martes, diciembre 25, 2007

I really, really want (a rili rili guon)

Escribo esta entrada sólo para atestiguar mi presencia el pasado domingo en el Telefónica Arena para un espectáculo mayúsculo. Acostumbrado a conciertos de grupos ratoneros sin ornamento alguno, es una bocanada de aire fresco ver coreografías, bailarines, confetí, proyecciones, escenarios móviles, pasarela, etc.
Por desgracia estas ocasiones escasean, pues mis múltiples prejuicios me impiden ir a ver cosas como Springsteen, Madonna o cualquier otra patochada nacional capaz de llenar estadios. Tras las Spice creo que me toca esperar pacientemente para poder ver a Kylie.


SPORTY, SCARY, GINGER, POSH y BABY SPICE



Encueradas.





Geri Hallywell por los aires









En resumen, ¡¡¡BRUTAL!!!

domingo, diciembre 23, 2007

A Festivus for the rest of us!

Como cada 23 de Diciembre Iñ. no deja pasar la ocasión de enviarme un sms felicitándome la probablemente fecha más importante del año, FESTIVUS. No pierdo ocasión de usar una vez más el bloj para propagar esta tradición y desearos que paseís momentos entrañables con vuestras familias y amistades en torno al palo de aluminio.



¡¡¡Feliz FESTIVUS!!! ¡Qué comiencen las pruebas de fuerza!


P.S. ¡qué mejor forma de celebrarlo que con un concierto de las Spice Girls!

martes, diciembre 18, 2007

Píldora de cínismo # 4087

- No entiendo como después de ver esta peli puede haber alguien fascista. -

Escuchado tras la proyección de las trece rosas a una joven estudiante de COU (curso de orientación universitaria que hoy las nuevas generaciones llaman equivocadamente 2º de Bachillerato) rezumando inocencia y confianza en un mundo bueno y justo. Mientras en las sombras el pérfido monsieur Gamo luchaba para no partirse la caja de risa.

Sopeso que si este año no interrumpo mi tradicional envio de 'Christmas' sólo pondré una única frase con el objeto de reconfortar todas las almas de mis allegados y esa será:

- No entiendo como puede haber fascismo, si todo el mundo conoce lo que es la navidad. -


p.s. Diré en alabanza de la juventud logse actual (que compartia proyección del filme arriba mentado conmigo) que muchos bien será verdad que saben un poco por encima quién fue Franco, y gracias, aunque también es verdad que todos y cada uno de ellos han reconocido el cameo de una irreconocible Leticia Sabater en el mismo instante que aparecia. Que cada uno piense lo que quiera pero eso a mí me da esperanzas en el futuro.

martes, diciembre 11, 2007

The greeks are going mad!

Seguramente hay algún sketch cómico más chanante... pero sinceramente ahora no se me ocurre uno mejor.




International Philosophy Football Match: Germany v.s. Greece


(Madre de Dios, ¡qué vago estoy con el blog!)

miércoles, noviembre 21, 2007

Collige, virgo, rosas.

Esta tarde salía de casa con la intención de ir a empollar un rato el temario de mi oposición, con las manos en los bolsillos de mi trenca de cierres con forma de bellota y tarareando lo que sonaba en mi maltrecho mp3. Feliz como una perdiz. Al bajar la cuesta de mi calle en un espacio perfectamente asfaltado, no sé qué cojones he hecho pero me he dado lo que viene a ser un señor ostión contra el suelo. El vuelo en el aire. El seco impacto de mi torpe cuerpo contra el asfalto. La salida por los aires de las gafas desde mi rostro, la bolsa con mi temario, el móvil desde el bolsillo e incomprensiblemente todas y cada una de las monedas desde el bolsillo interior de mis jeans. Uno de esos momento de intensa humillación, en el que me he encontrado espatarrado en el piso y en el transcurso de los pocos segundos que han pasado desde el hecho de la caída hasta el acto de toma de conciencia por mi parte para ver mi estado y levantarme. Segundos que han demostrado una vez más la teoría de la relatividad, y cómo mi presente se ralentizaba hasta el extremo. Un veloz vistazo periférico me hacia percatarme de que aunque a mi alrededor no había nadie. En la parada de bus, justo enfrente, un abuelo se recreaba en la jugada y un conductor paraba con su vehículo junto a la acera, bajaba la ventanilla del copiloto y se interesaba por mi estado. En ese instante de solaz humillación respondía como sólo pueden hacerlo los grandes, empeorándolo: Haciendo lo que probablemente pueda ser el gesto más cutre posible: Uniendo pulgar e índice formando un círculo y el resto de dígitos estirados satisfaciendo el signo de okey. Y ahí me quedaba en el suelo como una piltrafa con el dorso de la mano derecha y la palma de la izquierda raspados y magullados. Por suerte hoy no había llovido.

¿Por qué cuento esto y no otras cosas pendientes? Tengo una presunción que me hace barruntar que esto se trata de una 'hermética' metáfora sobre algo, ahora sólo me queda aclarar de qué, con precisión.

lunes, noviembre 19, 2007

Tu dialéctica surfista

Para apaciguar mis más bajos instintos de abandono blojeril, lo sé, soy lo peor, hoy me autoimpongo la obligación de publicar un mensaje. Como aún me encuentro bajo los emocionantes efectos de subidón adrenalítico que me causó el conciertazo al que asistí el pasado sábado noche en la mítica Sala el Sol voy a tirar por ahí. En homenaje a lo bien que me lo pasé bailando hit tras hit y chillando hasta la afonía las letras de laos mismos temazos, me reafirmo en mis preferencias hacia ese fenómeno socio-cultural tan dañino para la juventud que se hace llamar indie-pop. ¿Qué mejor forma de demostrar mi querencia con estas dos recientes novedades de grupos (de los que me declaro fan y que entre sí se parecen como un huevo a una castaña) del videoclip patrio? Dos clips de bellísima factura que a día de hoy me parecen lo más. Espero que os crucifelen.



SOUVENIR - 'ALLô, ALLô'



LA CASA AZUL - 'LA REVOLUCIÓN SEXUAL'

En breves fechas más y mejor.

martes, octubre 23, 2007

La información veraz y pertinente

Me considero una persona con un mínimo interés por enterarme de aquello que pasa en el mundo, mas reconozco que tengo un colosal problema para prestar algo de atención a los espacios de noticias que nos proporcionan esta, nuestra querida sociedad de la información. Los mass media y el mundo del periodismo en general me cargan bastante: la radio no consigue captar mi atención, los espacios informativos televisivos me hastían y los periódicos (tanto digitales, gratuitos como los ‘de verdad’) así como cualquier tipo de revista, me aburren soberanamente.

En este desolador panorama del que sólo me repercutiría una total desinformación, encuentro, allá donde cualquier otro menos se lo esperaría, mi oasis de búsqueda e indagación para preocuparme de cómo afectan los giros y retruécanos del mundo a mis semejantes. Este inagotable filón de auto actualización es la prensa deportiva. Un lugar que lejos de abastecerme de los resultados y tejemanejes de las distintas competiciones deportivas, me facilita el no pecar de ignorancia acerca de los ámbitos más peregrinos. Cojamos el diario Marca y pongamos el día de hoy como ejemplo, viendo aquello que un lector avezado puede encontrar si busca entre líneas, más allá de si Raúl debe fundarse de nuevo la elástica de la roja o cualquier otra parida similar de puro relleno.

