sábado, enero 30, 2016

El Tebeo de esta semana 5: Marvel Gold Los 4 Fantásticos 4: Los cuatro terribles contraatacan


Llevo todo el día del sábado arrastrándome de un lugar a otro. De la cama al sofá y vuelta, sin conseguir más que un estado de constante malestar. Dolores musculares en los brazos, la espalda, el cuello, el lomo, etc... ausencia de fuerza para moverme. He pillado algo chungo. Como un profesional justo para estar bien jodido el fin de semana. Hoy no he podido cumplir con varias cosillas que tenía pendientes y bien gracias que el fútbol me entretuvo (aunque el Atleti palmase). Ahora a última hora decido aprovechar y escribir cuatro líneas de la entrada de este semana. La verdad tenía planeado hablar de otro tebeo, pero a última hora me ha dado un flus y me decido por esto:


Marvel Gold Los 4 Fantásticos 4: Los cuatro temibles contraatacan.
La editorial Panini lleva unos años encargándose de "rescatar" del olvido el catalogo de los cómics clásicos Marvel de un modo bastante concienzudo. Hoy me centro en la reciente publicación en un tomo de más de 600 páginas con los episodios del primer lustro de los años setenta de la serie de los 4 fantásticos. En concreto los episodios que van del 126 al 150 (con algún extra añadido). Seguro que no es la etapa más lustrosa ni mejor valorada de la serie. Se trata de los episodios de cambio de época, que suponen el abandono de Stan Lee como guionista (Kirby ya había puesto pies en polvorosa anteriormente) y el paso del testigo de una de las entonces colecciones señera de Marvel primero a Roy Thomas y después a Gerry Conway. Son los episodios que empieza a escribir este último los que más me interesan pues se incluyen entre mis favoritos por motivos sentimentales. La etapa de Lee-Kirby quizá sea sacrilego pero me interesa bastante menos.

Dichos episodios son aquellos que leí por primera vez del grupo y casi con total seguiridad mis primeros tebeos Marvel en aquellas ediciones de Pocket de Ases de Bruguera que pulularon durante mi primera infancia en los años ochenta (junto con otros de la Masa o uno chulísimo de Dazzler). Obvia decir que en su momento dichos episodios fueron leídos una y otra vez. Vueltos a leer hoy en una edición más completa que las mutiladas ediciones de aquella época, repaso la aparición del Hombre Dragón, la ausencia de la mujer invisible sustituida por Medusa de Los Inhumanos, la amenaza de Gideón, el delirante episodio de la banda de motoristas voladores y el Conformador, el épico episodio 141 con Anhilus y la zona negativa, el Hombre topo, los cuatro terribles, Namor, La Masa o la boda final de Crystal y Mercurio. Es una etapa que me fascina. Entonces y ahora. Los episodios como no, son hijos de su época y si los leyera ahora por vez primera y sin el componente emocional seguramente me parecerían un poco tontorrones aunque llenos de encanto y dramatismo. No en vano, hasta aquí he obviado el primordial valor de estos tebeos y es que el dibujante principal de esta etapa es el gran John Buscema. En mi baremo personal, ni Kirby, ni Adams, ni Romita sr. ni Ditko, ni cualquier otro... Para mí él es el dibujante Marvel por antonomasia.


La escena más impactante posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido