla sin los condicionantes de saber nada de la historia anterior. La película está correctamente rodada; cuenta con una trama argumental bastante anodina -supongo, con prejuicio, que el material literario en que está basado no sería el sumún de la originalidad- ; y las actuaciones son correctas (como bien observó Cho. Clara Lago hace durante todo el metraje una caracterización  casi perfecta del personaje de los muppets "Animal", tanto en actitud como en movimiento corporal, que otorga a su personaje de chica rebelde-bohemia con taco de talento pero con un corazón de oro un plus adicional). Por lo demás la película peca de una acumulación bastante inverosímil de acontecimientos y subtramas de puro relleno. Suceden muchas cosas, implican a muchos personajes pero rara vez se otorga el tiempo suficiente para desarrollar las tramas que caen con frecuencia en situaciones sonrojantes o el más absurdo de los ridículos. Hasta aquí todo parece negativo; un observador poco analítico puede pasar por alto el mayor aval de la película y su valor innovador. Escarbando un poco en la superficie, se enumeran las tramas, las interelaciones entre ellas, y de unos personajes con otros.  Es lógico que uno empiece a preguntarse cuál es la verdadera historia que importa de la peli, qué cuenta verdaderamente, qué partes sobran y fácilmente podrían haberse eliminado. A partir de este punto empieza a revelarse el auténtico mecanismo de orfebrería que es la estructura narrativa de esta película. Pensemos en los personajes y las tramas: la misteriosa estancia en Londres ¿? de Hache, el reencuentro sus amigos, la relación con Babi, la subtrama de la hermana de Babi, la subtrama de los padres de Babi, el hermano de Hache, la enfermedad de la madre de Hache, el trabajo de Hache (por cierto ¿qué es lo que hace?), la completa relación con Ginebra, el hermano DJ de Ginebra,  todo lo que tenga que ver con la chica al que se murió el novio en la peli anterior, la némesis de Hache, las escenas de boxeo, la carrera de motos, la trama de la violación de Gin y (aunque pasan más cosas dramáticas) sobretodo la versión de la canción de los Secretos metida con calzador.
Cotejando cada una de las secuencias y escenas uno va viendo como su intrascendecia dentro del conjunto es un mero ardid, un elaborado juego intelectual perpetrado por algún genio demente que ha sido capaz de descontextualizar todo aquello que pudiera parecer relacionado con cualquier otra cosa, haciendo que no esté ligado de ningun modo a todo lo demás. Prácticamente no hay ni un solo momento que no pueda ser eliminado sin que la película tenga exactamente el mismo sentido e interés. Incluso puedes eliminar varios (muchas) escenas completas y personajes (incluyendo seguramente mucho de los dos protagonistas) obteniendo un resultado final igualmente coherente (por decir algo). imaginad el montaje de los "brutos" de esta película como jugar a  Jenga. La gracia estaría en ver hasta qué punto puedes ir quitando piezas antes de que se derrumbe la torre. En síntesis, algo muchísimo más meritorio y loable que una historia buena y/o interesante de las convencionales. Hacer algo de este modo tiene que ser premeditado, que salga así por azar es una probabilidad entre un trillón. ¡Simplemente chapeau!
Escena predilecta: Cualquiera en que salga la hermana de Babi, pero en especial la de la cena de cumpleaños. ¡Viva el dramatismo porque sí!
También es guay la escena de la moto donde Hache grita (veteasaberporqué) el título de la película.
La nominaría a los Goya 2013 por: Actriz Principal (Clara Lago) y Actriz secundaria (Nerea Camacho).
Probabilidad de revisionado: Cuando estrenen la tercera para refrescar conceptos.
Merecía una subvención de dinero público: Las quinceañeras no pagan impuestos.
Piscolabis: Un refresco de agua carbonatada, un Ice-tea Lipton y una bolsa de patatas Lay's con regusto a pesto y mozzarella (al parecer edición limitada).



TITULO: LOBOS DE ARGA
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 19/07/2012
Cinematógrafo: Palacio de La Prensa.
Sesión: Martes tarde (20:15h.)
Número total de espectadores en la sesión: 6.
Puntuación:  4 (sobre 10)
Docta opinión:
Si imagino cómo un niño de doce años tirando a inteligente (dentro de lo normal) después de haberse leído un montón de novelas juveniles de misterio, de esas de Laura Gallego o de las "Elige tu propia aventura"... se hipermotiva y decide escribir su propia novela de terror con hombres lobos, cargado de inocencia  y candidez,  recurriendo  aun montón de lugares comunes y   a una mezcolanza al buen tun-tún de subgéneros sin ápice de frescura u originalidad. Sin lugar a dudas al doceañero le saldría algo similar al guión de "Lobos de Arga". Lamentablemente no es la primera incursión literaria un pre-adolescente, es una película profesional que hace preguntarse quién decide producir/dirigir/interpretar algo tan simple y bobalicón tras haber leído un guión tan pobre. Me gustaría decir que va dirigida a un público infantil y juvenil, pero la sobreabundancia de chistes de pajilleros o de follar ovejas descarta esta teoría. La primera conclusión que estoy sacando del cine español contemporáneo es que calificar una película como cómica es equivalente a menospreciar la inteligencia del público. Luego el gremio se sorprende. Es normal que la gente no vaya a ver películas así.
Por otro lado, y por decir algo positivo, es una de las mejores películas españolas de hombres lobos que yo recuerde.
Escena predilecta: Lo mejor de la pelí es que el perro tiene más primeros planos que cualquier otro personaje. Como momento gracioso, el plano de la sartén es francamente divertido. Un oasis en un desierto de mediocridad.
La nominaría a los Goya 2013 por: Nada.
Probabilidad de revisionado: Rotundamente no.
Merecía una subvención de dinero público: Rayos, ¡no!
Piscolabis: Un botellín de agua mineral bezoya y un calipo para compartir entre 3.


Lo más reconfortante es que este mes creo que lo que dejamos sin ver es bastante peor que lo que fue elegido. Carmina o revienta o El secreto de los 24 escalones  tenían pinta de ser incluso más infumables. Veremos si en Agosto llegamos a tener dos estrenos para ver.

lunes, julio 02, 2012

Mis lecturas en el primer semestre de 2012.

La entrada de hoy se dedica a repasar mis subjetivas opiniones (redundancia) sobre los libros que llevo leídos en lo que va de año que  -a pesar de los extensos párrafos de sandeces y puro relleno- como siempre se pueden resumir en los antagónicos: mola/no mola.
 Quizá no parezca mucho, pero teniendo en cuenta mi ritmo de lectura de libros tradicionales del último par de años, me parece que es un logro personal haber mejorado mi ratio y haber terminado mis buenos tochos.
En este sentido entre los propósitos de principios de año quise hacer el esfuerzo de volver a leer más libros adquiriendo un hábito que he ido perdiendo con el tiempo. Combinarlo con mi lectura compulsiva de diarios deportivos y cómics. Si listase las novelas gráficas haciéndolas pasar por lecturas de "verdad" esto no tendría fin. Además intentando no solo leer narrativa (novela y cuento) me hice la promesa de diversificar un poco mis lecturas obligandome a leer otros géneros no literarios (en este caso biografías o género histórico), pero cuando me puse a elegir qué leer, únicamente me apetecía leer vidas de artistas cinematográficos y con eso empecé.


1. El mapa y el territorio. Michel Houllebecq -  Ya había leído un par de novelas del autor francés ("Las partículas elementales" y "Plataforma") y mi impresión sobre ellas había sido grata pero muy lejos de poder ensalzarlo como un escritor imprescindible. Simplemente me parecía un "moderno" que tenía buenas ideas y momentos encomiables pero el conjunto no me terminaba de encandilar. Este plus de forofismo lo he alcanzado tras leer su última novela. "El mapa y el territorio" que me parece una novela maravillosa. Lejos de parecerme una crítica del mundo del arte contemporáneo como he leído por alguna crítica yo diría que es un análisis fulminante y honesto sobre la soledad en el descorazonador mundo contemporáneo. La biografia del artísta Jed Martin, su éxito artístico fruto del talento y de la casualidad, sus relaciones personales y las descripciones de su obra son tejidas con excelencia por Houllebecq para defender una tesis abiertamente pesimista sobre el futuro del ser humano, el triunfo de la frivolidad, de la forma sobre el fondo y hacerlo además con una historia que te va enganchando gradualmente y termina dejando en el recuerdo una buena decena de momentos/escenas imborrables. Nota: 9

