martes, enero 19, 2010

Noche de halcones.

"Algo que me llama la atención de esta películas son los descansillos" Juan Miguel Lamet comentando a lo putoamo en el coloquio de 'Los sobornados' de Fritz Lang

Mientras tomaba uno de mis descansos en la biblioteca esta mañana procedía a hojear el periódico. Como es habitual en mí comienzo por la última página el diario, mirando qué iban a echar esa noche en televisión. No sé porque sigo haciéndolo así, pues salvo que emitan alguna película que me apetezca ver (revisionar sería más acertado)o un socorrido partido de fútbol, tengo un interés de 'cero patatero' por la programación en horario 'primetime'. No sé por qué razonamiento (más allá del aburrimiento y necesidad de distracción propias del estudio) hoy me he puesto a pensar en cómo hubo otros tiempos en los que yo tenía un verdadero interés por las emisiones de televisión. Necesitaba saber de qué iban las nuevas series, concursos o programas de 'varietés' en contraposición con lo que me pasa ahora que no sólo carezco de curiosidad sino que sólo sabiendo la cadena ya prejuzgo que va a ser una 'ñorda' pinchá en un palo.

Seguramente son muchas las cosas que han cambiado en mi interés hacia la televisión, desde aquel bendito jovenzuelo en fase de cinefagia aguda cuando perderme una peli de Carl Theodor Dreyer o cualquier otro, era un trauma personal. Una época en que pillaba el Tp semanal o la revista de canal + y subrayaba lo que no debía perderme. Lamentable, lo sé, pero cierto. O quizá ahora hago lo mismo sólo que pasando las horas muertas delante de internet con la última tontada y es incluso más lamentable.

Pero desde hace poco me alegra decir que he recuperado la ilusión por seguir semanalmente un programa de tele. Se trata de la vuelta (cinco años tras su cancalación en televisión española) de José Luis Garci a perpetrar un trasunto del gran 'Qué grande es el cine' sólo que ahora se llama 'Cine en Blanco y negro' y lo emiten en telemadrid los sábados después del fútbol (y redifusión en 'LaOtra' los martes noche). El programa es igualico: una película por lo general estupenda, seguida de mi parte predilecta, un debate de 'yayos' amigotes de Garci, por lo general amos absolutos que a la mínima se van por los cerros contando chanantadas. Mientras escribo esto veo de soslayo 'Solo los ángeles tienen alas' de Jogüar Jocks Con tan poco yo tengo un cachito de felicidad.


'Noche de halcones' el celebérrimo cuadro de Hooper.

Lo + seguido