martes, agosto 12, 2014

Lecturas 2014 - Primera parte (mitad de Julio y parte de Agosto)


Comenzamos con la lista de lecturas que he realizado en lo que llevamos de 2014. La lista parece exigua, mas hay que tener en cuenta que llevaba sin leer una libro desde octubre del año anterior -por la maldita oposición- y hasta hace apenas tres semanas he estado sin leer cualquier clase de literatura, así que para ser solo unos veinte días mi retomado ritmo de lectura no está mal para desengrasarme.

La literatura nazi en América. Roberto Bolaño.
El título me atraía desde hace tiempo cuando lo veía en los estantes de alguna biblioteca y ya era el momento de volver al autor chileno. La novela es un ejercicio de originalidad e inventiva de su autor que recrea un manual ficticio de literatura con una concurrida lista de autores de ideología nazi (y asimilados) en el continente americano (totalmente inventados) de sus obras y sus peculiares biografías. Es loable el intento pero una vez asimilada la estructura y su dinámica, mi impresión es que la novela no consigue llevarme a ningún lado, resulta algo redundante y no me aporta demasiado. Al menos diré que se lee muy fácilmente y me resultó muy amena. Lamentablemente lo que he leído de Bolaño más allá de Los Detectives salvajes  y 2666 (sobretodo esta última que me parece la repanocha), no me ha impresionado demasiado.
Nota: 6

Lo infraordinario. George Perec.
La segunda lectura es un reflejo de la anterior. Me acerco hasta obra por la admiración que siento hacia la obra que había leído anteriormente de este autor (en este caso se trataba de La vida instrucciones de uso) y me encuentro con un pequeño libro cuyo principal valor son sus intentos de crear técinasy formas narrativas. De recrear una realidad minúscula y demasiado cotidiana, mucho más que el interés de contar una historia. La yuxtaposición de un doscientas y pico postales de vacaciones desde múltiples emplazamientos; la pormenorizada enumeración de alimentos deglutidos por un narrador en el paso de una año o la pormenorizada descripción de un calle a lo largo de varios años pueden resultar buenas ideas y recursos dignos de elogio, pero mostradas como aparecen en este librito, aisladas de todo y fuera de una historia a mí me saben a bastante poco. Si consigo recordar este libro estoy seguro que será su valor como una curiosidad.
Nota: 6




Cánada. Richard Ford.
Ufff. No sé muy bien cómo hablar de este libro. No sé decir si me ha gustado en su conjunto o solo en partes. Lo cierto es que lo acabo de terminar y estoy en proceso de asimilación. Empezaré diciendo que el grueso de su lectura me iba decepcionando según lo leía. La novela se divide en tres partes. Las dos primeras de mayor extensión y una tercera que no llega a las 30 páginas.
La historia se resume el la vida del adolescente Dell Parsons quien explica su peripecia vital marcada por dos hechos. El robo de un banco por parte de sus padres y posterior detención (esto ocupa la primera parte de la novela) y tras la separación de su hermana melliza, la huida a Cánada para evitar caer en la custodia del estado terminando en un extraño hotel que le lleva al segundo hecho traumático en su existencia (la segunda parte del libro). El narrador-protagonista cuenta su historia como un chico de quince años que acepta y asume las caóticas circunstancias que ocurren a su alrededor e intenta darles un sentido, a veces de un modo pueril - quizá demasiado coherente con respecto a la edad del personaje para ser literatura-. Esto aunado al estilo lento y moroso de Ford, a mí como lector me fatigaba bastante. Según avanzaba no sabía muy bien qué tenía aquello que ver con nada y hacia donde iba las intenciones del autor, pues no satisfacía mi idea de progresión de la historia ¿para qué me explican esta historia que no tiene visos de cerrarse?
Según estaba terminando, ya estaba preguntándome qué no estaba entendiendo y asumiendo que no me gustaba la novela Cánada. Pero entonces llega la tercera parte, donde Dell Parsons cuenta en tres pinceladas el resto de su vida adulta, un reencuentro con su hermana y aquí sí aparece el autor Richard Ford planteando las claves de la historia.
Es en estas últimas páginas donde Cánada me da un puñetazo en el estomago. Encuentro la visión del mundo y las sensaciones que me daba este escritor en sus otras novelas (las de Frank Bascombe o en los cuentos como El mujeriego por ejemplo) aquellas donde lo que se decía, lo que connotaba y lo que me hacía reflexionar no lo consigue otro escritor. Me he leído dos veces la última parte de la novela y no estoy seguro de qué conclusión sacar. ¿Es necesario el recorrido para llegar a su final? Sinceramente no sé qué decir pero aquí estoy dándole vueltas a lo que he leído y su sentido para mi visión del mundo.
Creo que ya lo escribí antes pero Richard Ford es un autor que me interesa como casi ningún otro, pero se me hace difícil de recomendar, no sé intuir si a otras personas más listas o más tontas que yo- eso es igual no hablo de elitismo literario- les tocará como hace conmigo.
Nota: 7,5 (revisable)

Puro Maldini . Julio Maldonado.
Bueno esta lectura es la más liviana de las cuatro de esta entrada. Se debe a mi filiación hacia el periodista deportivo Julio Maldonado y su programa de TV Fiebre Maldini. Sí amigos, probablemente mis programas de TV favoritos actualmente sea este y los resúmenes de fútbol internacional que emiten canal Plus (en los cuales no se habla casi nada del Madrid o del Barça, a diferencia del RESTO de espacios de fútbol) Qué duro es ser futbolero en una sociedad que nos persigue y nos odia por tener una vía de entretenimiento incompatible (aparentemente) con todo lo demás. En fin, el libro es una colección de artículos donde el autor recuerda con profusión de detalles los partidos de fútbol que más han marcado su vida. Lo que realmente me gusta de Julio Maldonado 'Maldini' es que disfruta del fúbol (su pasión) más allá de colores o de la tensión de saber un resultado. Mi veredicto es que es una lectura muy entretenida pero con un lector que esté en el ajo.
Nota: 5,5

Ahora tengo que decidir cuál de entre mi montón de libros pendientes (el último Jonathan Lethem, el último Eugenides, la nueva novela de Mertxe Cebrián...) será el siguiente en caer.

 Un saludo.

2 comentarios:

  1. tengo que leerme el de Eugenides pero a ver de donde saco tiempo entre el wrestling los tebeos y la nfl que emmpieza ya

    ResponderEliminar

Lo + seguido