domingo, agosto 19, 2012

De pegar patadas a algo para que se mueva.

"El fútbol, pegar patadas a algo para que se mueva, es algo natural, consustancial al ser humano. Los ingleses pusieron las reglas, pero el fútbol ya estaba en Atapuerca." José Ángel Iribar.


Mientras las olas de calor subsahariano azotan la península y a cada rato me recorre el lomo una nueva una gota de sudor; paso el fin de semana reencontrándome con el fútbol. Supongo que la gran mayoría de la gente ni se habrá dado cuenta de echar en falta el balompie semanal, entre la eurocopa, los campeonatos de niños en Brunete, el europeo sub-20, las olimpiadas y los bolos de pretemporada no parece que haya habido un hiato de tiempo para extrañar nada. Pero como buen aficionado yo sí que he sentido esa falta. La época de rumores y fichajes es divertida para leer los periódicos por las mañanas  pero no es suficiente, los nuevos cracks tienen que foguearse en la competición oficial. ¿Cómo vamos a valorar si no al 'Cebolla' Rodríguez o Floro Flores? (por poner un par de ejemplos)

Esta temporada me he hecho el propósito a mi mismo de ningunear la parte de la competición futbolística que no me interesa. ¿Cuál es esa parte y en concreto qué comprende?
Por supuesto veré cualquier partido de mi Atleti de Madrid, sin rubor reconozco que tengo intención de seguir viendo partidos de liga BBVA absurdos (tipo el Ath. Bilbao-Betis que estoy siguiendo con el rabillo del ojo mientras escribo esto), algunos de Segunda división como esos que emiten a las cuatro de la tarde que son ideales para echarse la siesta casi instantánea, veré tantos partidos como pueda de mi adorada Premier league inglesa, estaré al día de la Champions y la Europa League, incluso (si se tercia) el fútbol femenino y no me cierro a poder ver cualquier partido de cualquier liga que pueda tener interés o crea que me pueda entretener si tengo ánimo para ello. Pero lo que esta temporada no quiero hacer es seguir viendo y escuchando los partidos del Madrid.

Por supuesto, como siempre sígo esperando que pierda todos y cada uno de los partidos, razón por la cual he seguido siempre la mayor parte de los encuentros del eterno rival. Este proceder me ha llevado a una larga lista de enfados (por sus victorias) y algunos momentos de excelsa felicidad (cuando caen derrotados). Pero esta boba ilusión de antimadridista confeso desde hace un par de años ha desaparecido. Lo que siempre ha sido una superioridad deportiva del Madrid o el Barcelona sobre el resto de equipos se ha transformado en una absoluta farsa. Ver partidos del Madrid o del Barça (que también podría vetar pero de momento no lo haré) es un completo coñazo. Antes ganaban pero podían perder cualquier día tonto contra el rival más humilde. Eso ya no pasa, ni puede pasar. Ahora no hay tensión ninguna, casi siempre son tan superiores al rival que verlos carece de emoción.  Mas este año pensando en ahorrarme esos disgutos; y sobretodo la colosal sarta de parcialidad "periodística" y soberbia cateta que acarrea ver cualquier partido del Real Madrid C.F. Este año no voy a perder un segundo en cabrearme escuchando las retransmisiones de viquingazos como Carlos Martínez (en Canal plus) o las de Telemadrid. No me voy a indignar escuchando como se gana todo seis meses antes de terminar las competiciones. ¡Que os den, a mi no me interesais más! Prefiero al At. Osasuna, al Málaga, el Valencia o cualquier otro con los ojos cerrados.

Todo esto es una idiotez que no afecta a nadie, ni tampoco importa un pimiento más que a mí.
Habrá que ver si soy capaz de cumplir mi palabra y no ver un partido del Madrid,  ni cuando sepa que van perdiendo de goleada... Aunque pensándolo mejor seguro me perderé los derbis con el Atlético y eso siempre va a redundar en mi beneficio.

Pues eso, que hay más fútbol aparte de la chusma odiosa del gitano Sergio Ramos, el asesino Pepe o el anormal de Cristiano Ronaldo:

PATXI PUÑAL, UN CRACK DE VERDAD, SOSTENIENDO UN GORRINO MORADO (*metáfora visual*).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido