viernes, julio 01, 2016

El tebeo de la semana 17: Battlefields Querido Billy de Garth Ennis y Peter Snejberg

Primer día de Julio y cumplo con mi palabra de regresar a esto.

El cómic que toca hoy corresponde a un célebre guionista del comic-book americano el norirlandés Garth Ennis.  El guionista de Preacher, Punisher o The Boys,  estas tres obras serán quizá las más conocidas suyas y en diferentes momentos me había acercado a ellas para comprobar - en contra del clamor popular- que me producían un profundo desinterés (las dos primeras) y animadversión (la última). Simplemente no son mi rollo y lo asumo, que las disfrute otro tipo de público. Reducido desde de mi cuadriculada visión de las cosas, apenas veía más que violencia psíquica y física algo gratuita sin mucho más que sacar, un simple cacaculopedopis. Repito no es mi rollo y por ello solía evitar lecturas de obras suyas que se me recomiendan aquí y allá. Pero de entre estas sus historias de género bélico sí me generan cierta curiosidad. Hasta ahora había evitado leer War Histories, el As enemigo o Soldado desconocido... pero cayó en mis manos el segundo tomo de la serie Battlefields (que en España publica Aleta) y le di una oportunidad sobretodo por el dibujante Peter Snejberg quien sí me cae en gracia (debido a que fue el sustituto de Tony Harris la etapa final del Starman de James Robinson, siendo este uno de mis cómics favoritos).





El arco que incluye este tomo titulado Querido Billy cuenta la historia de las consecuencias de los horrores de la guerra y la venganza individual a la que conducirá. La historia se sitúa en la segunda Guerra Mundial , en un escenario "secundario" del sur de China. Allí un grupo de mujeres caen prisioneras, son violadas y fusiladas en una playa del Pacífico por el ejercito japonés. Una de ellas -nuestra protagonista- sobrevive milagrosamente y es rescatada por los aliados. Esta escena inicial está muy bien narrada, por lo impactante, porque justifica los horrores de la guerra y porque sirve para engendrar la historia posterior. A partir de aquí el nudo de la historia es casi costumbrista romántico, la enfermera conoce soldado, soldado se enamora de enfermera y viceversa en el marco de una guerra. Un cambio de tono muy brusco pero que le va muy bien a la historia. Porque la enfermera protagonista no puede olvidar y el odio crece en su interior. El resto de la historia, como siempre hay que leerlo, no estoy aquí para destripar todo lo que se relata. El cómic merece la pena. A ver si me hago con el primero.

2 comentarios:

  1. Te tengo que dejar Hitman, que es mi Ennis favorito

    ResponderEliminar
  2. Te tengo que dejar Hitman, que es mi Ennis favorito

    ResponderEliminar

Lo + seguido