Podemos darnos de bruces con información veraz de conflictos bélicos allende nuestras fronteras, historias de integración social de nuestros jubilados, leyendas de autosuperación humana ante la adversidad y difamación, relatos de las dificultades de la adaptación de los inmigrantes a la sociedad española, frívolas crónicas del mundo del corazón, cotilleos del mundo del espectáculo, noticia de crónica de sociedad bodas, comuniones y bautizos o incluso avances de los nuevos experimentos sociológicos de la próxima temporada televisiva. Todo esto y más, que se me habrá escapado de un soso martes de ramplona información.

sábado, octubre 13, 2007

Esta infinita y patética belleza

[…]
Los buenos escritores –no hace falta
repetirlo- son aquellos
que saben siempre, exactamente,
cuándo no deben escribir.
Pero ése
evidentemente
no es mi caso.
Roger Wolfe, en ‘Días pérdidos en los transportes públicos’

Hoy tras pasar el día festivo de la hispanidad en una de las tradicionales y maratonianas comidas gourmet en la queli del amic M.B. (mil gracias por mantenerme en lista a pesar de los pesares), mi intención era pasar todo el día delante de la pantalla del ordenador con la parte burocrática de mi trabajo, que por supuesto he ido dejando pasar hasta prácticamente el último momento, mas el sol que entraba por la ventana me empujaba a hacer algo por salir un rato a la calle. Así me recordé a mí mismo que eran los últimos días de 'La feria del libro antiguo y de ocasión de Madrid' (versión otoño) y este año no había pasado a dar una vuelta por el paseo de Recoletos a darme un voltio y buscar alguna ganga literaria. Dicho y hecho, aproveché las horas de siesta para acercarme y como casi siempre he vuelto a casa con las manos llenas un par de novelas de E.L. Doctorow: 'Ragtime' y 'Billy Bathgate' a cuatro eurillos unidad. Y además un par de libros de poesía. Algo que me extraña pues es un género del que suelo pasar completamente, pues normalmente me aburre todo lo que no entre en lo que yo llamaría el 'canon Ángel González', ya que creo que lo que busco en poesía no es más que pequeñas gotas de ingenio que fuercen mi media sonrisa autocomplaciente y poquito más. Pero como para toda regla hay excepciones, hoy entre las pilas de libros ajados y llenos de polvo se han cruzado en mi trayectoria visual un libro de poemas de Vladimir Nabokov titulado 'Poemas desde el exilio'(versión rusa/española en preciosa edición de la colección La Cruz del sur, Pre-Textos) que hace tiempo regalé y me quedo el reconcome de haberlo adquirido también para mí y en segundo lugar tropecé con una antología recién editada de la obra poética de Roger Wolfe bajo el título genérico de 'Días sin Pan', en el cual aparecen muchos de los poemas del libro 'Días perdidos en los transportes públicos' (¿puede haber un título más cojonudo?) que en el momento me encantó y que después no he podido encontrarlo por ningún lado. Volviendo en la renfe ojeando mis libros me reconcilio - ¿quién sabe por cuánto tiempo? - con la poesía. Hoy me siento bien.

JUSTIFICACIÓN DEL CRÍTICO

Si aceptáramos la posibilidad
de que alguien exclamara:
‘Dios mió, qué hecho polvo estoy’
sin mayores aspavientos
ni necesidad de exegenesis alguna,
sería preciso rescribir
la inmoral historia
de ese fraude que se ha dado llamar
Literatura.
Y además,
nos quedaríamos en paro.


Roger Wolfe en 'Días sin Pan (Antología)'

martes, octubre 09, 2007

Tu nariz en mis cosas

Continúo con otra anécdota con escaso interés sobre los establecimientos comerciales situados en la ciudad de Coslada. Pero antes de ir al meollo una pequeña introducción diré que siempre he imaginado que si alguna vez trabajase de cartero para correos, la ética y la moral me las iba a pasar por el forro, y se me iba a hacer el culo pepsicola por leer las postales ajenas en busca de cualquier intimidad, seguramente me aburriría a la semana mas lo único importante es hacerlo. Igual proceder cotilla emplearía si trabajase en una tienda de fotografía con las instantáneas de mis clientes con sus vacaciones, bodas, bautizos, familia, amistades, etc. Seguramente guardándome las copias más jugosas para mi colección personal, talmente como Harvey ‘pelazo’ Keitel en Esmouk.


Una de mis muchas malas costumbres es que aun sabiendo que estoy sumergido en la era digital y que en una pequeña llave/lápiz USB (odio la expresión pen-drive) o en un deuvedé caben ampliamente cienes y cienes de fotos, yo sigo en el pleistoceno y almaceno mis fotos en gordos álbumes justito después de haberlas hecho pasar a papel fotográfico. Junto al intercambiador de metro/renfe de Coslada Central, hay una tienda de fotografía regentada por una pareja de chinos donde llevo mis fotos a ‘revelar’. En este negocio al que acudo puntualmente cada seis o siete meses, es decir no creo que entre en el perfil de cliente habitual, hay una cosa me me escama. No importa el tiempo que pase, cada vez que planto allí el propietario del local no pierde un segundo saludándome por mi nombre [aunque bien es cierto que en los resguardos me lo escribe con uve como haría cualquier otro inmigrante, alumno logse u disléxico medio] como hoy mismo ha sucedido cuando he ido a hacerme unas fotos de carnet. Esa familiaridad entre tendero-cliente no la comprendo porque jamás hemos intercambiado mayor información que: - ¿para cuándo están mis copias? para mañana por las tarde. – El caso es que hasta cuando mi hermano fue a recoger las fotos de su boda, el chino le dijo que si era el hermano de Pavlo. Bueno seguiré investigando ay que tengo que volver porque todavía tengo un montón de fotos sin pasar del veraneo y sobretodo de mi pasado reciente como experto en régimen fiscal del mejillón en batea. Seguro que el chino esta deseando cotillearlas. Tengo miedo.

P.S. Añado como fin este llíutub chorra porque me encanta la voz del pavo que dice tacatá en el segundo treinta y cinco.

P.S.2. Hoy ha salido el sorteo de la liguilla de la UEFA para el Atleti: Abeerden escocés, Copenhague danés, Panathinaikos griego y Lokomotiv ruso... ni eligiéndolos a dedo me podría molar más la amalgama de nacionalidades. Ahora sólo me queda saber qué dos vamos a ver en la Ribera del Manzanares.

P.S.3. Hoy he tenido una buena noticia de alguien de mi pasado y me ha hecho especial ilusión.

martes, octubre 02, 2007

El fin de una era (bueno, de otra más)

Aún recuerdo el día en mi hogar familiar a mediados de los ochenta cuando entramos en el futuro adquiriendo un reproductor de vídeo sistema betamax. Por alguna razón todavia recuerdo que el mismo día que se adquirió, alquilamos la película ‘El señor de las bestias’ para verla todos en familia (igual que conservo mi primer recuerdo de una visita a un cinematógrafo de verano en sesión doble ‘Furia de Titanes’ con Lawrence Olivier en el papel de Zeus y ‘La Guerra de las galaxias’ pero eso no viene a cuento y es solo para demostrar que soy un mitómano de mierda). Estos recuerdos vienen a mi frágil memoria porque hoy después de llevar viviendo más de quince años en Coslada, ha cerrado mi videoclub habitual del que he sido cliente desde casi el principio.

Aquel negocio de alquiler de películas que desde siempre tuvo la oferta: ‘lleva tres pelis y paga dos’ (a un precio razonable) y los miércoles día del espectador con precio aún más reducido. En los tiempos que corren un local de los que ya no quedan. Hoy he pasado por delante y he comprobado como las estanterías estaban medio vacías y todos los deuvedes estaban en venta al precio de tres por diez eurillos. He entrado para despedirme de un lugar que ha sido importante en mi educación sentimental y para prepararme antes de que en unos meses el local pase a ser ocupado por un starbucks (como dice la canción de Astrud) o incluso algo peor.

He hablado con el dueño y le he preguntado cómo es que cerraban y me ha explicado que tenía 38 años y dos hijos ya no podía seguir con el negocio pues se le pasaba el arroz para buscar una profesión de ‘verdad’ antes de que el negocio termine de caducar debido al devenir de los tiempos. Es una pena que los negocios honrados como mercerías, mantequerías o ultramarinos atendidos por occidentales, así como los videoclubs y otros negocios de antaño (pff) no sean ya más que ecos del pasado, pero es lo que hay y tendremos que aguantarnos. Lo comprendo pero aún así me da un poco de pena(*).


Salutes.

viernes, septiembre 28, 2007

¡Apúntate!

- Pablo, ¿Qué es el talento?
- Esto, euh………



Hoy una (digamos) persona me hacía esta pregunta con los ojos desbordantes de ilusión esperando que yo le/a sacase de su duda y abriese un horizonte maravilloso de nuevos mundos por descubrir. Por supuesto me ha pillado totalmente empanado y en blanco no he sabido que decir más que balbuceos inconexos como metáfora de total exactitud mi bagaje cultural. Aún no he hablado en este foro de mi última ocupación laboral, (lo que M.S.B. denominaría: el inicio de una carrera profesional), que a priori se aleja de la extravagante conjunción de trabajos ‘hermosos y malditos’ que brillan por sí mismos en mi currículum vitae. Aunque como ya he certificado en mis primeras semanas, yo me siento exactamente igual que cuando mis curros eran socialmente valorados como pura basura de supervivencia económica. Por motivos de intimidad personal he decidido que no voy a contar nada de lo que allí me ocurre o presencio como materia prima para rellenar las entradas de esta bitácora. Una pena para los contenidos de la misma, porque es un filón de caviar inagotable, anécdotas jugosas y creo que en cuando pase la tensión y agobio que estoy sufriendo en estas primeras semanas terminaré disfrutando como un enano. ¡alerta, divagación!

Sí, mejor retomo el hilo. Esta mañana mientras en este trabajo por circunstancias ajenas a mí pasaba las tres primeras horas de la mañana (de 8:30 a 11:40 exactamente) mano sobre mano sin absolutamente nada que hacer más que preparar unas cosillas en lo que apenas he tardado un pliqui, he dedicado un tiempo precioso de mi vida a leer me El País de cabo a rabo con su sección de economía, internacional, nacional, deportes, sociedad, esquelas, cultura, elpaísdelastentaciones(o como se llame ahora) y sobretodo el suplemento (tipo guía del ocio) On Madrid donde además de partirme el culo de risa con la entrevistas a Nawja Nimri [con declaraciones tan importantes y profundas como: ‘El invierno soleado, por el color que tiene el cielo’, ‘A mis perros no les gusta Madrid. Se ponen tristísimos cuando volvemos del campo.’ o (ojo, hablando de su signo del zodiaco) ‘Noto la falta de agua, no porque sea acuario, sino porque pase mi infancia en el mar cogiendo olas’. En fín… ¡qué pena, ese par de docenas de ostias no dadas a tiempo! ] he encontrado el típico reportaje de tendencias marca de la casa del fenecido señor Polanco donde se listaban cursos exóticos a los que uno se puede apuntar en la capital del imperio español.


Allí se recogían un montón de actividades por las que me vería obligado a retirar la palabra e incluso el saludo a cualquier conocido que mostrase interés por temas con títulos como la percusión africana, el sexo tántrico, coach de seducción, vencer el ridículo (con profesores profesionales del teatro&circo), tu vida en un alambre (para aprender a montar en monociclo), curso de técnicas de clown, chamanismo, capoeira y otras mierdas que no me pueden causar más asco.


Después había una lista B (homenaje a carmencita) de cosas que reconozco que podrían molar a propios o extraños dependiendo de tus intereses propios. Cosas tales como iniciación al chino mandarín, esgrima, cata de vinos, ir a un rancho western (montar como Jonh Wayne, echar el lazo enseñando por George, el ‘cowboy residente’ pfffff cómo me mola este término), saltar en paracaídas, convertirte de di-llei, tiro con arco, haut Cuisine etc… cosas más o menos normales, que a mí como hobbie hacen que una persona me resulte un poco más interesante. Pero llegamos al top 3 de cosas que se pueden hacer en Madrid, que me han subyugado completamente y razón por sí mismas de la entrada de hoy en este bloj. Atentos:


3 – AGILITY

Uno de mis mayores intereses desde que M.B. y su compi D.T. me descubrieron sus retransmisiones en cuatro.Para los profanos en dicha materia se trata de gymkanas de perros&amos, en las que el chucho tiene que pasar por un circuito de tubos, rampas, pivotes y demás paridas en el menor tiempo posible, mientras que el amo (supuesto adulto responsable) grita cual colegiala dando instrucciones y corriendo a la par que su amado can. Para finalizar dándose morreos con su chucho o chocando las patas con él como premio frente a una cámara de TV.
Además para más inri existe una variante que es lo más de lo más; el Paragility (¡¡por dios mirad el enlace!!). Donde lejos de ser competiciones de perros de rabo enrrojcao con tres patas luchando por superar sus limitaciones, se tarta de perros sanos y lozanos que van haciendo sus circuitos al igual que en el agility, solo que su handicap es que tienen que ir parándose ante cada prueba esperando a que sus dueños lleguen con la silla de ruedas a darles las instrucciones. Simplemente ¡BRUTAL!
Hasta ahora creía que esta modalidad de tiempo libre tenía su foco en la península localizado en Valencia y Cataluña. Cuya lejanía dificultaba mi sueño de ser espectador de primera fila de una competición de agility, pero ahora se que en Madrid también hay un núcleo de fans a los que acoplarme.

Dirección(para no perderlas): Centro de educación canina lealCan.
Ctra. De Morata de Tajuña a Cienpozuelos km 14,400
tfno. 646444555 www.lealcan.com





2- ESTRELLA DE BOLLYWOOD


De esto tengo menos datos pero la promesa del título capta mi atención al 100%. No me vería apuntado a un curso de teatro ni a tiros, y tampoco me veo cantando y/o bailando cual el pupilo de Nina de turno bajo ningún concepto. Pero la firmeza de mis convicciones cambia radicalmente si el objetivo final es montar un musical siguiendo la mejor tradición indostaní.

Dirección: Centro de Ocio el Horno
C/ Esgrima 11 (Tirso de Molina)
Tfno. 915275701 www.centro-elhorno





1- CURLING

¡Diox! Aprender y jugar en un equipo de curling. Un deporte que consiste en ir barriendo frenéticamente una pista de hielo, adelantándote en la trayectoria de un disco deslizante sin que aparentemente tenga ningún objetivo definido. Si a alguien no le interesa hacer esto antes de palmarla, sin duda es que ya debe estar muerto en vida.

Dirección: Escuela de Curling Sport Hielo.
Palacio de hielo. C/ Silvano 77 (Canillas o Mar de Cristal)
Tfno 917160159 www.sporthielo.com




Es una obviedad decirlo pero si cualquiera se digna a acompañarme me apuntare a estos tres cursos con los ojos cerrados.

lunes, septiembre 24, 2007

The very best of (I)

Hoy tras haber pasado un par de días infernales por una inconveniente gastroenteritis y no teniendo razón alguna para actualizar el bloj, recurro a una egótica idea que me hacía run-run desde hace un tiempo. Una de las cosas que más decepcionantes resultan de un bloj es que después de que pase un tiempo (y nuevas tonterias escritas) las entradas antiguas no las lee nadie. Ya me debería extrañar que alguien leyese las 'novedades' que pongo, pero mi ego no tiene límites y hago un desesperado intento de acercar algunas cosas del pasado que he elegido un poco al azar y que espero que os gusten.

BOCADOS DE REALIDAD

VIENEN DE FUERA PA QUITARNOS EL PAN

EL PORQUÉ DE LAS COSAS

APOLÍNEOS Y DIONISÍACOS

CRÓNICA DE VENCEDORES Y VENCIDOS


En breve más y mejor.

miércoles, septiembre 19, 2007

It was the Colonel Mustard in the Billiard Room with the rope.

Hoy post de relleno, para congratularme de un regreso blojeril:

¿CÓMO TARDAR DOS AÑOS EN TERMINAR DE CONTAR UNA PUTA ANÉCDOTA?

Esta foto la pongo por lo inquietante que me resulta y por el puro placer de joder.

miércoles, septiembre 12, 2007

Lecturas recientes 2007 (I)

Retomo uno de los 'clásicos' de esta bitácora donde procedo a enumerar mis últimas lecturas añadiendo un comentario de medio-pelo sobre lo que me parecieron. Desde principios de este año perdí la costumbre de llevar un pequeño listado de lo que leía, así que me tengo que fiar de mi memoria de pez y seguro que me olvido alguna cosilla. Por motivos obvios no voy a aburrir a nadie con la lecturas que estoy haciendo mientras preparo temario de la oposición tanto de bibliografía como las del tipo: La celestina, El libro de buen Amor, Poema de Mío Cid etc...

  • 1. Vida de Henry Brulard Stendhal.
  • Buff, mal empiezo ya que no recuerdo gran cosa de este libro de ficticias memorias de la mocedad del escritor francés. Este olvido me lleva a considerarla una obra menor en comparación con 'El Rojo y el Negro' de la que si tengo memoria más vivida pesar de que la leí hace unos años.
  • 2. Vidas Escritas Julián Marías.
  • Compendio de anécdotas de escritores ilustres como Lleims Llois, Laurens Estern, Arzur Rimbod, Jenri Lleims y tantos otros. Es indudable que Marías escribe y retrata fetén, pero como lectura no deja de ser una medianía para pasar el rato.
  • 3. Días Tranquilos en Clichy Henry Miller.
  • Novela corta sobre las impresiones de Miller en su etapa francesa. Quizá más de lo mismo que en 'Trópico de Cáncer', igualmente quedé con buen sabor de boca.
  • 4. Coños Juan Manuel de Prada.
  • Un personaje mediático de nuestra literatura contemporánea que sin haber leído nada suyo causaba una fascinación freak en mi persona (al modo que lo hace Espido Freire pero con menor énfasis). Del libro en cuestión que decir que es una colección de cromos y me pareció una soberana mierda. Algún día daré tiento a una novela suya ver que tal.
  • 5. JPOD Douglash Coupland.
  • Muchas cosas me chirrian en este ejercicio de guayísmo y moderneo por parte del creador de la Generación X. Pero a pesar de eso toda la trama protagonizada por los geeks y sus miserias me resultó francamente divertida. Recomendada para devorar en trayectos durante transportes públicos.
  • 6. La educación sentimental Gustave Flaubert.
  • Siempre he sentido simpatía por este escritor y sus obras (Bovary, Bouvard&Pecuchet, TresCuentos...)pero no lo cogí en un buen momento inmerso en mí periodo de escritores anglófonos contemporáneos y por emplear 'le mot juste' (homenaje): Ni fú, ni fa.
  • 7. Happiness TM Will Ferguson.
  • No sé que pensar de esta novela que tiene una premisa e inicio superprometedores (el fin del mundo tal y como lo conocemos a partir de la publicación de un libro de autoayuda) y un final que me resultó igualmente genial. El problema es que el nudo es pura paja.
  • 8. En Picado Nick Hornby.
  • ya le dediqué un posteo y nada más he de añadir.
  • 9. El día de la Independencia Richard Ford.
  • La historia: Frank Bascombe, un divorciado, cuarentón, ex-periodista, ex-literato, actualmente agente inmobiliario, planea con su hijo adolescente un viaje por la América menos exótica durante los días previos a la fiesta del 4 de Julio. Teniendo en cuenta detalles como que se pasa casi el primer tercio de la novela explayándose sobre el negocio inmobiliario en Haddam, New Jersey y que no creo que le pueda gustar a todo el mundo ya que es una predilección muy personal, me aventuro a declarar sin exagerar que: ¡¡¡ES LA MEJOR NOVELA QUE HE LEÍDO EN AÑOS!!!.
  • 10. Por Amor al Pueblo James Meek.
  • Un inglés escribe una historia situada en las postrimerías de la guerra civil rusa. Buena ambientación, el ejercito checo, castrados voluntarios, historias de presos siberianos fugados por la tundra, personajes bien caracterizados... Todo parece perfecto para que se de el salto de gustarme a fascinarme, pero algo me falla. No me resulta verdaderamente ruso. Ojala pudiese expresarme mejor pero es lo que hay.
  • 11. Diarios John Cheever.
  • Me encanta John Cheever, sus cuentos son buenísimos y tiene las caracteristica del escritor SXX. ideal: padre de familia, residente en urbanización, alcohólico, con reconocidas tendencias homosexuales, atormentado etc... en resumen puro conflicto con un estilo que ya quisieran muchos.
  • 12. Mortal y Rosa Francisco Umbral.
  • Parece oportunismo debido a la reciente muerte del autor pero casualmente me dio por leer esta obra. Mi opinión es que aunque como personaje fue lo que se quiera, las obras son lo que queda. Y al menos con 'Mortal y Rosa' pienso que muy pocas obras españolas están tan bien escritas y con un estilo tan cuidado. Masterpiece de la novela lírica patria.
  • 13. Fiebre en las gradas Nick Hornby.
  • Apología de las pasiones menos inexplicables. Hornby es seguidor acérrimo del Arsenal londinense. Como lector de tebeos de superhéroes con casi 30 añazos y fanático del Atletico de Madrid es obvio que la temática me alanza de lleno y además, que coño, estoy completamente de acuerdo con él. Mi momento favorito es cuando tiene un conocido que por afición va a ver partidos intrascendentes de la liga de jugadores suplentes bajo condiciones atmosféricas infernales (ventisca de nieve) a los que no asisten más que los familiares y explica como sabe que no asiste a verlo por hábito sino por que realmente le interesa. Esta novela es un 'Must have'. Abstenerse los no futboleros.
  • 14. Hablemos de Langostas David Foster Wallace.
  • Los ensayos, artículos y experimentos de DFW son lo que a mí me gustaría leer en una revista literaria o en un suplemento dominical. Lamentablemente ElPaísSemanal y similares no tienen nada ni remotamente parecido y por eso (entre muchas otras cosas incluidas mi fobia irracional) me parecen un coñazo. Me compré este libro en cuanto lo vi atraído por la foto de la portada (un niño con disfraz de langosta) y porque entiendo que este cabrón tiene un talentazo: el reportaje que analiza y disecciona la entrega de premios de la industria del porno Norteamericana un año a fines de los noventa es en mí opinión una muestra fantástica de lo que digo.
  • 15. El Club de la Lucha Chuck Palahniuk.
  • Condicionado por los múltiples visionados de la película (obramaestra) he de reconocer que la novela me parece lo mejor que he leído a Palahniuk, quién no me termina de convencer.
  • 16. El Periodista Deportivo Richard Ford.
  • Lo dicho para 'El día de la Independencia' se aplica a la primera parte de la trilogía de las novelas protagonizadas por Frank Bascombe. En las normalmente exageradas contraportadas de Anagrama unas declaraciones vienen a decir que Richard Ford se esta convirtiendo en el mejor escritor norteamericano vivo. Yo, desde mi modesta ignorancia y totalmente exaltado, lo suscribo.
  • 17. Antología del Cuento Norteamericano Richard Ford.
  • Recomendado por Cho. me hice mediante préstamo bibliotecario con este compendio de cuentos entre los que se encuentran escritores de todas las condiciones y de desigual fama. En conjunto los cuentos son cojonudos. Por poner un pero diré que su elevado precio (unos 45 eurazos aprox.) impide que este ya en mi biblioteca personal, pero esta situación sea solo temporal.
  • 18. A.M.D.G. Ramón Pérez de Ayala.
  • Pérez de Ayala me parece un escritor muy solvente y de mis favoritos del 'canon escolar'. AMDG, la famosa crítica al sistema educativo de los jesuitas me ha dejado frío. Yo me sigo quedando con 'Tigre Juan' o 'Tinieblas en las cumbres' (ese argumento de unos juerguistas que se van acompañados de prostitutas al monte a ver un eclipse me parece digno de Gª Berlanga).




    Bueno, por hoy ya he saciado mi mala sangre.
    A plus!

    jueves, septiembre 06, 2007

    ¡Ay, mísero de mí, y ay infelice!

    SEGISMUNDO:
    ¡Ay, mísero de mí, y ay infelice!
    Apurar, cielos, pretendo,
    ya que me tratáis así
    qué delito cometí
    contra vosotros naciendo;
    aunque si nací, ya entiendo
    qué delito he cometido.
    Bastante causa ha tenido
    vuestra justicia y rigor;
    pues el delito mayor
    del hombre es haber nacido.


    'La Vida es Sueño' de Pedro Calderón de la Barca

    Gracias a un comentario anónimo en una entrada del pasado (muy de vez en cuando llega alguno) me notifica que en dos fines de semana se celebrará la Cuarta Feria nacional de clicks de playmóbil en Barcelona (con acontecimientos de esta magnitud no me extraña que Barna le de en los morros a Madriz como capital cultural). Hasta ahora, con tremenda vergüenza he de reconocer que aún no he asistido a un evento de tanta importancia y que tanta ilusión me haría visitar. Este año parece que tampoco va a poder ser, pues ese mismo findesemaneo ya tenía organizado con unos colegas un viaje a Asturies para disfrutar como enanos con la restauración local, la playa y también para conocer a este legendario pavo. ¡Maldita sea! Los hados están en mi contra.


    Más info en www.playclicks.com

    Para calmar mi ánimos y de los que tampoco podaís ir, os recomiendo pasar las horas muertas visionando el catálogo anual de los clicks. A no ser que carezcaís de alma, os deleitareís viendo las novedades tales como
    una silla de ruedas, una incubadora para bebes, una torre de control aeroportuaria, una cuádriga una catapulta o un indispensable circo romano entre muchas otras. Aunque tengo que reconocer que para mí la joya del catálogo de este año (y lo primero que me pido para reyesmagos este año) es el half pipe para clicks skaters. ¡Una auténtica moneria!

    miércoles, septiembre 05, 2007

    If you're feeling sinister

    La tontería de hoy va sobre cosas que me resultan siniestras. Antes quiero aclarar que lo que yo entiendo por ‘siniestro’ lejos queda de referirse a ese tipo de personas de conducta adolescente (bueno, quisiera remarcar incluso mas adolescente que los demás) que para acusar su especificación como individuos tienden a vestir sus blanquecinas carnes con prendas de cuero negro (especialmente sangrante en pleno verano), adornos y bisutería con motivos satánicos, maquillajes cargados y oscuros entre otras lindezas. Yo a las personas que se encuadran dentro de este colectivo social, no los considero verdaderamente siniestros, prefiero considerarlos como góticos o incluso denominarlos con cariño como cucaratxos. La razón es que para que algo sea siniestro me debe causar una cierta intranquilidad o un malestar significativo. Cosa que no me causan l@s cucaratxit@s, pues tengo la fundada teoría que bajo esa fachada de aparente inconformismo y desidia vital se ocultan personalidades de puro buenrollismo de tipo humano conocido como: con ‘Corazón de oro’. Por el contrario voy a enumerar un par de cosillas que sí me resultan siniestras: Las marionetas, los reventas de entradas en general (y permanentemente en mi retina la imagen de un viejo infausto que Cho. y yo nos cruzamos hace unos meses en los aledaños del Camp Nou, un día despues de habernos intoxicao en el primer restaurante Pakistaní de toda Catalunya.), los dibujos animados de países bajo el yugo del comunismo, las prostitutas a pie de calle del tipo ‘yonomerindo’o si les faltan dientes o si teniendo barriguilla marcan abdominales (esto explicado en bruto parece imposible pero yo lo he visto en la puerta del lupanar ‘elbuho’ que se otea desde la terraza de ‘els amics’), las caras de los adultos que sonríen a niños desconocidos, los bares y pafetos con decoración y mobiliriariode color blanco etc... Aunque he de confesar que todas estas cosas me parecen dignas de rainbow brite en comparación con lo que yo considero la cúspide de la siniestralidad: Los médicos-payasos.

    PAVOR TERROR MIEDO ESPANTO HORROR PÁNICO

    Los vellos como ejcarpias de solo ver las fotos. Al menos a mí nada me causa mayor inquietud y malestar. Y últimamente no se que pasa que la red de metro madrileña que esta empapelado con este tipo de publicidad. Si alguna vez contraigo una grave enfermedad terminal, por favor alejad el poder curativo de la risa de mí, no me hagáis sufrir más.


    P.S. Para resarcirme del posteo de hoy, un par de lliutubs: Videoclip de grupo de modernillos que me hace gracia y otro que acabo de ver en un zapping y tomo prestao impunemente: Audiciones de futuros maestros del kung-fú.

    lunes, septiembre 03, 2007

    Las Leyes de Mendel.

    Una de las pocas cosas que recuerdo de mi formación escolar en cuanto a los contenidos que recibí es cómo entendí en ese momento las explicaciones de las Leyes de Mendel. De las que aprendí para el futuro palabras chulas como heterocigoto, gameto o fenotipo, lo que verdaderamente a mí yo infantil le preocupaba era lo injusto que era que una vez entraba en tu vida (genética) un puñetero guisante verde, ya no había vuelta atrás. Quedando excluido para siempre de los molones guisantes amarillos (la élite del mundo guisantil). Así que intentaban enseñarme genética y yo sacaba conclusiones sobre la lucha de clases, en fin ¡qué puto desastre!


    Anteayer sonó en mi hogar familiar el teléfono a una intempestiva hora de la mañana. Preguntaban por mi progenitor que estaba dormido como un tronco. Se trataba de un lejano familiar, con la incomoda tarea de avisar del fallecimiento de una tía de mi progenitor, que por el comentario de mi padre - ¿Pero no vivía en Irún? – dudo muchísimo que supiese de quién estaban hablando. En el transcurso de esta conversación telefónica pude contrastar una vez más las diferencias entre mis progenitores. Mientras que mi progenitor escuchaba los detalles pensaba como escaquearse y pasar la mañana yendo a jugar al golf como era su plan original, mi progenitora ya estaría pensando el camino a seguir hasta el tanatorio. Otra diferencia es cuando el familiar al otro lado del teléfono pregunto a mi padre por sus hijos (que seguro ni nos conocía) mi padre dio la información mínima imprescindible con la frase: - El mayor ha hecho ya su vida y el pequeño (moi) aún esta con nosotros. – Mientras mi progenitor ni siquiera daba nuestros nombres de pila a un extraño, mi madre no sólo habría contado nuestras vidas con profusión hasta los más nimios detalles sino que se habría interesado por los allegados del mismo extraño. Y así todo. Obvia decir que bajo mi perspectiva me siento más ligado al modo de proceder de mi progenitor por muy rancio y reservado que llegue a ser. A pesar de que haga cosas igualmente detestables como hablar con otros hombres adultos empleando la muletilla: - Macho, no veas... - para casi para cualquier inicio de conversación. Como sucedía con los guisantes la desgracia y la injusticia se ha cebado con mi mapa genético(o la educación afectiva o lo que sea…) quedándome con lo peor de cada casa: Neurasténico, extrovertido y asocial.

    A plus!

    sábado, agosto 25, 2007

    El último Dundee.

    El título del post de hoy merece una explicación, ya que hace unos años una compañera de carrera -en un curso muy avanzado la misma- tuvo a bien cedernos a varios colegas sus apuntes, de alguna insípida clase de Literatura SXX impartida en la Universidad Complutense de Madrid , para fotocopiarlos. Allí descubrimos que la encantadora M.L. desconocía como se escribía el termino dandy y en vez de escribirlo como yo mismo hubiese aceptado: "dandi" o "dandie" retrotrajo de su educación sentimental el palabro "dundee", sin lugar a dudas extraído del clásico film Cocodrilo Dundee. Del mismo modo que seguramente yo sabía escribirlo bien debido al perfume masculino definitivo: Varon Dandy. De este modo cada vez que escucho esta palabra en cualquier contexto no puedo evitar visualizar la palabra "dundee" con la caligrafía de mi compañera en sus apuntes No puedo evitarlo soy un tonto sentimental.


    Una vez aclarado el título procedo a relatar la historia que hace una semana me contase su mismo protagonista, el querido e inimitable CSV. Que para mí es la personificación de lo que debe ser un dandy en el siglo XXI. Él se lo ha ganado. Desde los casi tres años que hace desde que le conozco no ha parado de sorprenderme con su personalísimo ’way of life’, revelándose como un filón caviar inagotable. La aventura que hoy nos ocupa se podría denominar como: La asombrosa historia de cómo a CSV le guindaron su teléfono móvil y lo que acaeció después.


    En una agradable mañana estaba nuestro protagonista sentado en una terracita desayunando mientras leía su diario de información general. Como él reside en Huertas, un barrio madrileño donde sólo viven gente de provincias recién aterrizados en la capital, guiris varias y otras gentes de mal vivir, tiene que sufrir en su hábito matinal las molestias de toda suerte de pedigüeños que se empeñan en molestarle a cada rato. En este día concreto en el que situamos nuestra historia tras recibir la visita de un yonqui pidiendo unas monedas o tabaco, CSV se percata de que el teléfono móvil que tenía sobe la mesa había desaparecido misteriosamente. Sin prisa pero sin pausa, visualiza al yonqui que se marcha calle abajo. Uno de los detalles que más me deleitaron de esta historia mientras CSV me la contaba es como antes de salir a la captura del presunto ladrón no se fue sin abonar su consumición con un billete y diciéndole a un perplejo camarero que después volvería a por el cambio. CSV demostrándose a sí mismo que ante todo uno debe de ser un señor.

    Inmediatamente después procedió la escena de persecución a lo John Frankenheimer. CSV aceleró sus pasos hasta conseguir alcanzar a su politoxicómano sospechoso de hurto. En este punto es donde CSV demuestra tener una lógica interna distinta, no solo de mí sino de una amplia mayoría. Una vez alcanzado el presunto ladrón, lo normal sería enfrentársele con alguna joya como:- ¡Eh, tú escoria! ¡devuélveme móvil! – y después dependiendo del carácter agresivo de cada uno añadiendo muletillas como – O te arranco la cabeza. – u otros improperios de similar estructura. Después si la sospecha resultaba errónea, con vergüenza torera se pedirían las disculpas oportunas. Pero este no era el aktionsart o modo de acción (gracejo lingüístico) de nuestro héroe que no podía sobrellevar la posibilidad de acusar a alguien injustamente. Así que continuó siguiendo a su presa a una distancia prudencial esperando acontecimientos. Su presa al percatarse del aliento de CSV en el cogote, decidió no aguantar más el acoso y dándose la vuelta precipitó la confrontación dándole conversación a su sagaz perseguidor.


    Atendiendo a la cháchara del sospechoso ya acorralado (mataría por saber de que coño hablarían), cuando CSV parecía no tener otra salida que acusarle del hurto, sacó su as en la manga para jugar la baza magistral:

    ¡¡¡¡Invitar al yonqui a desayunar!!!!

