domingo, julio 31, 2016

El tebeo de esta semana 21: Shang-Chi Master of Kung Fú Omnibus por Steve Englehart, Jim Stalin, Doug Moench y Paul Gulacy

Para empeorarlo aún más, Starlin por fin leyó el material de origen de Sax Rohmer y se sintió horrorizado por el racismo que lo impregnaba todo. Para cuando por fin hubimos acabado -dijo Starlin-, tenía un amigo oriental que le echó un vistazo y me dijo directamente que le resultaba insultante. Eso fue suficiente para mi. 

Fragmento acerca de la génesis del personaje de Shang-Chi sacado del (imprescindible) libro Marvel Comics la historia jamás contada de Sean Howe.



Hoy quiero recomendar un libro editado en inglés, en edición de lujo y con un material de esperada reedición. Se trata del primer Omnibus de una serie de cuatro (cinco si se incluye otro con los magazines en blanco y negro de Deadly Hands of Kung Fu) de la serie de los años setenta y ochenta Shang Chi Master of Kung Fu. Una serie creada a rebufo del fenómeno popular de las artes marciales con las películas de Bruce Lee y la serie de TV Kung Fú protagonizada por David Carradine como principales referentes. Marvel comics no quiso quedarse atrás en la moda de las artes marciales y creó diferentes personajes en su universo de ficción: Shang Chi, Puño de Hierro, los Hijos del Tigre, etc.


La imposibilidad de reeditar estos cómics durante un buen montón de años se debía a la inclusión en la historias del padre del personaje. Fu Manchú. Personaje cuyos derechos no estaban en poder de Marvel. Recuperados recientenmente mediante algún tipo de acuerdo que desconozco, han hecho felices a los lectores que esperábamos una edición restaurada de los cómics. Obvia decir que las ediciones Omnibus de Marvel garantizan una óptima calidad de reproducción. Sospecho que Panini no tardará mucho tiempo en publicar su versión, Pero mi paciencia no da para esperar más. traslado el problema de dónde colocar cinco Omnibus USA más.


El principal interés de la serie es la espectacular etapa dibujada por Paul Gulacy, por lo demás es un tebeo hijo de su tiempo. Los primeros episodios de los creadores del personaje: Englehart y Starlin son aventuras genéricas y el escalón de calidad se supera al llegar Doug Moench a la colección y darle una identidad y coherencia a la serie a través del pastiche de géneros: aventura, espionaje y artes marciales. Un clásico de los cómics de la época para aquellos que os cautiven los años setenta marvelitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lo + seguido