lunes, abril 30, 2012

The Very best of (IV)

Entrada para finalizar el mes y qué mejor apelar al recuerdo de tiempos seguramente no mejores pero que así lo parecen en el recuerdo. Sin apenas sonrojo enlazo algunas de mis entradas predilectas (por su contenido, sus comentarios o por sus múltiples faltas de ortografía...) para recrear a los que las leyeron en su día y a quienes no las disfrutaron entonces porque por suerte para ellos tenían mejores cosas que hacer. Aquí van cinco ejemplos:

EL ÚLTIMO DUNDEE.

NO SALTAR EN CADA CHARCO.

RELATO DE VERANO.

COLLIGE VIRGO ROSAS.

VAMOS A UN BAR, NO PUEDO MÁS


El mes próximo más...

(En la etiqueta de debajo podréis acceder a las anteriores entradas de "grandes éxitos" d'este bloj.)

viernes, abril 27, 2012

Assemble!

Hoy (por fin) se estrena la película de "los Vengadores". Entiendo que para la mayoría de la población del primer, segundo y tercer mundo se trata de la enésima película de super-héroes y que el interés y expectativas que suscita sean prácticamente nulos. Lógico y normal.

Pero no es mi caso, encaro el visionado de la película en el cine -al que acudiré esta misma noche- con la mayor de las ilusiones. Llevo más de veinte años comprando mes a mes los cómics del grupo de personajes Marvel por antonomasia. Aunque mi primer contacto con "Los Vengadores" de Marvel fue unos años antes. Un día mi madre y su vecina A. me trajeron de vete-a-saber-dónde un par de tebeos que habían encontrado. Uno era un ejemplar de "Indiana Jones" (por aquel entonces para mí todo lo relacionado con I.J. era la pera limonera y decía a los cuatro vientos que de mayor quería ser arqueólogo) y en añadidura por el mismo precio me endosaron esto:


LOS VENGADORES VOL I nº 20 - Ed- Cómics Forum/Planeta de Agostini -

Un ejemplar con fecha de publicación de Septiembre de 1984, aunque yo lo recibí un par de años después, gastando yo mis buenos ocho o nueve años. Me gustó hasta tal punto que todo lo que ocurre en ese cómic se grabó a fuego en mi memoria, mientras que el de "Indiana Jones" no recuerdo ni qué número fue. La historia de su interior no puede ser más atrayente para mí con una suerte de costumbrismo bizarro que empatizó de inmediato con mi fibra sensible. Sobretodo me impresionó la primera historia (titulada "Matón" y dibujada por el genial George Perez), que no estaba protagonizada por el grupo de héroes disfrazados sino por su mayordomo: Jarvis.

El cual aprovechaba su día libre para visitar a su anciana madre en el Bronx. Allí se encontraba con un problemón, la madre de Jarvis había sido agredida en plena calle con un fatídico resultado: la ruptura de una docena de huevos. Huevos que había adquirido para preparar la comida predilecta de su hijo. El culpable era un cachas del barrio aterrorizaba a la gente de la tercera edad robándoles y extorsionándoles sin piedad. Entonces Jarvis, el mayordomo, decidía predicar con el ejemplo de "los héroes más poderosos de la tierra" y salía a la busca del matón. El inevitable enfrentamiento se producía favorablemente para el mayordomo hasta que el matón sacaba una navaja y entonces los comerciantes y vecinos del Bronx (por alguna razón todos son caucásicos) se unían para ayudar a Jarvis y hacer huir al matón a escobazos. El cómic continuaba con lo esperable: los trajes de colorines y los superpoderes. Los superhéroes Iron Man y Thor recogían escombros y comentaban las repercusiones de la última batalla (donde habían perdido a una de los suyos: Ms. Marvel quién tras quedarse embarazada de Marcus Inmortus, daba a luz al mismo hombre – inmeditamente adulto- que la había preñado) antes de encarar la siguiente con el ataque de Ultrón (el hijo robótico del Hombre Hormiga) con que terminaba la aventura.

