lunes, septiembre 24, 2012

El arte de arrancar cabelleras

Con la saludable intención de cambiar el tono de este blog y su dinámica de fobias, críticas de cine español, proezas deportivas y entradas de las de "miraquepenaquedoy"... voy a escribir sobre alguna de las cosas que me molan y que pueda recomendar a aquel que pase por aquí.

Hoy toca recomendar un tebeo, bueno una serie de tebeos. Su título es Scalped.
Una serie de cómics americanos del sello Vertigo de DCcomics. Un sello que surgió con la vocación de hacer cómics más adultos que los típicos de Batman, Superman y Wonder Woman, destinados a todos los públicos. Personalmente a mí siempre me han gustado los cómics de superhéroes de siempre (por tontorrones que sean muchas de las veces) y cuando he intentado acercarme a las series del sello Vertigo me he aburrido como una ostra.
Sandman no puedo avanzar más de 30 páginas sin amuermarme y dejarlo; el par de tomos que leí de Fábulas me parecieron una acumulación de clichés con escaso interés y con un dibujo bonito; La Cosa del Pantano... de verdad no le pillo la "gracia" a Alan Moore, el Animal Man de Delano o la Doom Patrol de Morrison me parecen bastante ilegibles; Hellblazer tampoco me engancha; Predicador me pareció una hez como todo lo que he leido de Garth Ennis... Lo único que pasó mi criba fue el Transmetropolitan de Warren Ellis que sí me pareció divertida y Los Invisibles de Morrison que si bien es dura de (re)leer tiene un buen puñado de chanantadas para justificarse. Esta última es la única serie de Vertigo que poseía en mi basta colección. Creo que salvo las oportunidades que tendré que dar a 100 Balas (de la que no leí nada todavía) y DMZ (de la que sí he leido el primer tomo pero debo continuar para hacerme una verdadera opinión) estaba bastante claro que para mí las series de Vertigo no tenía mayor interés.


Resumiendo la genealogía de títulos del anterior párrafo, es normal que cuando escuchaba o leía una buena crítica de una serie de este sello, inevitablemente arquease una ceja muestra de mi desconfianza, intuyendo que como en otras ocasiones, no iba a ser mi tipo de cómic.
El caso es que el último éxito de Vertigo, empezó tímidamente a llamar mi atención. La premisa de tratar los entresijos de una reserva de indios americanos en clave de género negro, picó mi curiosidad. No era un tema que hubiera llegado con suficiente bombo en otros géneros de ficción narrativa; al menos yo no conozco novelas o películas con este tipo de acercamiento. Y bueno en los cómics los acercamientos a la cultura de los nativos americanos no deja de ser demasiado tópica o el mejor de los casos cuanto menos pintoresca:

La perspectiva de lo que es un chulazo heterosexual cheyenne según Chris Claremont y cia. (Uncanny X-Men en los años 80)
 
Como decía la curiosidad mató al gato; empecé a leer Scalped el cómic escrito por Jason Aaron y dibujado principalmente por el serbio R.M. Guera.



Aunque quizá sea mejor remitirme a otros artículos y webs para análisis más interesantes de la serie, resumiré rápidamente su sinopsis:
Prairie Rose es una reserva india sumida en la pobreza y la depresión. La corrupción campa a sus anchas entre las autoridades federales y las del hampa local ante la inminente inauguración de un casino en la reserva.
El personaje principal Dashiell Caballo Terco regresa a la reserva tras haberla abandonado quince años antes. Retorna como un personaje indómito y violento, quien rápidamente es enrolado a las filas del presidente del consejo de jefes tribales y cacique local; Lincoln Cuervo Rojo.
Esta afiliación entra en conflicto con su madre, Gina Caballo Terco, activista de los derechos indios y antigua compañera de Cuervo Rojo, con la que no tiene relación alguna. Una historia estupendamente escrita que va avanzando con múltiples sorpresas (que no voy a destripar) y que va enganchando al lector con todos sus carismáticos personajes y la increible ambientación que motivan caer rendido ante la serie: Los verdaderos motivos para la vuelta de Dashiell, el asesinato de dos agentes del FBI que marca el pasado de Gina y Lincoln, la obsesión del agente del FBI Nitz, la hija drogadicta de Lincoln y su relación con Dashiell, los celos de Shunska, el misterioso Catcher y su caballo Festus, la abuela Oso Pobre, el sicario Sr. Brass y sus matones, el presidiario Lawrence Belcourt, el sexo, la violencia, los laboratorios de meta y los traficantes de la reserva, los nunchakus de Dashiell, el sheriff Karnow, y los magnificos episodios autoconclusivos sobre el presente, el pasado y el futuro de la reserva... 


Scalped es una maravilla del género negro y/o el hard boiled en cómic (al igual que me encantan Criminal de Brubaker, Parker de Darwyn Cooke, los BlackSad de Guarnido o clásicazos como Torpedo 1936 de Jordi Bernet). Al menos a mí me apasiona. En menos de un año ya me la he leído completa un par de veces... y eso que aún me falta por leer el último tomo (aún no publicado en España).




Si me preguntasen cuál es el mejor cómic que he leído en el último par de años, mi respuesta sería sin duda, Scalped.


Guía de lectura en España:

  • Scalped vol. 1: Nación India. 128 págs. 10,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 2: Casino Boogie. 144 págs. 11,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 3: Madres Muertas. 168 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 4: La grava en tus tripas. 144 págs. 12,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 5: Triste y solo. 128 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 6: Roído. 144 págs. 14,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 7: El blues de la reserva. 192 págs. 16,95 €. Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 8: Has de pecar para salvarte. 160 págs. 15,95 €. Último número en Planeta DeAgostini.
  • Scalped vol. 9: Preparado para luchar. 136 págs. 12,95 €. ECC Ediciones.
  • Scalped vol. 10: El final de la senda. ECC Ediciones. Último número (sin publicar).


Sencillamente, hiper-mega-recomendada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido