lunes, julio 30, 2007

Retorno a brideshead

- No se asuste no estoy borracha, soy coja. – escuchado en El Buscavidas de Robert Rossen


Por rocambolescas circunstancias de la vida me veo en situación de tener dos meses de vacaciones como un colegial. Todo Julio y Agosto para mi solito disponiendo de mi tiempo al 100%. Me parece innecesario decir es un chollazo, pero toda buena noticia tiene su lado oscuro y este es que la falta total de rutina y monotonía vital/laboral desemboca en que me estoy aburriendo como una ostra.


Media la tercera semana de estas mis vacaciones estivales y ya no sé que hacer. Todas esas cosas por las que uno en épocas más fatigosas, suspira por la falta de tiempo libre para desempeñarlas (por ejemplo: mirar al infinito, leer las novelas que están pendientes por casa, pasar la tarde entera en el sofá haciendo maratones de películas, desayunar cada día tranquilamente y haciendo desayuno completo con zumo, cereales, tostada y de todo, quedar con aquellos a los que menos veo, bajar recién levantado por la mañana de la buhardilla un montón de tebeos que me lleguen por la altura de la cintura y no levantarme de la cama hasta haberlos devorado completamente).


Pero como todos deberíais saber ya, la naturaleza humana (o al menos la mía propia) es veleidosa y parece regirse por el principio fundamental de dar por saco, no quedando conforme con nada de lo que se nos ofrece. Pues bien sería poco menos que mentir decir que he dedicado todo el tiempo libre del que dispongo para colmar mis distintas aficiones en toda su extensión. No solo eso sino que he empleado en estas cosas incluso menos tiempo del que lo hago cuando el mundo laboral es mi principal enemigo. Es más si lo pienso no sé en qué coño empleo mi tiempo pues excepto el par de horas mañaneras que dedico a empollar el temario de la oposición, mi ración de ver TV diaria desde Los Simpsons (los sábados en el hogar de JMR como ya es tradición) hasta el programa de Patricia Conde en el canal de Milikito que me hace gracia y otra desconcertante ocupación de una hora vespertina (seguramente será motivo del próximo posteo), me deja con casi veinte horas diarias de no hacer nada más que saciar necesidades fisiológicas básicas.


Así, me veo en la triste situación de estar malgastando miserablemente mis vacaciones. La solución sería bien simple coger el hatillo e irme de viaje a Kuala Lumpur, Kabul, La Haya o cualquier emplazamiento que me crucifele lo suficiente… lamentablemente mi economía no está para hacer estas inversiones y por mucho que me duela me voy a dar con un canto en los dientes acercándome a la playa gaditana gorroneando en el emplazamiento familiar y alguna otra ejcapadita findesemanera. En fin, una completa lástima.

Si has leído hasta aquí, te estarás preguntando por qué escribo esta mierda autocomplaciente. La respuesta como dirían els amics catalans; nada más fácil. Tengo que demostrarme que sigo siendo capaz de escribir un tocho salido de la nada como este, y mucho más ahora que como he intentado argumentar más arriba la ausencia de vida social me hace más complejo tener absolutamente nada interesante que contar. Pues es mi intención reactivar mi capacidad de pelearme con el teclado y escribir lo que salga. Espero que no sea únicamente en este marco blojeril y me salgan cosas mucho mejores. Por hoy, con esto me basta.

Salutes.

jueves, julio 05, 2007

The good, the bad and the uncanny.

En una película que creo recordar que es 'Marea Roja' o quizá sea 'A la caza del Octubre Rojo', bueno eso es igual... hay una escena en el interior del submarino en la que dos marinos discuten sobre cual es el verdadero Silver Surfer (Estela Plateada en clásica tradución cañí). Uno alega que es el SS de Kirby y el otro defiende la postura que se trata de la versión dibujada por Moebius y dicha discusión les lleva a resolverlo con las manos. En ese instante aparece Denzel Washington en plan 'sheriff putoamo' y los separa. Cuando se calman se acerca a uno de los dos y le dice que tiene que calmarse y no pelear por estupideces, y más cuando es tan obvio que es el de Kirby el verdadero Silver Surfer. No sé donde o cuando leí que Peter David recordaba esta escena y se quejaba que no era posible que no quedase claro que el verdadero es el de John Buscema.



Hasta aquí no hay más otra demostración de mi capacidad de recordar información completamente superficial e inútil(eso esta claro) pero viene a cuento porque hace unos días me llegó por correo(vía amazon), uno de esos tochos en edición fetén que edita Marvel comics ultimamente bajo el genérico de título de Omnibus. En este caso se trataba de uno dedicado al Silver Surfer de John Buscema. Siempre he tenido un problema con los tebeos de los años sesenta y anteriores, sobretodo con toda la época de Stan Lee, cuyas historias me resultan completamente viejunas y ajenas a mí. Es decir sin mayor interés que el del apartado gráfico (Kirby, Ditko, Buscema...) lo cual siempre me parece insuficiente para interesarme de veras. Hace un rato mientras avanzaba las páginas del tomo en cuestión y observaba la calidad de las páginas, me hacen comprender que tenía ante mis zarpas una auténtica gozada de arte pop.


¿Por qué puede haber algo más molón que un sufista espacial que se enfrenta a Mefisto?

Lo + seguido