2. Judy Garland: biografia. Anne Edwards. Me fascinan especialmente las historias del Hollywood clásico, el de los estudios, los contratos leoninos y el abuso indiscriminado de sus estrellas. La figura de Judy Garland me interesaba pues es el paradigma de la caída en picado. Una niña estrella explotada que no deja de serlo durante toda su vida. La biografía que elegí tiene un tono algo indulgente y aunque recurre a la perspectiva del victimismo para contar toda suerte de barrabasadas cometidas sobre la estrella de "El mago de OZ" es obvio que se oculta un montón de información. Esperaba más casquería informativa y en este caso el libro es muy mejorable aunque era una edición un poco antiguo y estoy seguro que versiones más actuales serán más honestas en este sentido. En cualquier caso hay cotilleo suficiente para tener la impresión de estar leyendo el "Pronto" o el "Diez minutos" que es mi intención al leer este tipo de biografías. Nota: 5,5

3. Conversaciones con Woody Allen. Eric Lax.  Siguiendo mi impulso de leer bios de cine, elegí un libro de entrevistas con Woody Allen producidas a lo largo de su dilatada carrera. El mayor aval para recomendar (además encarecidamente) este libro es su liviandidad y fácil accesibilidad. Ideal para leer en trayectos cortos en trasportes públicos. El libro se divide en ocho secciones temáticas (Ideas; guión; actores; rodajes; dirección; montaje; música; etc...) que se ordenan cronológicamente a través de los distintos momentos de las entrevistas y analizando estos aspectos en los films de cada momento. Por poner una pega a veces esta estructura hace que se repitan un mismo aspecto u opinión en las distintas conversaciones, pero aún así ayuda mucho al ritmo del libro que sea casi completamente dialogado. también me ha sorprendido que las secciones que más me han interesado y donde más he disfrutado han sido las secciones dedicadas a los aspectos más técinos (música, rodajes, montaje...). Nota: 7

4. El Hijo del trapero. Kirk Douglas. Otro libro maravilloso que se puede leer de un tirón por su amenidad y accesibilidad. De nuevo atraído por las fascinantes historias del Hollywood de los estudios caí en este libro que llevaba tiempo buscando y del que solo había oído beldades. Kirk Douglas escribe con asombroso tino su autobiografía que mantiene un contante interés en lo leído. al ser su propia historia hay que contar con una casi inexistente crítica hacia el propio protagonista, aunque tampoco es en exceso indulgente intentando contar su vida con bastante honestidad y mucho sentido del humor. Solamente puedo recomendar hasta el hartazgo su lectura. Nota: 8

5. Cambiar de idea. Zadie Smith. No había leído nada de esta aparentemente célebre escritora británica y creo que a la hora de elegir por dónde empezar seguramente me he equivocado y debí comenzar por una obra con mayor fama. Pero como cayó en mis manos consecuencia de un regalo y contando con mi querencia actual a lo episódico sobre lo continuo, una colección de ensayos me pareció un buen modo de darle una oportunidad. La mayoría de ellos me parecen bien escritos y estructurados pero no me han calado de ningún modo. El contenido de los ensayos y las opiniones  vertidas en cada uno de ellos no me han interesado lo más mínimo. Según las iba leyendo iban cayendo en el olvido. Seguramente su obra narrativa más convencional sea bastante más densa (en el sentido positivo de la palabra) e interesante. De momento no me convence. Nota: 5




6. Mi último suspiro. Luís Buñuel.
7. Clint Eastwood: Biografía. Patrick McGilligan.

Los siguientes dos libros reseñados fueron comprados el mismo día en una misma librería. Yo iba buscando mi siguiente biografía cinematográfica (para cumplir mi ya truncado anhelo de leer una por mes durante este año) y pedí al librero para saber si me podía recomedar algo de su sección de cine. Después de recomendarme los topicazos del libro de las entrevistas de Truffaut a Hitchcock y alguna de actores del tipo Marilyn o Liz Taylor (que por equis motivos no pueden interesarme menos). Al final cogi una voluminosa edición sobre la vida de Clint Eastwood y le pregunté si tenía alguna referencia sobre él a lo que me contestó con sinceridad que no la tenía. Inmediatamente me señaló  una autobiografía sobre Luis Buñuel en formato de bolsillo y me dijo que estaba impecablemente escrita. Sin mayor reflexión decidí comprame ambas; una de un artista que me despertaba gran interés por su vida y su obra (Eastwood), y por otro lado una de un autor españolque abarcaría un periodo cronológico y geográfico lo bastante interesante aunque no tuviese especial interés en su protagonista (Buñuel). Por supuesto espectativas y resultados resultaron ser contrarias.