Después de esto no hubo marcha atrás, y con bastante más de 700 cómics ;de los Vengadores en mi colección (calculando a ojo de buen cubero), este sigue siendo uno de mis números favoritos. Junto con muchos otros [La guerra Kree-Skrull; el viaje pa'trás en el tiempo de los Vengadores Costa Oeste; el consejo de los Kangs y en general la etapa de Stern-Buscema;; la etapa noventera a lo “Melrose Place” de Bob Harras-Epting; la venganza de los Ultimates; y la actual etapa de Brian Bendis – quien me ha hecho volver a disfrutar de los cómics como si tuviera 12 años-…] hacen que mi tonta ilusión por ver una película sea inmensa. Puede que luego sea una decepción (tengo el pálpito de que para mi no va a ser así), pero los nervios y emoción que yo tengo ahora, dudo que los tenga o vaya a tener ningún fan a punto de ver la nueva de Abbas Kiarostami (u otro ejemplo gafapasta al azar). ¡Ellos se lo pierden!

jueves, abril 26, 2012

¿Quién lo iba a decir?

Hoy el Atlético de Madrid se ha vuelto a meter en la final de la Europa League como hace dos años. Final que además ganó ante el Fuhlam. Una gesta del Atleti que ganaba un título después de catorce años (y un título europeo después de 48) que para mí quedará como una hazaña insuperable. Ganaron únicamente cinco partidos (los dos contra el Panathinaikos en la ronda previa de Champions, otro en Estambul al Galatasaray , otro al Liverpool en el Calderón y la final in extremis porque hubo prórroga) de los diecisiete partidos que jugó en competiciones europeas esa temporada (entre Champions y Europa League) superando casi cada eliminatoria contando con el valor doble de los goles en campo contario. Se podría ver como una mediania, pero yo lo veo como una auténtica machada. Ganar arrollando no tiene tanto mérito, moló mucho más ganar de esa manera.


Valencia 0 - At. Madrid 1

Este año han ganado las eliminatorias de un modo mucho más convencional y ahora nos espera la final en Bucarest contra el Athletic de Bilbao. Preveo un partido muy dificil y espero que al final volvamos a ganar. En cualquier caso -suceda lo que suceda- que nos quiten lo bailao. Como podeis imaginar, ahora estoy más contento que unas castañuelas.

martes, abril 17, 2012

Españoladas de cine: Abril 2012.

Un tercio de la apuesta conseguida. Vistas 8 películas y quedan 16 para terminar el año. La cosecha de este mes ha mejorado con respecto a los meses pasados. Las películas afortunadas han sido:

GRUPO 7
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 09/04/2012
Cinematógrafo: Acteón.
Sesión: Lunes tarde (16:15h.)
Número total de espectadores en la sesión: 17
Puntuación: 5 (sobre 10) y porque me reí cuatro veces en dos horas.
Docta opinión: Ante todo decir que la peli no es buena pero tiene cosas que merece la pena salvar. Las escenas de acción dan el pego y lo más importante tiene 3 o 4 momentos graciosos que quedarán grabados en la retina del espectador, lo cual es de agradecer porque no pasa a menudo (sin importar la nacionalidad del film). Por otra parte no deja de ser una peli del montón. La historia es un absoluto sinsentido: da la sensación que han querido hacer una peli de policías y drogatas en los años 90 en Sevilla como podían haber querido hacer una de romanos: porque sí, porque molará. Esto me parece genial y doy mi alabanza a la premisa pero en lugar de potenciar los elementos que pueden funcionar: la acción policial, la guerra contra el narcotráfico, la marginalidad e incluso el trasfondo político… el guión se diluye en una trama lentísima que divaga en pos de unos personajes a cual más absurdo y monocorde: La pésima interpretación de Mario Casas (como un pulpo en un garaje) con un personaje que evoluciona de ser el poli bueno a poli corrupto sin que se llegue a entender por qué lo hace. Antonio de la Torre que se pasa la peli con gesto impertérrito (debe ser que si un intérprete se contiene y está muy quieto es muy buen actor y da la sensación de sufrir mucho) y con su subargumento con una yonqui rubia escandinava con dientes blanco tintanlux que realmente no sé a cuento de que viene pero que no me podía interesar menos. El resto de policías son puro relleno para justificar que se trata de cine regional. Poner el tópico de andaluz extrovertido que cada vez que dice algo hace una pausa esperando a que se rían de su ocurrencia. Decir que esto último es enervante hasta el hartazgo es un colosal eufemismo. En este sentido, a mí se me hacía muy difícil entender muchos de los diálogos y tenía que seguir la trama contextualizando las imágenes. Quizá no hubiera estado de más poner unos subtítulos aclaratorios (como por ejemplo hacen en la tv inglesa cuando hablan un inglés ininteligible para la mayoría – no sé, de un jamaicano o un australiano-). La película tiene tramos algo confusos pues a veces cuesta diferenciar quienes son los yonquis y quienes los policías. Por lo demás decir que la ambientación de una Sevilla sumida en la pobreza y marginalidad gitana está muy bien conseguida, es más diría que con un nivel excelente y que las cuatro escenas (desgraciadamente) puntuales y demasiado espaciadas en la trama hacen que no te arrepientas completamente de su visionado y consiga un aprobado raspadísimo.
Escena predilecta: Uff díficil decisión. La de la humillación de los polis será dificil de olvidar, pero voy a ser minimalista en mi elección y me voy a quedar con la escena en que una yonqui que le vende bisutería a Antonio de la Torre y para engatusarle le ofrece en añadidura un ejemplar de "Caballo de Troya 4" de J.J. Benítez.
La nominaría a los Goya 2013 por: Rezumando sacasmo diría que mejores efectos especiales. La escena del perro es un momentazo.
Probabilidad de revisionado: es posible pero con un uso intensivo del FastForward para avanzar a las partes buenas.
Merecía una subvención de dinero público: No. El crédito ICO en está ocasión estaría mejor invertido en pagar el sueldo de un bibliotecario o del conserje de un centro cultural.



MADRID 1987
Ficha en filmaffinity y Trailer:
Fecha de visionado: 17/04/2012
Cinematógrafo: Yelmo Ideal.
Sesión: Martes tarde (17:40h.)
Número total de espectadores en la sesión: 7
Puntuación: 6(sobre 10)
Docta opinión: Una película modesta y bien realizada. La historia de un periodista madurito que se quiere trincar a un a una jovencita estudiante de periodismo aprovechando su celebridad [¿Homenaje a Duran-i-Lleida?]. Un punto de partida real como la vida misma que se apoya en un buen guión para contar una historia de generaciones enfrentadas. Mi única pega es la elección de actor José Sacristán (que actúa bastante bien) pero por quién tengo una considerable manía. Como bien ha dicho mi acompañante Cho. cada vez que abre la boca casi dan ganas de que aparezcan los "grises" y le apaleen. No sé, es puro prejuicio pero no puedo con ese prurito de rojos progres de la transición que lo llevan por bandera que emplean artistas estancados en ese cliché, como puedan ser Sacristán y los (para mí) odiosos Pilar Bardém o Luis Eduardo Aute.Pero esto no es más que una fobia personal e intransferible y cualquier espectador puede disfrutar de la película sin inconvenientes.
Escena predilecta: He de reconocer que me ha gustado el tramo final con la ocurrencia del cine, aunque parecía un truco un poco cursi me ha resultado ser una buena argucia del guión.
La nominaría a los Goya 2013 por:Pues visto lo visto, para prácticamente todo; el guión, la película, el director y el actor principal.
Probabilidad de revisionado: En un tiempo, sin problema.
Merecía una subvención de dinero público: No hemos advertido en los títulos de crédito ninguna subvención directa del gobierno, lo cual es motivo de encomio.




El mes no ha tenido más estrenos que las dos elegidas y [•REC]³ Génesis que quedó fuera. Esperemos que el mes que viene haya más cantidad donde que elegir.

sábado, abril 14, 2012

El ying y el yang de ser un imbécil.

Ayer estaba en una fiesta de inauguración de nueva vivienda. Al poco de llegar vi como dos de las invitadas ( G. e I.)habían dejado sus efectos personales en una mesa. En este caso se trataba de sendos estuches hechos con cremalleras de colorines (un regalo que había realizado a ambas un amigo común tras su viaje a San Francisco). Lejos de utilizar los estuches portalápices para guardar su material escolar, estas muchachas -encantadas con sus respectivos regalos- con el fin de poder lucirlos los emplean para guardar el tabaco y diversos efectos personales de a diario. Al ver el mismo objeto repetido a escasos centímetros de distancia mi cerebro rememoró una anécdota que perpetraba hacía unos años en un insituto donde ejercía como docente.

