jueves, diciembre 25, 2008

Películas navideñas para 2008 (III)

El mismo día de Navidad no hay cabida para experimentos, después de la comida o al despertar con resaca hay que recurrir a los infalibles. Mi elección es esta. La eterna pugna entre el alma y el cuerpo, lo eterno y lo perecedero, las explicaciones al origen del universo reducidas a una sola cuestión. ¿Cuál es el conocimiento verdadero? ¿Ciencia o religión? Por el lado de lo espiritual un pletórico Mathew McConaughey poniendo la misma cara de inexpresión que tendría en su casa recién levantado de la siesta en cada escena, mientras que del lado de la argumentación científica se encuentra Jodie Foster interpretando, dando cientos de matices, registros, emociones, dejándose la piel en cada mísera escena en busca de un nuevo premio de la academia. Una pareja protagonista que justifica el invento del recurso de plano-contraplano como ninguna otra y además de esto todavía más. Una disputa hasta ahora irresoluble, en la que el componente de los contactos extraterrestres con la humanidad hará que la balanza se decante de un lado u otro. Un peliculón que no es que gane con cada visionado, sino que cada vez es más y más tronchante. Por ejemplo ver la escena de Jodie junto a las antenas escuchando las emisiones extraterrestres en su disc-man mirando al infinito con cara de trascendencia cada vez me resulta más gracioso.


- ¡HOLA CHISPITA!

2 comentarios:

  1. Contact ha entrado en la lista de grandes clásicos de la reposición navideña por derecho propio! Mi película navideña de este año ha sido "Fama" de Alan Parker, que solo había visto una vez hace mil años y que me ha parecido una obra maestra indiscutible. El único musical de la historia que se ajusta a las normas del manifiesto dogma... Será porque no es un musical.
    MB

    ResponderEliminar
  2. Si te das cuenta para cumplir las reglas dogma, una escena musical requiere que alguien se ponga a tocar la bandurria (u otro instrumento menor) mientras canta o en por contra que un personaje encender un radiocassete para dar el hilo musical. Las posibilidades del Dogma eran infinitas, lástima que cayese en manos de gente con tan poco talento.

    ResponderEliminar

Lo + seguido