La autobiografía de Luis Buñuel me ha parecido muy divertida e interesante. Nada que ver con la imagen preconcebida que tenía del cineasta aragonés. La biografia tiene un tono familiar y casi campechano en el que se repasan sin mayor orden o importancia las fases de su vida. Infancia y juventud entre cazurradas en Aragón, ideario de saber vivir (preparar cócteles o qué tabaco fumar), tribulaciones durante la guerra civil, extensa (e interesante) visión de los surrealistas franceses o su -quizas demasiado parca en detalles- actividad cinematográfica. en definitiva una lectura de lo más recomendable. Nota: 7

 Por el contrario mi interés en la obra y vida de Clint Eastwood se fue disipando según avanzaba la lectura. El estilo de esta biografía me resultaba demasiado árido, enmarañado en un constante rebatir anteriores noticias, obras biográficas y citas innecesarias en busca de una supuesta verdad de los hechos. Lo siento pero se me hacía del todo innecesario para alguién que leía su primera versión de la vida de Clint. Acrecienta la dificultad de la lectura la nula simpatía que denota el biógrafo con el objeto de su trabajo. Parece dedicar el libro a buscar y marcar los peores aspectos del actor y director; si normalmente temo que las biografias en exceso indulgentes o edulcoradas hacen perder el interés de lo leído. después de este libro un enfoque apático y excesivamente crítico puede ser mucho peor. Llámadme frívolo pero lo que yo busco en este tipo de lecturas son anécdotas de cierto interés y cotilleo puro y duro. Lo único que saco en claro es la extensa información vital y profesional que está muy bien documentada pero que para mi gusto requería un mejor ritmo y un tono más apañao. Nota: 5



8. Libertad. Johnathan Franzen. Después de haber leído "Las correcciones" (hace no demasiado tiempo y tras haberme estancado varias veces en su lectura) tenía bastante claro que era un escritor a seguir en aquella novela también se hacia una radiografía de una familia americana a través de sus disfuncionales miembros -magistales cada una de las historias de los 3 hijos- y su correspondiente crítica de la sociedad del momento. En "Libertad" se vuelve al mismo ardid de ir avanzando poco a poco por la crónica de un fracaso familiar y personal del matrimonio Berglund. Una disociación entre lo que los personajes tienen que ser y lo que realmente desean ser por medio de la culpabilidad y en temor de las apariencias que puedan provocar sus actos. La imposibilidad que tienen los personajes de comunicarse y trasmitir aquello que realmente necesitan pero son incapaces de alcanzar para terminar cayendo en la ineludible soledad. Parece poco habitual el éxito editorial de un libro tan bueno, pero es que además de su calidad es muy accesible y sencillo de leer. Aunque también es cierto que su aparente sencillez es solo de acceso pues Franzen tiene mucho debajo del pelo y además de emplear ingeniosas técnicas (el diario, la entrevista, el punto de vista de los vecinos -genial inicio-) que amenizan increíblemente la lectura; el libro imbrica con singular pericia los análisis político, filosófico, social y casi todo aquello que tiene que ver con el ser humano contemporáneo - aunque sea norteamericano-. Por otro lado tengo la sensación después de terminarla que aún no he asimilado completamente su lectura y tengo alguna cosa más  madurar. Sinceramente una novela imprescindible. Nota: 9


Bueno, ya está... y con esto y un bizcocho...

domingo, julio 01, 2012

Disfrutaba más cuando caíamos en cuartos.

Cuatro años después la selección de fútbol de España vuelve a jugar una final de la Eurocopa. Para los aficionados al balonpie (entre los que me hallo) es sin lugar a dudas un hecho histórico, pero para mí a diferencia de hace cuatro años que estaba enormemente iluisionado con la posibilidad de ganar unja eurocopa, hoy estoy en un estado de absoluta indiferencia hacia el resultado final. Durante el partido seguro que esto cambiará y esperaré que los Iniesta, Fábregas, Casillas o Silva ganen a la selección italiana, pero más que por un visceral sentimiento patriótico será por el hecho de que la selección rival me cae considerablemente peor que la que me corresponde por nacionalidad. Lo mismo me pasó en las eliminatorias anteriores contra Francia o Portugal. También estoy convencido que otro gallo cantaría si nos enfrentasemos a otra selección que despertase mis simpatías del tipo de Alemania, Rusia o Grecia. ¿Falta de "patriotismo"? Quiero decir patriotismo de garrafón, porque si seguir a los deportistas que casualmente han nacido en tu país  (únicamente cuando hay muchas posibilidades de ganar) u hondear una bandera en el balcón de mi casa es lo que me manifiesta como español, seguramente no lo sea.