En el colegio en cuestión, dentro de mi labor como adulto responsable se incluía hacer algunas guardias en los recreos. Antes de que sonase el timbre que avisaba del fin del mismo debía acudir a las clases y abrir las puertas. En aquel entonces tenía un alumno que por diferentes motivos estaba marginado y no tenía ninguna relación con otros alumnos. Lo de siempre, una pena. No sé por qué empecé a dejarle que me acompañase a realizar las rondas de abrir las puertas. Cosa que hacía encantado. Al llegar a la clase donde tenía mi tutoría de alumnos procedía a realizar pequeñas trastadas con el fin de divertirnos. Desatendiendo mi función como modelo de comportamiento responsable (pfff) cogía los estuches de mis alumnos e intercambiaba el contenido de uno por lo que hubiese en otro estuche al otro lado de la clase; entre otras acciones de igual calado. Esto que parece una soberana estupidez hacía que el alumno literalmente se tronchase de risa. Me parecía correcto hacer que ese muchacho pasase un buen rato y también sabía que en la clase donde lo hacía no iba a surgir ningún conflicto por esa tontada. Actuar como un idiota me daba un resultado positivo. Al recordar esta técnica "didáctica", decidí explicársela al anfitrión y proceder a cambiar de sitio los dos estuches iguales que tenía a mi alcance. ¿Con qué fin? Demostrar que pienso como un niño de doce años. Sin más. Por supuesto la fiesta transcurrió por sus cauces habituales y no se supo nada del intercambio. Pero quisieron los hados que horas más tarde replegase junto con I. en busca de los autobuses nocturnos de regreso al hogar. En la caminata ella procedió a abrir una de las cremalleras de su estuche para obtener una barrita cancerígena que fumar. Entonces descubrió el pastel. Ese no era el suyo. Inmediatamente me enorgullecí de la acción y declaré mi autoría. Pero la broma se tornó en tragedia cuando I. explicó que junto con el tabaco de liar y el mechero en el estuche guardaba una serie de medicamentos de índole personal y de uso diario. La posibilidad de retornar en busca de G. y deshacer el entuerto no se concretizó y hoy I. seguramente tendrá que cruzarse medio Madrid en busca de sus cosas. En este caso ser un imbécil y actuar como tal daba los resultados que cualquiera con dos dedos de frente podría vaticinar. No he escrito esta entrada porque me resulte divertida o por que crea que tenga el más mínimo interés, sino para poner de manifiesto que soy un soberano gilipollas y además pedirle disculpas a I. quien tiene el derecho reconocido de vengarse de mí como ella disponga.


El estuche multicremalleras de la discordia.

lunes, abril 02, 2012

De los signos que anuncian el próximo círculo del infierno

"Eurídice siguió a Orfeo por el oscuro pasadizo guiada por los sonidos de su lira, pero cuendo llegaron a donde ya había luz solar él se volvió para comprobar si ella le seguía, y entonces la perdió para siempre." Sacado de 'Los mitos Griegos' de Robert Graves.

"Sólo busco a una mujer a la que le gusten las películas de kung-fú y sepa apreciar las cosas buenas de la vida, como el azúcar." Clarence Worley en 'Amor a Quemarropa'.


Esta mañana he salido del metro y se me ha pegado como una lapa una señora de etnia gitana con la intención de venderme una ramita de romero. A priori mi desvergüenza natural me ha empujado a intentar quitarme de en medio y no hacerle ni puñetero caso. No funcionó. Mi insuficiente negativa inicial ha recibido como respuesta la invasión de mi espacio físico, lo cual hubiese resultado inconcebible a cualquier habitante de una cultura no meridional. En lugar de huir con la cabeza gacha, por alguna razón he tenido el impulso de contravenir sus intenciones haciendo gala del enfrentamiento directo. Me paré para mirarla de frente y siendo brusco he dicho la frase más demencial que me pasó por la cabeza:
- Déjelo, no creo en esas supercherías. -

Como no podía ser de otro modo, de inmediato he sido víctima de una maldición gitana [no gitana de las buenas, es decir de origen euroasiático, sino gitana nacional.] y como mi siguiente acto ha sido ponerme a estudiar con el anhelo de conseguir un puesto de trabajo en Andalucía. He aquí la paradoja: he entendido que la maldición ya estaba tramitándola yo mismo.


domingo, abril 01, 2012

Realizado con aprovechamiento.

