miércoles, junio 21, 2006

El Cementerio de elefantes

He decidido hacer limpia en mis links. Blojs que me gustaban por hache o por be, pero que dejaron de actualizar o lo hacen tan de higos a brevas que han perdido el privilegio del link directo. Si vuelven algún día recuperaran su lugar. Esto lo hago más que nada para no perder yo lo links. Chau.


  • Ladron de Orquideas


  • No es fácil ser verde


  • Surfin´ CCCP


  • Proyecto hombre


  • Leyla Jean's Wonderland


  • Manual Inservible


  • Iván Polygon


  • La Cunita de Rocamadour


  • El callejón


  • HecKler & Mary a Japón


  • La conjura de los necios


  • La Nurieta


  • La Wonder
  • miércoles, junio 14, 2006

    97% verdad , 3% verosimilitud.

    Yo Van Veen, os saludo. Saludo a la vida, a Ada Veen, al doctor Lagosse, a Stephan Nootking, a Violet Knox, a Roland Oranger. Hoy es mi nonagésimo-séptimo cumpleaños. Desde mi maravillosa butaca Buen-reposo oigo rechinar un arado y ruido de pasos en el jardín deslumbrante de nieve. Oigo también, a mi viejo ayuda de cámara ruso, que es más sordo de lo que él cree, como abre y cierra cajones con tiradores de anilla de mi vestidor. Esta quinta parte no debe ser considerada como un epilogo: es la verdadera introducción de mi "Ada o el Ardor, Crónica familiar". Noventa y siete por ciento de verdad y tres por ciento de verosimilitud.

    Vladimir Nabokov, Ada o el Ardor



    Con este fragmento de la que con toda seguridad sea mi novela preferida(o la que más me consiguió emocionar en su momento) he decidido tomarme un descanso. En principio por un tiempo voy a dejar apartado el bloj, ese poco tiempo que realmente me ocupa dedicarlo a otras cosas ya conocidas como mirar al infinito con cara de extrañeza o quizá en otras actividades que nunca haya emprendido antes tales como por ejemplo aprenderme de memoria los nombres y rostros de los jefes de estados de todas las naciones como las de todos los ministros del PSOE… En fin, lo mismo me desdigo y en una semana vuelvo a contar cualquier tontería, pero a priori hasta a mediados del mes de Julio no escribiré una palabra más aquí. Entonces decidiré si continuar o si ya ha llegado la inevitable hora de pasar página a esta experiencia siempre gratificante de dar constancia de la etapa más costrosa de mi vida. Solo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a todos los que habéis seguido con diferente regularidad estas crónicas de mi completa disfuncionalidad. Hasta pronto!

    domingo, junio 11, 2006

    Vuela Vomitón, corre como el viento!

    Como ya hicieramos en el mes de Abril, hoy hemos repetido la aventura en el hipodromo. Todo ha sido igualmente divertido, gente de diversa procedencia: desde los más pijos con pamela y politos de marca, hasta otros con sombreros de papel de periodico u otros que bajo un sol de justicia comentaban lo indigno de gastarse dos euros y medio en una cerveza con lo fácil que es acercarse a los baños y darse un atracón de sorbos de agua. pffff


    Los siempre sorprendentes nombres de los caballos que te animan a depositar todas tus esperanzas en ellos (Señorita Laurin, Lebanon Prince, Apaa, Marquis Warrior, Ocho Reales, Crocodile Star, Piccolo Mix, Puntual Yac y el siempre fijo Femme Fatale). Por lo demás comentar que yo he vuelto a ganar mi apuesta en la penúltima carrera; Cho. ha palmado todas y cada una de las suyas demostrando que es un paquete para esto y como sorpresa In. ha batido todas las plusmarcas dando en el clavo en tres de las seis ocasiones, acertando caballo colocado. Lo cual nos hace plantear llevarnosla todas las semanas. Bueno por lo menos las dos que quedan antes de que acabe la temporada. Yo al menos volvería a ir.



    Directamente a favoritos.

    viernes, junio 09, 2006

    Jugamos como nunca....

    Acabo de escuchar al típico periodista de 'Prisa' marcando tendencias como quien no quiere la cosa decirle a Angels Barceló (los ojcars ahora esto...¿¿??)que los españoles cuando eliminen a España vamos siempre con Brasil. En fin, quizá sea que no soy español, aunque viviré con ansiedad cada partido de la roja, mi verdadero deseo es que la canarinha sea eliminada y cuanto antes mejor. Además de eso pienso empacharme con todos los partidos intrascendentes que buenamente pueda.

    YA ESTA AQUI

    Mi pronóstico mundialista: Alemania campeona.