El motivo de mi desilusión con la selección de fútbol no es otro que el provocado por el seleccionador Vicente del Bosque y su manifiesta cobardía de juego. La selección española ganó la anterior Eurocopa y desde entonces se ha venido fraguando la mejor generación de futbolistas españoles de la historia que además se comportan como un equipo ganador. Mas a pesar de lo que dicen todas las crónicas que tildan el juego de "la roja" como "el mejor del mundo" creo que no ven los mismos partidos que yo. El juego de los partidos que yo veo es de un aburrimiento supremo. Un equipo con una capacidad de controlar la posesión del balón y burrear a cualquier contrario se empeña en no atacar en ningún momento. Un empecinamiento absurdo en no recibir goles con siete de los once jugadores del equipo preocupados casi exclusivamente en tarea defensivas. Mientras que los tres restantes tienen que morirse del asco esperando a poder llegar al área rival. Hablar del doble pivote de España (inalterable incluso contra rivales de niguna enjundia), el desaprovechamiento de la línea de ataque (salvo contadas excepciones nunca hay más de 4 jugadores por delante del semicírculo del centro del campo del ataque rival -pobre Xavi Hernández-) o por no hablar del uso de Arbeloa de carrilero (un tipo que no sabe encarar-centrar-pasar, aunque sea un muy buen marcador).

El resultado no es otro que una consecución inaudita de victorias la mayoría producidas de puñetera casualidad e indudable fortuna. ¿Cuántos tiros a puerta realiza la selección por partido? ¿qué relación tiene la posesión tiene de pelota con el juego de ataque? ¿cuánta de esta posesión se produce en los tres cuartos del medio de ataque rival? ¿a qué selección del mundo no puede el equipo actual remontarle un gol recibido jugando a ganar? ¿Los mejores jugadores solamente saben competir si son ultradefensivo y no reciben goles? La respuesta a estas preguntas me encabrona porque yo que he seguido a la selección con forofismo cuando sabía de todas-todas que ibamos a perder; con Vicente Miera, Iñaki Sáez, J.A. Camacho o con el gran Javier Clemente que con otros jugadores (ni comparables a los actuales) salían a jugar con sus armas y a ganar cada partido provocándome una verdadera ilusión. Ahora Vicente del Bosque se encuentra con el equipo ganador y competitivo que creo Luis Aragonés (a pesar de las inumerables y desproporcionadas críticas que recibió -todo por dejar fuera a un niñato- hasta que ganó bordando un fúbol de ataque y control) y lo convierte en una banda de especuladores que juegan al cero-cero y a esperar qué pasará. Hemos ganado un Mundial y en un par de horas es probable que ganemos una segunda eurocopa de selecciones, pero a mí me gustaría hacerlo con un poco más de arrojo y valentía. Yo quiero ver partidos emocionantes y si puedo identificarme con un equipo pues el disfrute es mayor.

Pienso en la anterior Eurocopa y como se jugó a por todas ante Italia, como se barrió a Rusia y como dominamos a Alemania en la final. Y salvo que el último partido cambie, en esta edición sólo hemos ganado merecidamente a Eire (el equipo más flojo de todos). Ojalá me equivoque, pero el resultado de hoy no va a ocultar la desilusión que me produce el juego de la selección española, porque indudablemente podría ser muchísimo mejor.

Es poco probable que de ganar -como se hizo hasta hasta ahora- lo celebre verdaderamente, actuaré tranquilamente como si acabase de ver una película o ver un intrascendente partido de liga y me acostaré sin más. Menos mal que ya están aquí los Juegos Olímpicos y podré afrontar de nuevo y con total ilusión eventos deportivos de deportistas y equipos españoles (o porqué no, de otros países más guays).


En resumen, ¡qué te zurzan Vicente DelBosque! Disfruta chupando del frasco.

Lo + seguido