    Lejos de hacer un acto altruista con un elemento marginado de la sociedad, CSV emulando a los grandes como Filip Marlou, Sam Espeid, Mis Mapol, Sherloc Jolms, August Dupin, Hércules Puarot o Llesica Fletxer... urdía un plan retorcido para salirse con la suya. Tras haber entrado en un bar pedir un café con tostada, por ejemplo, CSV se excusaba para ir al baño y con más perfidia que un vecino. Al fondo del bar sacó unas monedas y desde el teléfono público se llamo a sí mismo esperando a que su ingenuo rival no hubiese tenido tiempo a desconectarlo. Entonces se volvió a acercar para disfrutar de su maquiavélico ardid. Por supuesto el teléfono sonó y CSV con la prueba del delito pudo reclamar la devolución de su propiedad.

    Lo que más me mola esta historia son los pequeños detalles, aunque como moraleja final me quedo con la de tonterías que pudo hacer mi colega con tal de evitar un momento violento de vergüenza rodeado de desconocidos. ¡Dios le bendiga!

    viernes, agosto 17, 2007

    Largo camino a Estocolmo

    En estos días vacacionales en los que paso el rato leyendo el Marca de cabo a rabo deleitándome con los cotilleos de los últimos fichajes se vayan a producir o no; como de las noticias de la sección internacional de fútbol que me recuerdan la grandeza de este deporte que tantas horas de mi vida me hace perder. Pero en estos días (hace poco más una semana) también he tenido tiempo para cumplir una de las tareas que tengo en mi lista personal de cosas que quiero hacer antes de morir. En este caso no se trataba de una tarea de importancia mayúscula como podría ser no sé, por ejemplo, saltar la banca del casino de Torrelodones o incluso de mayor rango ser el escaparatista de la policía que se dedica a coger los enseres que se extraen de las redadas (tales como paquetes con droga, pasaportes, pistolas, kalashnikovs, y un largo de cosas molonas), los coloca y ordena en una mesa con un mantel blanco debajo para que salgan bonitos en las noticias. Mataría por dedicarme a hacer esto! En este caso se trataba de un anhelo de vital de lista B, es decir un poco menos importante, pero aún así algo de lo que me siento orgulloso: Haber asistido en el estreno de un centro ikea.



    Después de mucho tiempo decirlo, recién cobrado el desempleo del mes, convencí a mi progenitor para que sirviese de chofer y poder paliar mi frustrante problema con el espacio, adquiriendo las estanterías que me faltaban para tener colocar los libros y demás. Una vez adquiridas mis dos nuevas estanterías (Billy 202x80 chapa haya), tras arrastrarnos entre las multitudes que se apiñaban en la inauguración de Ikea Madrid-Este, pase un buen rato dedicándome al montaje de un mueble idea. Una vez más constate mi incomprensión hacia aquellos que disfrutan del mundo del bricolaje como afición. A mí que hasta el sencillo ajuste de piezas made in sweden me resulta una molestia no quiero ni pensar si tuviese que hacer algo mínimamente más complejo. Uno de mis sueños para el futuro es tener un nivel económico suficiente para campear estos temporales contratando los operarios correspondientes para cada una de estas engorrosas tareas. En este caso y tras haber realizado el montaje de la primera estantería con pasmosa eficiencia, al realizar la segunda (exactamente igual) cometí el lapso de colocar una de las baldas al revés. Es decir con el lado de madera rugosa de cara al ‘público’ dejando el lomo barnizado en la parte no visible donde se estaca con clavos al contrachapado del fondo. Como es obvio no me cosqué de este fallo hasta que ya creía finiquitado el trabajo y estaba sinceramente hasta las narices de los muebles eslavos. Así que en un arrebato de clarividencia total para no desmotarlo y volverlo a montar, tomé la determinación de dejar la balda al revés por una parte como muestra de mi inmensa inutilidad y por otro como protesta personal ante la globalización (que tanto me molesta y preocupa pfffff) cuyo resultado es que todos tengamos los muebles iguales. ¡Toma autojustificación de mierda! Para terminar con un final feliz (al menos para mí), me gustaría explicar lo bien ordenado que lo tengo todo con hueco para libros y tebeos. Lo mismito que una fnac casera ordenados por gran formato, sección de bolsillo, comics... En resumen es mirar el total de mis estanterías y henchirme de orgullo.



    Billy 202 x 80 Chapa Haya

    jueves, agosto 09, 2007

    Puesta a punto

    El tema de hoy es aquello que mencionaba en mi último posteo que hacia para cubrir mis necesidades de una buena y sana ración de rutina diaria para paliar el aburrimiento del desempleado vacacional. Algo que me avergüenza reconocer pues no es nada más ni nada menos que una nueva traición a mi mismo. Haciendo que alguna vez brillo en mis ojos reflejando la más pura inocencia a estas alturas del partido no sea más que un cada vez más y más pequeño reducto en el interior de mi corrupta personalidad. Si amigos, desde hace un par de semanas me apunté a un gimnasio. Si me viese mi yo quinceañero, no podría más que sentir pena y asco por su yo futuro que le ha traicionado tan vilmente haciendo lo que él menos se hubiese esperado. Pero el devenir de las cosas es inmisericorde, cuando menos me lo espere (si todo va bien) me veré a mi mismo firmando una hipoteca a medio siglo. En fin, esta decisión se acelero al recibir una oferta de un gimnasio/spa de reciente apertura junto a mi hogar, la cual ofrecía una semana de prueba completamente gratis y un circuito spa con cinco euros. Mi ociosidad galopante y una ligera preocupación por mí (lo diré suavemente) penosa forma física que se me ocurre definir sin mucho eufemismo como: 'Presencia semiconstante de la muerte', me hicieron dar el paso a pesar de mis temores ante lo que esperaba encontrar.


    Imaginemos que yo viviese en el centro en vez de una localidad de extrarradio, y que en vez de tener un gimnasio en medio de un descampado enorme rodeado de urbanizaciones, me inscribiese en un gimnasio en una zona cool como por ejemplo me viene a la mente la calle Fuencarral (pffffffff) donde se me garantizase una heterogénea mezcolanza de oficinistas de horario partido sin nada mejor que hacer, yuppies noventeros en peligro de extinción, musculocas, mariliendres, aspirantes al gremio actoral, radicales de la vida sana que reniegan del orgásmico sabor da la Mahon 5 estrellas, profesionales liberales de todas las calañas, capoeiristas, budistas y otros sectarios new age, unidos a todos aquellos que toman las tendenciosas doctrinas de ElPaísSemanal como modo de vida. En resumidas cuentas toda esos topicazos de gente de la que no tengo el más mínimo interés en conocer y entran dentro de mis fobias más recurrentes. Sería injusto no reconocer que esta imagen mental tiene más de fantasía fruto de mi mente enferma con reminiscencias a la estética de referentes como ‘American Psycho’, ‘Armas de Mujer’ y solo dios sabe de que más.


    Así una vez he intentado transmitir la tétrica imagen que tenía de lo que me iba a encontrar, mejor comprenderéis mi reacción ante lo que realmente me encontré. Las coordenadas espaciotemporales no podían ser más determinantes, ya que al encontrarse dicho gimnasio en las afueras de un núcleo de extrarradio y mi acertada elección de horario al de media mañana, garantizaba un homogéneo grupúsculo de postadolescentes universitarios de vacaciones y prejubilados que afrontan sus desocupadas jornadas picoteando en las distintas facetas del ocio deportivo. Es decir a parte de mi mismo, apenas he visto a nadie de entre 25 y 50 años, lo que la sociedad etiqueta como masa útil y reconozco que ni elegidos a dedo hubiese dado con unos sectores sociales más acertados. Aquellos que yo denomino: gente de biencon la que si me apetece hablar de los fichajes del Atleti o de lo puta que parece la penúltima eliminada del Gran Hermano de turno. Dicho lo cual, todo esto me anima a seguir las indicaciones de mi jovenzuelo ‘entrenador’, entre otras cosas para correr en la cinta, hacer bici estática, o la cacharra esa donde haces círculos con los pinrreles mientras mueves dos palos con los brazos adelante y atrás, todo al ritmo del mejor bacalao de gym. Únicamente para lograr un fin a medio-largo plazo de poder subir unas escaleras sin echar los higadillos. De momento estoy yendo con pasmosa regularidad sorprendiéndome a mi mismo.