    EL '9' QUE REALMENTE LE FALTA A LUIS

    jueves, junio 08, 2006

    I´ll do it anyway

    Esta semana el hogar de mis progenitores se ha visto invadido por trabajadores la europa del este del ramo de la construcción. Inmigrantes ya asentados y amoldados a la sociedad española que no vienen a robar, sino a trabajar y que conducen sus buenos mercedeses, audies o beemeuves con los que llegan a supervisar las obras de la remodelación de la cocina de mi hogar, donde otros trabajadores de la europa del este que han llegado hace mucho menos tiempo son los que realmente curran junto a un (paradojas del destino) aprendiz de dieciseis años español al que todos llaman 'niño'.


    La razón de contar esto es nada más ni nada menos que sacar pecho y enorgullecerme de mis aptitudes físicas, hasta ahora desconocidas. Por esto como reza el título de aquel noventero éxito de los Lemmonheads que titula la entrada de hoy, he conseguido anteponer mis necesidades al entorno hostil. ya que durante toda esta semana he conseguido dormir en casa como un lirón a pesar de que una planta debajo una cuadrilla de fornidos trabajadores se dedicasen a romper baldosines, dar martillazos y seguramente ejecutar legendarias batallas de herramientas. Una actitud, la mia, que considero un valor del grado máximo ya que una de las últimas cosas que quiero en esta vida es ser un tiquismiquis de esos que se quejan repetidamente de lo que le molestan en su vida las cosas de los demás. Hoy por increible que parezca estoy contento conmigo mismo.


    Ejcuchando:
    Lula 'Zapatos nuevos' & Uke 'Boreal'

    lunes, junio 05, 2006

    ¿Eres judío?

    El sábado pasado me tocaba levantar el país con mi esfuerzo laboral, así que las ansias por el inminente Mundial hicieron mella en mi y como viene siendo habitual en los últimos tiempos cuando hay partido de fútbol de mi interés me desplazo a las cercanías del trabajo. Para poder verlo en su totalidad y no dejarlo a medias si me es posible. Así sucedió el sábado con el trepidante partido amistoso España v.s. Egipto. Entre en el bar en cuestión, vi un hueco en la barra con posición de privilegio para ver la tele y allí me apalanque pidiendo un tercio de Mahou y un bocata para cenar.


    En seguida me di cuenta porque un sitio tan bueno cerca de la tele estaba libre estando el bar casi lleno. En el taburete de al lado estaba sentado un hombre aparentemente normal, pero que tras observarle quince segundos cualquier avispado Sherlock Holmes deduciria que estaba al borde del coma etílico. Le observé como hacía hercúleos esfuerzos por coordinar sus movimientos y agarrar el vaso del cubata, mientras fumaba uno de detrás de otro sus Malboro. Mientras por la boca de gesto desencajado aparecía una antiestética y desagradable babilla. Como le vi muy centrado en su borrachera pensé que no era peligroso y que podía sentarme a su lado sin perjuicio alguno para ver a los chicos de Luis, cenando alegremente.


    Pero este ‘locus amoenus’ de simple felicidad trocase en despollante anécdota, cuando por increíble que parezca por segunda vez en mi existencia alguien se presentó a otra persona con la siguiente frase:

    - ¿Eres judío?

    De la primera vez que alguien soltó esta perla de disfuncionalidad absoluta prefiero no hablar porque en su momento y tras varias dudas, ya fue obviado y censurado para el bloj. pfffffff Mejor me centraré en la que nos ocupa. El borracho me preguntó si era judio y yo en un arrebato de sinceridad le conteste que no lo era. Él trastocó su expresión en algo que yo interpreté como disgusto por mi respuesta, pero aún así procedió a darme el coñazo con todas sus fuerzas. Interpuso su presencia en medio de mi visión del partido y empezó a explicarme cosas que harían que el partido me importase un pimiento. Para comenzar me preguntó si sabía yo cuál era la guerra de los seis días y yo que tengo una cultura general de EGB+BUP+Universitaria, es decir, baja o nula en prácticamente todas las materias, le dije que no. Entonces por lo que pude deducir de su inconexo discurso de borracho que repite las frases sin concluirlas, fue una guerra en la que el pueblo judío de Israel le echo un par de cojones o algo. Entonces me preguntó si sabía quién era Ariel Sharón y me contó que era el héroe de su vida y que también era el mayor guerrero y general que ha dado la historia de la humanidad. Empezó a nombrar que si los 6 dias, que si Suez, que si Yon Kipur o vete a saber qué más. Por alguna razón me parece de lo más genial poder encontrar en un bar viendo el fútbol alguien que sea fan de Ariel Sharón pfffffffffffff La vida real es insuperable. A todo esto el camarero cada vez que pasaba me miraba y sacudía la cabeza como diciendo – Qué pena de tio.


    Más tarde tras contarme que ese era su barrio y que él se sentía más español que nadie a pesar de su admiración por el pueblo israelí, me contó en plan facha la vergüenza que sentía de lo que había pasado en su país durante las últimas elecciones a causa del 11 –M. Un judio-facha, ¡vivir para ver! Entonces hilando ideas me hizo participe de lo que es ser judío-madrileño y que ser madrileño era una suerte de élite universal por la que se podía mirar por encima del hombro a cualquiera que no lo fuera. Una argumentación que así a grandes rasgos no puedo más que compartir completamente. Después mientras apenas se tambaleaba pues se sostenía en pie e intentaba chasquear los dedos sólo dios sabe por qué, me explicaba como el madrileño tiene de por sí un gracejo especial inherente a su personalidad y una chulería innata. Me dijo algo que me hirió profundamente, fue cuando dudo de mi origen madrileño y con grandes aspavientos me echó en cara que yo no podía ser madrileño, y que no se la daba con queso pues yo era con toda seguridad gallego. Quizá no entraba dentro de su perfil de lo que es un madrileño y aunque yo le explicaba que mis hasta mis abuelos son madrileños, no fue hasta que ya ofendido (demostrando nuevamente lo fricazo que puedo llegar a ser) le mostré mi DNI y le señalé donde aparecía Nacido en Madrid. Entonces él pillándome de improviso me abrazó y al alejarle de mi me miró y me dijo. – Venga, te invito de putas!. – A lo que yo decliné su ofrecimiento educadamente diciendo que tenía que irme a trabajar, aunque en realidad me tuve que ir porque no podía aguantarme más la risa. Pagué mi cuenta aunque se ofreció a invitarme y nada más salir llame por teléfono a Cho. porque tenía que contárselo a alguien.


    Mañana más.

    sábado, junio 03, 2006

    Sospechosos habituales

    Hace unos días "alguien" me relato como unos conocidos suyos habían pasado el anterior fin de semana en la cárcel porque la poli les pilló in fraganti mientras cometían un tremendo acto de vandalismo. Es decir que los pillaron borrachos dedicándose a destrozar los parquímetros de Gallardon y al ser viernes permanecieron bajo sombra hasta el lunes siguiente pfffffffffff hay que ser! Todo esto me recuerda a lo largo de mi vida la serie de personas de mi entorno que por hache o por be han terminado pasando una noche en el talego, especialmente reconfortante y a la par ejemplificante de cara a los jóvenes es la historia de R.T. que termino en ‘chirona’ por defender a un mendigo del (según él) vejatorio trato que le estaban dando una pareja de maderos, a los que termino increpando y a consecuencia fue él quien pago los platos rotos. Lo último que se de este chico es que tras promocionar whisky Dyc por los bares y pubs de Castilla se marcho a Camboya de cooperante a limpiar las heridas a los leprosos del lugar o similar. Es decir que se le veía venir desde lejos.


    Todo esto me lleva a reflexionar el porqué yo nunca he terminado pasando una noche en la cárcel ¿Por sentido común? ¿Por no darle el más grande disgusto a mi progenitora de cara a sus vecinas? No lo sé. Aunque si tengo que elegir me decanto por los parquímetros que por defender mendigos. Yo soy así. Aunque en mi educación sentimental haya este inmenso vacío de no haber pasado nunca por el trance de estar privado de libertad por la policía, en mi oscuro pasado si hay experiencias relacionadas con el orden publico y las fuerzas de orden público también de suma tristeza.


    He de remontarme a mi más cándida mocedad, la tempestuosa época del instituto. Una época de la que debería autocensurarme de contar aquí y reservar para aburrir a mi psicoanalista (pa’ cuando lo tenga, que para eso le pagaré), pero hoy haré una nueva excepción. Resulta que junto a mi instituto se situaban los juzgados del municipio. Y en varias ocasiones mientras los jovenzuelos del lugar pasábamos la mañana en un banco mirando a las nubes, jugando al mus, comiendo pipas, fumando o rellenando los puntos de nuestros equipos de 'La Liga fantástica Marca'(el grueso de nuestras ocupaciones) se nos acercaba el típico policía Nacional y nos preguntaba si podíamos hacerle un favor.


    El favor en cuestión era que se necesitaba gente para hacer bulto en una rueda de reconocimiento y a falta de policías adultos de paisano (como sucede en las películas) nada mejor que un grupo de quinceañeros. En fin, como nada mejor había que hacer normalmente se accedia a echar una mano a los agentes del orden. Así que entrábamos en los juzgados y nos ponian en fila con el verdadero sospechoso entre nosotros. Dándose la situación de ver al sospechoso que solía ser todo un gitanazo con pintas lamentables rodeado de un grupo de jovenzuelos todos vestidos con pantalones del chándal o con vaqueros Liberto de color blanco (menos mal que nadie los lleva ya) y sus politos Lacoste o Tommy Hilfiger, para que el testigo pudiese jugar a ¿Dónde está wally? Sin dificultad alguna. Lo cual ahora con los años me resulta una estampa de lo más guay y postmoderna, que cada vez que recuerdo me hace esbozar una sonrisa de añoranza por los tiempos pasados.




    Deu

    Lo + seguido