lunes, enero 30, 2012

Acerca del oficio de vender burras.


"No se me ocurre ninguna circunstancia en la que la publicidad no sea un mal." - Arnold Joseph Toynbee.

"El ajedrez es el más grande desperdicio de la inteligencia humana después de la publicidad."
- Raymond Chandler.


Cuando era mucho más jovenzuelo recuerdo que me encantaban los Maratones de Publicidad que emitía Canal+. Por si no los habéis visto se trata de unos programas que se emiten anualmente donde se combinan la emisión de los mejores anuncios del año (premiados en festivales internacionales de publicidad –suena bastante ridículo, la verdad-.) y salpicados por las opiniones de diferentes publicistas hispanohablantes. Literalmente me patronchaba de risa viendo las ocurrencias publicitarias de los diferentes productos y países que se me mostraban. En aquel entonces veía embelesado la sucesión de anuncios y pensaba qué guay sería trabajar como creativo publicitario.

Según pasaban los años, cuando he podido ver esos mismos maratones televisivos de anuncios y la ilusión que otrora profesaba se ha ido erosionando hasta prácticamente quedar en nada. Ahora veo a esos mismos publicistas dándose pisto y repetir año tras año los mismos clichés insubstanciales para dignificar su oficio: aperturas de mercado, revoluciones del mundillo, dinamizaciones, sectores emergentes, innovaciones, proactividad… y todo en aras de una entelequia denominada creatividad, pero yo sólo observo tiradas de rollo, locuaz desvergüenza, mensajes superfluos y vacíos de contenido. Sinceramente, me asquea su rollo. Con el paso del tiempo hay que aprender a desconfiar de todo aquel al que se le llene la boca hablando de creatividad. Si escuchas en cualquier contexto a alguien justificándose esgrimiendo sin rubor su propia creatividad (ya sea publicista, poeta, escritor, fotógrafo, músico...) ten por seguro que es un inútil y un sobrado tirarollos (por otra parte, benditos sean). Opino que generalmente si alguien es verdaderamente talentoso o creativo no tiene que justificar nada, lo demuestra en lo que sea que haga. Si tiene que decirlo, casi seguro que no lo es. En fin, que divago… los publicistas son de entre toda la tropa de colectivos supuestamente creativos, los más risibles pues tras toda una capa de barniz de persuasión y ombliguismo que intenta dar lustre a su labor se observa que realmente su función es de lo más baladí: vender bragas y detergentes. En origen algo completamente digno.

El diciembre pasado me llamó la atención cómo un día en la red social en que mis amigos, mis conocidos y yo pasamos el tiempo con la afición favorita de nuestra generación -hablando de nosotros mismos-; observé como un vergonzante número de personas se dedicó a compartir un novísimo comercial de una marca de embutidos. Lo compartían alegando que dicho spot era el mejor del año, la ostia en verso, un gol por toda la escuadra, etc…. Desde el primer visionado, he de confesar que me pareció desde todos los ángulos una mierda absoluta. Un falaz intento de explotar una nostalgia colectiva de mediopelo con el mismo valor creativo que pueda tener una obra de teatro con la palabra ‘Espinete’ en su título o por extensión cualquier monólogo cómico del club de la comedia.


Pero, ¿qué tiene que ver esto con el chopped?

Por el contrario, los anuncios que ahora sí me gustan son aquellos que van a lo que van, vender las cualidades de la burra, de un modo franco y cuánto más zafios sean pues mejor, y con la retórica justa:


Ejemplo del no va más publicitario.

En resumen, ya no quiero ser creativo publicitario de más mayor. Ahora quiero ser cowboy o heraldo de Galactus.

viernes, enero 27, 2012

Españoladas de cine: enero 2012.

Primera entrega con las impresiones críticas de
las 24 películas españolas de estreno (además pagando) que veré en 2012. Al grano:

LOS MUERTOS NO SE TOCAN, NENE
Ficha en filmaffinity. y Trailer
Fecha de visionado: 10/01/2012
Cinematógrafo: Cines Renoir Princesa.
Sesión: Martes tarde (18:30h.)
Número total de espectadores en la sesión: 5 y entre estos una señora al salir estaba roque.
Puntuación: 5 raspón.
Docta opinión: Me parece un inútil ejercicio de costumbrismo en blanco y negro. Supuestamente era una comedia pero sólo me reí en un momento puntual. Historia más vista que el tebeo y además la hora y media que dura se me hizo larga. No puedo decir nada verdaderamente malo sobre la peli, pero tampoco nada a favor.
Escena predilecta: La ilusión de la niña practicando el rechazo a Satanás para su primera comunión.
La nominaría a los Goya 2013 por: Actriz principal Silvia Marsó.
Probabilidad de revisionado: Bastante improbable.
Merecía una subvención de dinero público: No.



SILENCIO EN LA NIEVE
Ficha en filmaffinity y Trailer
Fecha de visionado: 26/01/2012
Cinematógrafo: Cinesa Méndez Álvaro.
Sesión: Jueves tarde (18:15h)
Número total de espectadores en la sesión: 15.
Puntuación: 5 y medio largo… ¡venga va! Un 6.
Docta opinión: Lo que más me gusta de la película es el trasfondo y la ambientación. Una historia detestivejca hispana en el frente ruso combinando la división azul, falangistas, masones y los nazis merecía una oportunidad. Empieza bastante bien, pero según avanza la trama pierde el hilo y no ayudan varias tramas secundarias que al final no van a ningún lado y son anticlimáticas (el tocinaje con la rusa no venía a cuento y ni siquiera se ve ná). A pesar de todo, me pareció suficientemente entretenida e interesante.
Escena predilecta: La genial escena en la que el detective Juan Diego Botto coteja las fotos de dos personajes con parche para darse cuenta que el asesino se ha equivocado de tuerto y sobretodo las escenas en que sale el personaje de Tiroliro (quien por supuesto lleva parche).
La nominaría a los Goya 2013 por: Guión (verdadero 'mecanismo de orfebrería') y actor de reparto Sergi Calleja (Tiroliro).
Probabilidad de revisionado: No lo descarto a medio y largo plazo.
Merecía una subvención de dinero público: Pues voy a decir que sí.



Esto es todo lo que dio de sí el mes de enero. Lamentablemente se quedaron sin ver XP3D y Fuga de cerebros 2: : La primera porque nos pareció una elección conceptualmente demasiado dura para ser la primera peli del año (no descarto verla si sigue en cartel en Febrero) y la segunda porque cuando quisimos ir a verla estaba fuera de cartel en Madrid capital, aún seguía en prácticamente todos los cines de centro comercial de los municipios de Madrid Sur pero nos pillaba muy a trasmano.

Dos vistas, quedan veintidós.

lunes, enero 23, 2012

El protocolo Fotomatón

¡Feliz año del dragón a todos!

La vuelta a la escritura del bloj sólo puede ser encarada desde una perspectiva; la de perpetrar tonterías y escribir por escribir. Dentro de esta definición se condensará el 99% de mi “obra”, pero hoy especialmente quiero dar el pistoletazo a la siguiente necedad.

Desde mi más atolondrada adolescencia vengo comprando prácticamente cada mes la revista de información cinematográfica Fotogramas y video (actualmente sustituido por “y DVD”), sé que no es una revista que tenga verdadero predicamento (fusila sin pudor otras publicaciones) ni base crítica real (nunca se habla mal de un estreno y mucho menos del producto nacional); pero para mí ha llegado a ser un hábito comprarla y leerla a lo largo de mes en las sucesivas visitas al trono de cagar –cerca del cual descansan los ejemplares de los meses anteriores-.

De unos años para acá, hay una sección que logra con hipnótica seducción me atrae y repele por igual. Esta sección se denomina Fotomatón y es el vehículo de expresión y propaganda para las jóvenes promesas actorales del cine español. Como ya dejé caer hace un par de entradas, considero que el cine español no es un vergel donde florece el talento año sí, año también; y cuando se intentan publicitar sus beldades se suele hacer un poco el primo. Esta sección en concreto, me fascina por el brutal choque que se produce entre sus intenciones y los resultados que como lector percibo. Es decir, el actor/actriz de nuevo cuño sin duda cree que su carrera va a dispararse como un cohete; el par de proyectos que ha tenido últimamente son los primeros de los muchos que vendrán; él/ella está dispuesto a comerse el mundo y a lo largo del cuestionario sus respuestas rezuman un suerte de optimismo y desbocada ilusión. Sin embargo, cuando yo leo la entrevista, pienso con maldad: - ¡Pobrecico/a que ilusión tiene!, y pensar que seguramente nadie volverá a escuchar su nombre nunca más.-
No nos engañemos, no todos los días surge un actor polifacético y carismático, no todos los meses sale un Juanjo Ballesta o un Jesús Bonilla.
Además de esto, me fascina la pavisosería del cuestionario que mes tras mes auna las preguntas con menor interés posible (siendo siempre las mismas) a las respuestas más tópicas e insustanciales que pueda dar un actor/actriz de veinte años: Respuestas intercambiables (A quien más admiro es a mis padres / De tó se aprende en la vida / Odio a Bush y Aznar con to’as mis fuerzas…) sazonado con esa corrección política de postureo pogre que se estila en el gremio actoral. Para concluir, mencionar que las imágenes que ilustran la entrevista son cuatro fotos del actor/actriz entrevistado en las cuales se dedica a hacer cucamonas y poner caretos que dan fe de su versatilidad. Bueno, no es cuestión de analizar algo tan carente de enjundia, por mucho que me fascine su seguimiento mensual y ya dejé el link por si alguien desea recrearse en dichas entrevistas.

Una de mis ideas para sucesivas entradas a lo largo de este año, es plagiar ese mismo cuestionario del Fotomatón de Fotogramas y retocarlo un poco. Lo que deseo hacer es realizar las mismas preguntas a personas que conozca que no tengan ningún tipo de inquietud artística, adaptando las preguntas destinadas a su inexistente carrera actoral trocándolas por unas propias de su verdadera carrera profesional; ya sea empleado de banca, desempleado, teleoperador, docente, ninja, latin-lover, agente de movilidad, periodista, paseador de perros, dependiente de ultramarinos o lo que sea menester. Y además, si me dan su permiso publicarlas en este inútil espacio de narcisismo personal.

Para que mis allegados más disfuncionales, vayan oliéndose la tostá, dejo un listado básico de las preguntas sin chicha ni limoná que les pretendo formular en breves fechas y de regalo (por primera y seguramente última vez en este bloj) adjunto una suerte de fotomatón con fotos mías realizadas cual quillazo/bakala/pipa de extrarradio en la intimidad de su cuarto de baño. Instántaneas de gran valor artístico (mi dominio del Paint no conoce fin) que demuestran mi versatilidad actoral y que fueron hechas el otro día al afeitarme la barba, dejándome solo bigote, para ver como me quedaba. También me hice fotos con el bigote recortado a lo Hitler, pero me las guardo para otra ocasión.


CUESTIONARIO ESTÁNDAR.

