martes, septiembre 02, 2008

Otra patraña sobre la globalización (o Blasones patríos ondean vigorosos al viento)

17:43 h.
Esperando la llegada del cercanías en la estación de Coslada leía a D.C.:
- en estos tiempos resulta irrelevante de dónde sea uno porque ¨todos los centros comerciales tienen las mismas tiendas¨ -
e interrumpía mi lectura segundos después cuando el tren estaba encauzando su llegada al anden, una jocosa voz con acentazo mesetario anunciaba por la megafonía de la estación el siguiente mensaje (transcrito fonéticamente):
- Atocha esteision platform guan -

En un segundo todos los usuarios del cercanias dirección Atocha, al unísono hemos procedido a deshuevarnos de risa ante el innecesario aviso en inglés (que supongo era una gracia puntual de los empleados Renfe). Poco importaba que que el origen de los mismos fuese mayorítariamente rumanos y sudamericanos, yo he sentido esa reacción profundamente hispana. Y en ese instante por las misteriosas junturas y conexiones que conforman mi cerebro, he llegado a una profunda conclusión de positivismo fátuo que se apoderó de mí. No importa cuántos Nebraskas, Mercerías, Mantequerías y Ultramarinos antediluvianos cierren para abrir relucientes Mangos, Starbucks u odiosas tiendas para vender jabones de colorines... la esencia real de lo que para mí significa ser español permanecerá. Nos adaptaremos a lo que toque.

5 comentarios:

  1. Me ha encantao. El cercanías madrileño es de lo más "cosmopolitan"!

    Pero lo que más me ha gustado es que tú también hayas observado que hay un bar Nebraska (o Alaska) hasta en el más recóndito pueblo de la última esquina de la piel de toro. Ése es el espíritu.

    ResponderEliminar
  2. Lo de los Nebrajkas madrileños es un tema doloroso, se trataba de una cadena de cafeterías de lo más cañí, con sus camareros con pajarita. Un lugar ideal para merendar con estilo. Que yo sepa han quitado los más cool, el de Gran Vía pares y el Cuatro Caminos ejquina Bravo Murillo. Sin embargo aún resiste el de la acera impares de Gran Vía, que es el que menos había trabajado hasta ahora.

    Bueno mientras sigan abiertas las cafeterías Mallorca seguiré teniendo un emplazamiento para celebrar el día de mi boda, fiesta de jubilación bautizo de mis nietos y todos esos días importantes de mi vida futura.

    ResponderEliminar
  3. Hay otro Nebraska en Goya, que creo que aún no ha sucumbido a los tiempos modernos. Curioso, siendo uno de los primeros signos aperturistas de la dictadura de Franco. Aquí un poco de info para los más fans.

    ResponderEliminar
  4. El de Bravo Murillo no lo han quitado, que yo sepa. Esta mas cerca de Tetuan que de Cuatro Caminos, y tiene una pared con espejos.

    ResponderEliminar
  5. Amic Ángel que curioso es esto de internet en este mundo hasta donde las cafeterias con solera tienen web propia.

    Bienvenida Emma, pues no sé porque la daba yo por cerrada. Pasé este verano por 4 caminos y vi cerrado la localización del Nebrajca más cercano a la plaza.

    ResponderEliminar

Lo + seguido