martes, marzo 13, 2012

Simplemente "Rondador".

Uno no puede huir de su pasado.

Esto es lo que me ha pasado esta tarde, mi vergonzante pasado de pringao preadolescente ha vuelto para buscarme y por supuesto me ha encontrado.

Entraba yo en mi tienda habitual de cómics cuando el dueño Is. ha salido a mi encuentro. Lo primero que me ha dicho es: -"Tengo una foto para ti."-

Por supuesto, no tenía ni la más remota idea de qué se podía tratar, pero he tardado poco en enterarme al mostrármelo en su teléfono. Al parecer, existe un local en la calle Pez donde uno puede ir a con la inocente intención de comer una hamburguesa o tomarse una caña; al abrir la carta de dicho establecimiento encontrará que se encuentra customizada con recortes de tebeos viejunos de los años noventa. Esos cómics se caracterizaban por tener en la vuelta de sus portadas secciones de 'correo de los lectores' en donde los jovenzuelos lectores podían dirigirse a un adulto "responsable" que les resolviese sus dudas acerca de las historias y personajes que tanto les interesaban. Han querido los hados que en una de las cartas de ese local de restauración aparezca uno de esos correos, en concreto el de "The New warriors" nº 3 (1990) y se pueda leer claramente la desgarradora misiva de un muchacho de entonces 11-12 años de edad. Dando fe que ese mozo había escrito a una colección de cómics que le interesaba tanto que necesitaba saber más cosas sobre ella: nombres en inglés de sus personajes, sus orígenes, sus primeras apariciones, qué supervillanos aparecerían en la colección y además había enviado algún dibujo con la esperanza de verlo publicado y siendo respondido con un mensaje de ánimo ya que al parecer eran muy malos. Información toda bastante lamentable.

A estas alturas ya habrás descubierto que en ese menú aparece la contestación a una carta de mi persona. Todo lo que pone puede ser motivo de sonrojo en mi yo-adulto y sin lugar a dudas podría haber sido solucionado si hubiera puesto mi nombre incompleto o me hubiera escondido tras de un seudónimo. Pero no. Ha tenido que ser lo peor, aparece mi nombre completo (con dos apellidos) seguido de un mote que entonces debí pensar que resultaría el colmo de lo guay:
Pablo G. G. (a.k.a) "Rondador"

Verdaderamente vergonzante y con el riesgo a que a partir de ahora cualquiera lo 'descubra' y proceda a dirigirse a mi como "Rondador". (Aclarar que Rondador Nocturno era mi superhéroe favorito de pequeño). No es la primera vez que alguien ha encontrado una de estas cartas en los tebeos de la época, pero hasta ahora habían sido otros lectores de cómics. Pero hoy he visto en una foto sacada en un iphone y puede propagarse como la peste. Pero bueno, no es cuestión de dramatizar, si tuviese un razonable sentido del ridículo ¿no habría borrado ya todas las entradas que hay recopiladas en este bloj salpimentadas con información de mi persona mucho más dañina que eso?


P.S. Cuando vaya allí, sacaré una foto del menú y la pondré aquí.

3 comentarios:

  1. Querido Gamo Rondador, estás tardando mucho. Por favor, pon la foto ya.

    Patricia P. P. Una amiga que te ronda de noche ;-)

    ResponderEliminar
  2. yo luego lo escaneo y lo distribuyo por todos los lados. Y la carta de Animal man tambien

    ResponderEliminar
  3. P al cubo: Sé como gozas el regodeo en la podredumbre ajena y es por tu disfrute (entre otros) que sigo exponiéndome de semejante manera.

    Iñaks, padre de Calixto: Si buscas el primer lustro de los noventa de las colecciones Marvel aparecerán bastantes más. Me mola que recuerdes el Animal Man, ahora sólo se demuestra que yo sigo a Morrison desde el principio.

    ResponderEliminar

Lo + seguido