¿Cuándo pensó por primera vez en ser actor/actriz?
¿Cuándo vio que lo había conseguido?
¿A quién admiraba de pequeña/o?
¿A quién admira ahora?
¿Qué necesita?
¿Qué le sobra?
¿Qué es lo mejor (o peor) que ha aprendido de una pareja?
Aprendí mucho de...
No me enseñó nada:
Pensé en tirar la toalla cuando...
Un acierto:
Un fallo:
Un horror:
Querría conocer:
No querría conocer:


y ahora el posado:


¡Lástima de no haber tenido un parche!

jueves, enero 12, 2012

Rockefeller Plaza (30 Rock)

"Lemon, quiero enseñarte algo. Quiero ser tu Michelle Pfeiffer y tú el muchachito negro que descubre que la poesía sólo es otro modo de rapear." - Jack Donaghy. [1ªTemporadaxEpisodio15]

Hoy 12 de enero de 2012 se emite en E.E.U.U. el primer capítulo de la sexta temporada de la que actualmente es mi serie favorita de televisión:
30 Rock (Rockefeller Plaza)
. Se trata de una serie cómica de episodios de 20 minutos.
Sinopsis argumental sacada de Wikipedia:
Liz Lemon (Tina Fey) es la directora de guionistas de un programa de entretenimiento de la NBC, al borde de los 40, soltera y amante de la Guerra de las Galaxias y la comida. La estrella de su programa, The Girlie Show, es su amiga desde joven Jenna Maroney (Jane Krakowski), que con la llegada de un nuevo directivo a la cadena, Jack Donaghy (Alec Baldwin), se verá relegada a un segundo plano por el fichaje de una estrella cinematográfica, Tracy Jordan (Tracy Morgan), auspiciado por Jack. Las disputas entre las dos estrellas por el protagonismo del programa y los celos de Jenna, la pereza del resto de guionistas del programa, los amoríos de Jack y la falta de ellos de Liz, son algunos de los motivos principales de la serie.




He de decir que lo que me gusta de la serie no es su trama, pues poco o nada me importa la evolución de los caracteres y las situaciones, lo que realmente me enamora-el-alma es que todo está articulado para conseguir situaciones cómicas a costa de la sociedad norteamericana y de su cultura popular a través de la televisión. Es decir, lo que me gusta es que cada episodio tiene al menos dos o tres ocurrencias o guiños absolutamente ingeniosos y chanantes: los falsos reality-shows (MILF Island o Queen of Jordan), el programa en directo, los personajes secundarios fijos, los personajes secundarios que van y vienen (mi favorito es Dennis Duffy), las desquiciadas canciones, anuncios o invenciones (como Fraiser Negro) y los innumerables cameos de celebridades [Jerry Seinfeld, Al Gore, Conan O'Brien, David Schwimmer, Jennifer Aniston, Salma Hayek, Gladys Knight, Rip Torn, Elizabeth Banks, Will Forte, Oprah Winfrey, Will Arnett, Michael Sheen, Alan Alda, Steve Buscemi, John McEnroe, Whoopi Goldberg, Will Ferrell, Kelsey Grammer, Sheryl Crow, Elvis Costello, Steve Earle, Cindy Lauper, Edie Falco, Jon Hamm, Jason Sudeikis, Isabella Rosellini, Aaron Sorkin, James Franco, Larry King, Steve Martin, Michael McDonald, LL J Cool, Matt Damon etc…].

No me avergüenza decir que he visto la serie completa un número indecente de veces y que prácticamente me la sé de memoria, y aún así no me aburre lo más mínimo.



Me gustaría decir que albergo esperanzas para que antes o después se emita en alguno de los múltiples canales de series de ficción que hay en España o esperar a que se editen las temporadas en DVD, pero sé que no va a suceder. Ya se emitieron las tres primeras temporadas en Paramount Comedy y Neox con unos horarios poco menos que infernales y obviamente no la vio ni Perry. Por supuesto, he podido seguirla a través de las páginas web de descargas y sigo agradecido a los voluntariosos muchachos que se dedican a subtitularla (mi cutre dominio del inglés no da para verla a pelo). Bueno, pues solamente quería utilizar el bloj para decir y recomendar aquello que de verdad me gusta.



Para concluir, mi fetichismo me lleva a mostrar mis tres camisetas de la serie:


Camiseta de la fábrica de pelucas Sheindhart.