El título de esta entrada lo he sacado del cuadro de mi Certificado de aptitud pedagógica (CAP) que tengo frente a mí. Voy a ponerme a escribir sin tener nada especial que contar a ver que me sale en un aproximadamente una hora. Si quiero seguir escribiendo esto no puedo limitarme a hacer listas, opinar sobre pelis o libros y no mojarme en mis miserias personales y del día a día.

Actualicemos mi situación de abril 2012: A día de hoy tengo 33 años. Sigo viviendo en el hogar familiar y de momento no tiene pinta de que esta situación vaya a cambiar. desearía poder hacerlo, mas aunque a efectos de las listas del INEM no soy un desempleado mi ocupación de cuatro horas semanales y mi rídiculo sueldo apenas me dan para pagar el abono transportes, las facturas de teléfono móvil y el pago mensual del dentista. El resto de gastos tengo que sufragarlos de mis ahorros y algunos chanchullos de "perro judío". Llevo varios meses buscando trabajos de todos los pelajes. En los últimos cuatro meses solo tuve una entrevista de trabajo para un curro de teleoperata a media jornada. Eramos ocho personas, todas con nuestras respectivas licenciaturas, para un trabajo de dos meses con casi un mes adicional de formación retribuida con símbolicos cinco euros por día. Lamentable, pero la cosa está así.

Mientras tanto ocupo mi tiempo a preparar por segunda vez (sacando fuerzas de la nada absoluta) las oposiciones a profesor de secundaria. Este año mi especialidad parece que no va a convocarse en Madrid y he tenido que irme a la convocatoria que se presentó, en Andalucía. Un lugar que me repele enormemente y es objeto de la mayoría de mis prejuicios. A mi modo de ver es el centro neurálgico de la "meridionalidad" patria. Entendiendo este término en sus acepciones más negativas. Aún así, si finalmente no me 'boicoteo' a mi mismo y con un par de sacos de fortuna me toca la lotería rascando un puesto interino o similar... me iría ciego de ilusión a cualquier provincia andaluza para trabajar y pasando una serie de años intentando desentreñar qué es lo que dice la gente. Igualmente seguiré buscándome las habichuelas donde sea... No voy a extenderme más en este tono plañidero. Los demás ámbitos de la existencia (lo social, lo psicológico, lo sentimiental...) no tienen una pinta mucho mejor que lo laboral. Pero ante todo creo necesario aclarar que considero bastante claro que tengo ni más ni menos que lo que merezco.

Como es inviable estudiar en casa últimamente paso las mañanas recorriendo distintas biblitecas (me ayuda a concentrarme cambiar de lugar), principalmente la de mi municipio (a tiro de piedra del hogar) y las de la ciudad Universitaria de Madrid; estas últimas me pillan bastante retiradas pero irme a donde Jesucristo perdió las alpargatas hace que me obligue a pasar ún número de considerable de horas. Al lado de casa no aguanto tanto tiempo, me marcho a comer y no me cunde igual. El hecho es que mis ocupaciones de estudiante 'yayo' me otorga la ocasión de hacer de voyeur/cotilla de las nuevas generaciones. En general me recreo escuchando opiniones lerdas -propias de la juventud veinteañera- sobre temas sobre los que demuestran no tener la más mínima idea y vislumbrar el desparrame de geíseres de lo que yo denomino chonismo con estudios. Eso me resulta divertido y ameniza la horripilante soledad del estudio. Pero lo que más me fascina son las bibliotecas de nueva construcción, como la que hay en mi antigua facultad. Espacios amplios con grandes ventanales y estupenda iluminación natural. Muchos puestos de estudio desocupados en épocas en que no hay exámenes. Varios puestos de ordenador con acceso a internet. Impresionantes filas de estanterias donde no hay un solo libro a la vista. Aunque lo que más me impresiona de todo es la inclusión en el espacio de la biblioteca de toda una gama de sofás y tumbonas destinadas a la lectura y donde todos los días encuentras gente durmiendo una siesta. ¡Absolutamente genial!

Bueno... no sigo con más. Una entrada sin objeto llega a su fin. Para concluir una reflexión: pregúntate por qué has leído esto hasta el final.

Lo + seguido