    La semana de prueba pasó y quede engatusado de tal manera que ya he pagado tres meses de gimnasio. Un factor determinante ha sido el tema del spa, pues aunque me podría extender en ello creo que es bastante posible que haya nacido para estar inmerso de orejas para abajo en un jacuzzi, andar entre chorros de agua y sauneos variados. Tengo que pulirme veinte ‘circuitos’ en tres meses así que no perderé ocasión de invitar a algunos allegados para que den su opinión y agradecidos tenerlos comiendo de mi mano.

    A plus!

    lunes, julio 30, 2007

    Retorno a brideshead

    - No se asuste no estoy borracha, soy coja. – escuchado en El Buscavidas de Robert Rossen


    Por rocambolescas circunstancias de la vida me veo en situación de tener dos meses de vacaciones como un colegial. Todo Julio y Agosto para mi solito disponiendo de mi tiempo al 100%. Me parece innecesario decir es un chollazo, pero toda buena noticia tiene su lado oscuro y este es que la falta total de rutina y monotonía vital/laboral desemboca en que me estoy aburriendo como una ostra.


    Media la tercera semana de estas mis vacaciones estivales y ya no sé que hacer. Todas esas cosas por las que uno en épocas más fatigosas, suspira por la falta de tiempo libre para desempeñarlas (por ejemplo: mirar al infinito, leer las novelas que están pendientes por casa, pasar la tarde entera en el sofá haciendo maratones de películas, desayunar cada día tranquilamente y haciendo desayuno completo con zumo, cereales, tostada y de todo, quedar con aquellos a los que menos veo, bajar recién levantado por la mañana de la buhardilla un montón de tebeos que me lleguen por la altura de la cintura y no levantarme de la cama hasta haberlos devorado completamente).


    Pero como todos deberíais saber ya, la naturaleza humana (o al menos la mía propia) es veleidosa y parece regirse por el principio fundamental de dar por saco, no quedando conforme con nada de lo que se nos ofrece. Pues bien sería poco menos que mentir decir que he dedicado todo el tiempo libre del que dispongo para colmar mis distintas aficiones en toda su extensión. No solo eso sino que he empleado en estas cosas incluso menos tiempo del que lo hago cuando el mundo laboral es mi principal enemigo. Es más si lo pienso no sé en qué coño empleo mi tiempo pues excepto el par de horas mañaneras que dedico a empollar el temario de la oposición, mi ración de ver TV diaria desde Los Simpsons (los sábados en el hogar de JMR como ya es tradición) hasta el programa de Patricia Conde en el canal de Milikito que me hace gracia y otra desconcertante ocupación de una hora vespertina (seguramente será motivo del próximo posteo), me deja con casi veinte horas diarias de no hacer nada más que saciar necesidades fisiológicas básicas.


    Así, me veo en la triste situación de estar malgastando miserablemente mis vacaciones. La solución sería bien simple coger el hatillo e irme de viaje a Kuala Lumpur, Kabul, La Haya o cualquier emplazamiento que me crucifele lo suficiente… lamentablemente mi economía no está para hacer estas inversiones y por mucho que me duela me voy a dar con un canto en los dientes acercándome a la playa gaditana gorroneando en el emplazamiento familiar y alguna otra ejcapadita findesemanera. En fin, una completa lástima.

    Si has leído hasta aquí, te estarás preguntando por qué escribo esta mierda autocomplaciente. La respuesta como dirían els amics catalans; nada más fácil. Tengo que demostrarme que sigo siendo capaz de escribir un tocho salido de la nada como este, y mucho más ahora que como he intentado argumentar más arriba la ausencia de vida social me hace más complejo tener absolutamente nada interesante que contar. Pues es mi intención reactivar mi capacidad de pelearme con el teclado y escribir lo que salga. Espero que no sea únicamente en este marco blojeril y me salgan cosas mucho mejores. Por hoy, con esto me basta.

    Salutes.

    jueves, julio 05, 2007

    The good, the bad and the uncanny.

    En una película que creo recordar que es 'Marea Roja' o quizá sea 'A la caza del Octubre Rojo', bueno eso es igual... hay una escena en el interior del submarino en la que dos marinos discuten sobre cual es el verdadero Silver Surfer (Estela Plateada en clásica tradución cañí). Uno alega que es el SS de Kirby y el otro defiende la postura que se trata de la versión dibujada por Moebius y dicha discusión les lleva a resolverlo con las manos. En ese instante aparece Denzel Washington en plan 'sheriff putoamo' y los separa. Cuando se calman se acerca a uno de los dos y le dice que tiene que calmarse y no pelear por estupideces, y más cuando es tan obvio que es el de Kirby el verdadero Silver Surfer. No sé donde o cuando leí que Peter David recordaba esta escena y se quejaba que no era posible que no quedase claro que el verdadero es el de John Buscema.



    Hasta aquí no hay más otra demostración de mi capacidad de recordar información completamente superficial e inútil(eso esta claro) pero viene a cuento porque hace unos días me llegó por correo(vía amazon), uno de esos tochos en edición fetén que edita Marvel comics ultimamente bajo el genérico de título de Omnibus. En este caso se trataba de uno dedicado al Silver Surfer de John Buscema. Siempre he tenido un problema con los tebeos de los años sesenta y anteriores, sobretodo con toda la época de Stan Lee, cuyas historias me resultan completamente viejunas y ajenas a mí. Es decir sin mayor interés que el del apartado gráfico (Kirby, Ditko, Buscema...) lo cual siempre me parece insuficiente para interesarme de veras. Hace un rato mientras avanzaba las páginas del tomo en cuestión y observaba la calidad de las páginas, me hacen comprender que tenía ante mis zarpas una auténtica gozada de arte pop.


    ¿Por qué puede haber algo más molón que un sufista espacial que se enfrenta a Mefisto?

    martes, junio 26, 2007

    Risoterapia

    Esta misma mañana salía de un establecimiento público con las manos ocupadas y mirando al suelo como un gañan cuando de repente mi cabeza ha chocado de improviso con un cristal transparente, dándome lo que viene a denominarse un señor ostión. Mientras recogía del suelo las cosas que se me habían caído Para más inri resulta que estaba rodeado de un grupo de ociosos adolescentes vestidos como raperos malotes sin la más mínima consideración para preguntarme si estaba bien, han procedido a despollarse en mi cara (Dios los bendiga). Mientras, yo argumentaba inútilmente que no había visto el cristal, porque estaba muy limpio que de reojo veía perfectamente señalizado con pegatinas rojas redondas y adicionalmente con unos churretones de mierda que se veían a kilómetros.


    Todo esto lo cuento, no por necesidad de autohumillarme en público, más bien por un concepto que me atormenta desde hace algun tiempo. No recuerdo muy bien hace cuanto tiempo, ví en la tele un reportaje tipo Madrid Directo en la que se enumeraban las excelencias de la risoterapia en una especie de curso/seminario/whatever pergeñada por el típico psicólogo de marcado acento porteño (sight) y realizada en un centro cultural de mala muerte. Mientras un grupo de gente que solamente puedo calificar como sin-carisma se dedicaba a darse barrigazos contra globos que se dispersaban por el suelo, el visionario psicólogo se explayaba con su perorata sobre que el mundo va pésimamente porque lo que entendemos por humor no son variantes de reírnos y humillar a otro, nuestro prójimo, en vez de lo saludable que resultaría la teoría de "la risa porque sí" sin hacer daño a los demás. No debería ni decirlo, pero este argumento además de insostenible en el mundo real, me asquea hasta la nausea. Quizá por que soy un clasista de los que justifica la necesidad de una sociedad de innegable crueldad donde no nos falte el indescriptible placer de descojonarse a costa de los demás. Llamalo superviviencia, ya que a mi todas y cada una de las cosas que me hacen gracia se basan en una relación causa-efecto en la que una persona/colectivo/ideología son el blanco en algún grado de burla cruel. Si no es así sostengo que simplemente no tienen gracia. ¡Amen!


    Para concluir añado un llutiub que me hace gracia y que indudablemente es a costa de algo. Se trata de un clásico moderno que me descubrió Cho. y del que acertadamente dijo era el mejor videoclip rodado en territorio español.
    CEUTA - VICEVERSA - ELLA

    miércoles, marzo 21, 2007

    Curso básico de interpretación de sueños X

    Los más antiguos recordareis lustros ha, cuando era más joven, más iluso, más sociable y estaba un poco menos podrido por dentro, me dedicaba a mandaros correos electrónicos contando las paridas que se me pasaban por la cabeza. De entre estas tonterías recurrentes figuraban en un lugar preferente se encontraban los relatos de los sueños que tenía, lograba recordar por la mañana y me parecían lo suficientemente guays como para airear mis miserias a los cuatro vientos con el pecho henchido de orgullo. Hoy afectado por la nostalgia me reitero en estos hábitos y los trasplanto para mi abandonada bitácora. Al grano con mi sueño más reciente:


    El marco espacio-temporal // exterior-día //, asemejándose a la falta de sustancia y mediocridad reglamentaria de mis cotidianidades diarias. Me levantaba, duchaba, desayunaba, salía a la calle y compraba en el kiosko para estar bien informado con Le Monde diplomatic o el Mundo Atleti, iba a ganarme las lentejas, tomaba un café con mis compis laborales etcétera. Hasta aquí todo muy mundano y normal, una alegoría a lo Lleims Llois del tránsito humano de nacer-crecer-reproducirse-y-morir llevada a sus últimas consecuencias. Pero claro, como todos sabemos el mundo onírico es traicionero y uno es una cosa o persona y al instante es otra o esta en un lugar determinado para pasar un segundo después y todas esas mierdas de complejas explicaciones. Pero este no era exactamente el caso y la alteración de lo establecido no iba por estos derroteros sino que... mejor lo explico.


    Comienza la jornada como es normal, desperezándome desde el catre con legañas como puños, entro tambaleándome en la ducha, me visto y bajo las escaleras del hogar familiar con la intención de desayunar mis clásicos choco-cripis. Cuando me cruzo con mi progenitora y me percato en que algo no va como la seda. En lugar de mi madre en la cocina se encuentra la actriz Vanessa Redgrave. Con expectación le pregunto en perfecto castellano viejo a dicha señora: - ¿Qué hace en mi casa? – Ella desconcertada me contesta que es mi madre y que no hay más tutía. Yo me tiro de los pelos y le cuento que ella no es mi madre sino una actriz famosa que todos recordamos de películas como…ejem… bueno, de distintas películas. La situación cuanto menos inhabitual no se resolvía y mis argumentos eran lamentables. En ese instante Vanessa Redgrave comenzó a darme pruebas de demoledor peso que me hacían ver que realmente era mi progenitora. En un momento mi ‘nueva’ madre me mostraba una foto familiar donde ella estaba con mi progenitor y la imagen me sorprendía aún más pues el hombre junto a ella no era mi padre de toda la puta vida sino el también actor Maximiliam Schell.


    En este punto hago un inciso para hacer un ejercicio de autocrítica hacia mi capacidad de recordar datos inútiles de las más peregrinas procedencias, entre ellos se encuentran el reconocimiento de rostros y nombres de centenas de actores absurdos como estos que poco o nada importan a nadie, en fin el que se pierda en el relato que cambie los nombres que no le suenen por otros que (seguro que) sí como: Thomas Calabro, Courtney Thorney-Smith, Mariano Alameda, Dustin Diamond , Tori Spelling etc... Antes de proseguir que el sueño con la pareja Redgrave-Schell no venia de la nada pues la noche de antes me trague de pe a pa la película ‘Deep Impact’ donde ambos hacían de padres separaos de Tea Leoni. Prosigue la historia…


    Salía del hogar familiar destino mis labores y todas y cada una de las personas con las que me cruzaba conocidas por mi o completos extraños resultaban ser actores, cantantes, presentadores modelos y famosotes, hasta que me acostumbre y llego el momento ‘como de película de Fellini’ en el que según llegaba al trabajo y alguien me saludaba yo procedía a preguntar: - ¿Y quién se supone que eres tú? – Esa persona me lo aclaraba y yo volvía a tratarla como siempre. Espeluznante ¿no creen amics? De toda esta experiencia onírica me quedo con la ilusión de que fui a un kiosko de prensa y que me atendiese Harry Dean Staton.


    Para concluir con un análisis de tres al cuarto realizado con un solo día de reflexión, hago notar como buscando referentes a una historia que sospechaba (y sigo haciéndolo) que ya se le había ocurrido a alguien antes. Por desgracia hasta ahora solo veo mezcla chusca del puñetero realismo mágico y el argumento de la primera película de Fernando León de Aranoa... ¿Se puede tener peores referentes?

    martes, febrero 06, 2007

    A long way down

    No me parecía a mí que la cosa se tratase de burlarse de nadie. Nos podíamos haber burlado todos de todos; cualquiera puede burlarse de alguien que es infeliz (si eres lo bastante cruel).

    Nick Hornby en En picado


    Recién leída la última novela publicada por estos lares de Nick Hornby, he recordado aquella ocasión en que Is. Durante una reunión en la que se comentaron distintos pareceres sobre la película ‘El otro lado de la cama’ ella manifestó en voz alta que le había conmovido y le había parecido muy profunda ¿? Vino a decir según recuerdo que reflejaba muy bien las relaciones afectivas y como todo el mundo ( el casi sobra) miente, engaña y traiciona a la mínima ocasión o algo similar. Una apreciación cuanto menos original que fuera a caer en pleno nido de víboras (entre los que me encontraba) que se chotearon de ella. Pues bien este aire de incomprensión general es el que siento yo al leer las críticas o la contraportada de En picado (A long way down) que es calificada como una novela divertida o cómica y que a mí que con total seguridad me ha pillado en un momento de bajona existencial (es decir excesivamente blando) me ha resultado en muchos momentos completamente desoladora. En cualquier caso recomendable.




    Ahora a esperar un tiempo indeterminado (horas, días, meses, años, lustros…) para volver a poner algo aquí, Salutes.

    lunes, febrero 05, 2007

    Me desdigo (provisional)

    Contra todo pronóstico me desdigo y vuelvo (aunque me temo que solo será una vuelta circunstancial y fugaz), quizá sea debido a que estaba delante del ordenador dando forma a la soporífera labor de dar forma a mi memoria de las prácticas del C A P. Es por eso también que aprovecho que el Pisuerga pasa por Valladolid para regodearme en mi debilidad de carácter y me permito un lapsus para escribir un par de entradas. No porque deba matar el gusanillo del bloj, lo cierto es que recicle mis inquietudes y continué escribiendo en otro soporte. Y al igual que el mundo del bloj un subgénero a reivindicar, en este caso el fastuoso mundo del diario quinceañeril. Un lugar donde plasmar mis inquietudes y deseos más vergonzantes, todo con su candado y llave escondida en lugar seguro. Pero esta ocupación tiene un abismal inconveniente en comparación con mi añejo bloj; el exhibicionismo. Aunado a la bendita inmediatez de que me lea cualquier desconocido y aproveche para opinar/elogiar/poner_a_parir sea pertinente o no. Soy débil.



    Para que esta no sea una entrada únicamente de deleznable justificación aprovecharé para comentar una de las pocas alegrías autenticas que he tenido en este periodo de absentismo. Me congratula reconocer que la sospecha se hace realidad y me encuentro con que al final he encontrado una vocación profesional verdadera. La enseñanza. Las prácticas (mencionadas arriba) como profe de Lengua y literatura realizadas en el último mes, me han puesto en contacto con los adolescentes de un instituto público de extrarradio y me he dado cuenta que es un mundo al que quiero pertenecer de pleno derecho y no por unas cortas e insuficientes prácticas. Para explicarlo no se me ocurre mejor ejemplo que decir que no se me ocurre ocupación que una donde puedas exigir a un grupo de adolescentes de un día para otro te escriban unas redacciones con las temáticas más peregrinas para que te cuenten sus cosas y al día siguiente poder llevarte un montoncito de folios repletitos de caviar para disfrutarlos en el hogar. No me amedrentan las palizas que seguramente sufriría por parte de los alumnos o de parte de los comprensivos padres que vengan a quejarse de mi hipotética labor vestidos de raperos, las navajas en la yugular a diario, etcétera… me parecen alicientes que dotan del romanticismo más puro toda esta entelequia.



    Cualquiera de las listas de curros soñados que se os ocurran palidecen ante las múltiples ventajas de este, porque hasta el interesante mundo de los RRHH y preparar entrevistas de trabajo y tener a adultos sumisos y predispuestos de los que descojonarte con total impunidad, empujándoles a hacer el pariolo non stop con juegos de rol, debates chorras, entre mil ideas repletas de sadismo que me vienen a la cabeza… me parece poca cosa. En fin, concluyendo nada se puede comparar al potencial de un adolescente en su habitat natural. En resumen estas y otras razones me empujan a opositar a profesor de secundaria. Tardaré veinte años, pero lo conseguiré! Por lo demás poco que comentar, sigo un poco más feo, viejo, gordo, aburrido y resentido. Pues como siempre...

    Lo + seguido