Camiseta del "Generalísimo" villano de la telenovela "Los amores clandestinos".


Camiseta del (desgraciadamente) falso reality MILF Island.

martes, enero 10, 2012

Promesas que no valen nada.

Con el nuevo año llegan los propósitos que uno se hace para cambiar en algún u otro sentido hacia lo que uno espera que sea una vida más plácida: dejar de fumar, apuntarse a un gimnasio, aprender inglés y todas esas fruslerías que todos nos planteamos en modo colectivo como lemmings. Yo también caigo en esos sinsentidos y ondeo la bandera del autoengaño año sí, año también, pero en lugar de buscar una mejora vital, suelo caer en el barrizal de las tonterías por que sí. Ya se habló años ha de eso en este bloj (tres entradas y ya me estoy repitiendo -¡bien hecho, chavea!-) pero ahora quiero centrarme en el propósito que va a ocuparme este año y el cual no ha sido idea mía, sino que sólo ejerzo de cofrade en el castigo.

Me explico: El pizpireto Cho. me planteó su propuesta a realizar durante el año dosmildoce, sin duda buscando un idiota que le acompañase e inmediatamente accedí a ser ese idiota. La actividad consiste en acudir durante todo el año dos veces cada mes al cine de estreno. Hasta aquí todo parece lícito, entretenido y normal, mas no lo es, pues la segunda parte de la actividad encierra el más maquiavélico de los escollos. Las dos películas de cada mes deben ser películas de nacionalidad española.

Obvia decir que tanto Cho. como el menda y como cualquier persona que tenga sangre corriendo por sus venas (y salvo puntuales excepciones) carecemos de interés alguno por las producciones nacionales que conforman las inmensas planicies de mediocridad cultural, artística y lo peor de todo lúdica; que pelean cada año por erigirse con algún premio Goya.

Ahora bien, ¿qué motivos tenemos para hacerlo?

No puedo hablar por Cho. pero yo sólo tengo una respuesta y esa es: flagelación.

Si algo he rajcao de mis lecturas en la wikipedia sobre las religiones mayoritarias, ya sea a través del concepto de culpa judeo-cristiana, las recompensas en las vidas más allá de la muerte, la abstinencia de los placeres mundanos de los eremitas, místicos y ascéticos o del concepto del equilibrio kármico en el budismo; es que hay un poso común de fe en que la aceptación sufrimiento personal puede servir para alcanzar una recompensa en forma de una suerte de vida mejor. Yo también quiero creer.

Ahora pensemos en Belén Rueda, la familia Bardém, Santiago Segura, el cine de fatua denuncia social a lo Fernando León de Aranoa, las historias que aún tenga por contar Ventura Pons, el salto al celuloide de las estrellas adolescentes de las series de antena 3, Nawja Nimri, cualquier cosa que tenga detrás a Miliquito, Isabel Coixet, las coproducciones con otros países, Benito Zambrano, los actores argentinos, Imanol Arias, thrillers de posguerra con suceso misterioso que rezume truculencia, Orsoncito, las adaptaciones fílmicas de personajes populares, la pavisosería de Lola Dueñas o Mercedes Sampietro

Ríome yo de las torturas y martirios de la Santa Inquisición.
De esta me tengo que ganar un bungalow en el cielo.


Pues bien a lo largo de este año me comprometo a ver en salas de cine un mínimo (y seguro que también un máximo) de veinticuatro películas españolas de estreno y hacer mensualmente pequeñas reseñas en este bloj intentando justificar cuál de todas me parece la menos mala. En la tarde de hoy diez de enero, empezamos con el visionado de la primera pelí...

Esperemos que "XP3D" sea buena.

miércoles, enero 04, 2012

Construye tu propia realidad con el poder del pensamiento positivo.

