martes, mayo 12, 2009

Historia universal, dime cómo era el mundo al empezar.

Después de que hoy haya recibido (con total mericimiento) una de esas ostias vitales que de vez en cuando nos depara el destino, he caído en una espiral de autocrítica siendo aún más consciente de la múltiples taras que soporto a mis espaldas bajo esa entelequia que denomino en tono campechano 'mi manera de ser'. Ensimismado en una nube de negatividad y autodesprecio llegaba a casa y por medio del feisbuc me enteraba de que había fallecido Antonio Vega. Poco me importa discutir si con él termina definitivamente la movida madrileña de los ochenta o si nada tiene que ver pues ese movimiento realmente lo formaron cuatro gatos al que después como la marabunta, todo aquel que tocase la bandurria en España con un mínimo de éxito entre 1978 y 1985 se subiese al mismo carro. Nada puede importar menos.

Hace unos años no hacia otra cosa que escuchar los discos de Antonio Vega y proyectaba mi voz a diestro y siniestro declarando mi filiación hacia este cantautor. Ahora después de despertarme de una frugal siesta me he dedicado a reoír muchas de sus canciones y retomar algunas puntos de sensibildad añeja. Canciones, las cuales tenía abandonadas bajo discos de tontipop y no escuchaba desde hace muchísimo tiempo. De repente y con la forzada y pobre justificación de la elegía y el reencuentro con cachos de mis 'yoes' pasados, me han dado ganas de volver a escribir en este abandonado bloj que con fuerzas renovadas (que quiza se diluyan en un par de días) me comprometo a retomar mi inútil actividad en él.

Un Saludo.


ANTONIO VEGA 1957-2009

1 comentario:

  1. Nunca me gustó la chica de ayer ni el sitio de mi recreo, así que imagínaté las caras B... nunca tuve un disco en el que participase este señor. No me siento ni orgulloso por ello ni todo lo contrario. No viví mi juventud de manera intimista,afortunadamente, pero si en algún momento me sentí como un zapato viejo abandonado en mitad de la nieve, entonces Carlos Berlanga tenía todas las respuestas y aún las tiene, para una persona como yo, cuyos problemas exiscenciales pueden ser resueltos por una redactora del consultotio del nuevo vale, a Dios gracias.
    M.B.

    ResponderEliminar

Lo + seguido