Es determinante a la hora de volver a intentar a escribir en el bloj que en mi día a día sucedan cosas que me den suficiente juego para poder comentarlas. En esta ocasión en lugar de extender cual chicle la narración pormenorizada de los hechos me decantaré por el amarillismo del titular impactante (técnica que he aprendido de Tele5 y de las noticias de Yahoo).

Llevamos cuatro días de 2012 y he realizado los siguientes eventos dignos de mención:


a) He cumplido con mi sueño de tirar de la palanca de alarma en un vagón de Renfe.

b) He secuestrado un bebé en su carrito en la mismas narices de su madre(*).

c) He demostrado poseer escrúpulos y seguramente el peor instinto comercial del mundo, al negarme a realizar una venta de cómics de casi 400 euros (que buena falta me hacen) al escuchar al comprador pretendía pedir un préstamo personal a su banco para poder pagar y hacerle ver que era una estupidez.


No empezamos mal.

domingo, enero 01, 2012

Celebrity death match -Christmas edition-

Mi anécdota predilecta de esta navidad la ha protagonizado mi señora madre. Objetivamente puede que no tenga nada de interés pero a mí me hace taco de gracia.

Para comenzar los antecedentes: Desde siempre mi progenitora ha hecho “promesa” (atención a este concepto como de posguerra, actualmente en desuso, mediante el cual alguien se compromete a acometer una empresa con diverso grado de dificultad a cambio de algún tipo de bien recibido) de acudir cada uno de los viernes de su vida a una iglesia conocida en el Madrid popular como “Jesús el pobre”. Dicha visita matinal confluye con la ocasión de reunirse con otras matriarcas de la familia y alguna “consigliere” del círculo interno de amistades para desayunar algo tan pedestre como café con churros.

Pues bien, el viernes antes de nochebuena mi madre madrugó desde la lejana Coslada para cumplir su promesa vitalicia. Salió del metro y sintió junto a ella la presencia de un misterioso caballero de una edad aproximada a la suya, vestido de traje con el que cruzó una mirada. Ante dicho estímulo su cerebro reaccionó: conocía a ese hombre mas no sabía ubicarlo en los recovecos de su memoria. Destilaba una suerte de familiaridad que la hizo sentir incomoda al no saber reconocerlo. Siguió su camino andando por la calle y se percató que el hombre al que no era capaz de reconocer y un acompañante la seguían a pocos metros de distancia. Al darse la vuelta, sus miradas volvieron a coincidir y de nuevo recorrió por su espinazo la sensación de mutuo parentesco, pero seguía sin poder identificarlo. Poco después al torcer alguna calle sus caminos se separaron y mi progenitora fue al encuentro de su hermana P. desempeñando su rutina semanal.

Cumplió con sus quehaceres. Un par de horas después despedida de sus comité romano semanal, volvía por el mismo camino dirección a la boca de metro. De pronto, esperando en un paso de cebra a que el semáforo se colocase en verde para los peatones, se topó con hombre misterioso acompañado por su amigo y por tercera vez sus miradas volvieron a encontrarse. El tiempo transcurrido no le había servido para solventar el enigma de quién era ese hombre y de qué podía conocerlo mi madre. No podía confiar en sus seis décadas de memoria y dejar al azar si podría recordar exactamente quién era él. Así que ni corta ni perezosa mi madre tomó la iniciativa, se dirigió hacia él, interrumpió la conversación que tenía con el otro y clavándole la mirada le dijo: -Disculpe, ¿me conoce usted de algo?- A lo que el misterioso hombre respondió quedamente: - Soy José Bono.
Estrechó la mano de mi madre, inconsciente de la trama ianflemminejca que ella se había montado y dejándola con un palmo de narices, continuó su charla como si tal cosa.


Es dificil elegir una imagen de Pep Bono, pero esta está ineludiblemente en el top 3.

Como conclusión del anodino relato recuerdo como explicaba mi madre la historia en los días sucesivos con todo lujo de detalles de cómo conoció a un famoso.

Lo + seguido