miércoles, agosto 06, 2008

Un par de ‘Must have’

Un posteo con la única excusa de difundiros dos recomendaciones personales para estos días de intenso calor.

La primera, una literaria. Mucho tienen que gustarme las lecturas de Agosto para que no sea mi libro del verano 2008. Se trata de El ladrón de chicles’ de Douglas Coupland. Como prueba de mi fascinación por este libro de momento ya lo he prestado una vez y otra ha sido regalo de cumpleaños. Todo en diez días desde que lo leí. Su primera característica a mencionar es su estructura epistolar (un género a reinvindicar), sólo que en lugar de usar el obsoleto medio postal, los personajes se envían e-mails y FedExs lo que resulta muchísimo más moderno. Los principales remitentes son Roger un borracho cuarentón con unas perspectivas laborales francamente lamentables, compartiendo trabajo de medio pelo con un puñado de veinteañeros desubicados. Entre ellos destaca la co-protagonista, Bethany una jovenzuela gótica insatisfecha con su entorno, es decir otro efectivo topicazo con patas. Su punto de unión y verdadero motor de la narración es ‘Glove Pond’, una novela que escribe Roger ambientada al modo de las películas de Richard Burton y Liz Taylor del tipo de ¿Quién teme a Virginia Wolf?. Cuyos capítulos se entremezclan con los textos que se envian los personajes y donde la acción y los distintos niveles de ficción se entrecruzan. Prefiero no seguir contando y terminar diciendo que no os arrepentiréis de darle un tiento.



La segunda más que una recomendación es una reivindicación, destinada a todos aquellos que ven solo (o eso dicen) películas de Kiarostami y similar. Yo he visto ‘El espejo’ de Tarkojqui o ‘Al final de la ejcapada’ o ‘El sol del membrillo’ y me han parecido superbuenas e incluso me pueden haber emocionado. Pero en ningún caso me las pongo en esos días de ánimo regular (que son muchos en la vida del bipolar medio) en los que me pide el cuerpo es un rato de sana e incluso descerebrada diversión. En este caso el adjetivo descerebrado me parece de lo más injusto a pesar de su título de aparente mediocridad y que tanto puede echar para atrás. La peli en cuestión es 'Virgen a los 40' . Yo como fan a ultranza de las comedias americanas puede que esté enfermo, pero desde que la vi por primera vez en televisión (ni en el cine, ni siquiera alquilada en deuvedé) puede que me la haya visto entre pitos y flautas, cuatro o cinco veces, y cada vez me divierte más.
Argumentos para los reacios: Sale Catherine Keener de quién M.B. opina que debería tener ya algún oscar('Being John Malkovich' o 'Amigos y Vecinos' por ejemplo) y yo le rebato diciendo que esta mujer debería recibir un ojcar cada vez que entra a una tienda y la enfoca una cámara de seguridad. El segundo motivo es la prometéica actuación de Steve Carell que es imposible que caiga mal a alguien en esta peli. Y el tercero es la etiqueta de ser un producto de la factoría Apatowel cual es el director y de quien sus productos tras el éxito de Superbad me parecen cada vez más flojetes. En cualquier caso esta peli ha pasado a ser un básico de mi deuvedeteca y que recomiendo para pasar un buen rato a quien se deje.




Unas 45 horas para estar en NYC.
Unos dos días para iniciarse los Juegos Olimpicos.
Una semana para la ida de la previa para la Champions League.

3 comentarios:

  1. Caro Pablo: a mí también me moló mazo el libro de Coupland. Qué bien que coincidamos.
    Y más alegría me da ver la inminencia de su viaje a Nuevallorca. Si quiere recomendaciones, ya sabe...

    ResponderEliminar
  2. Lo de Coupland lo tenía pensado, lo de Virgen a los 40, no. Pero si me río la mitad que con Zoolander, me la pillo.

    Gachas por aquí! Qué cosa esto de la interné.

    Ah, Pablo, echa un ojo a mi última entrada... ya lo entenderás.

    ResponderEliminar
  3. Amiga Gatxas: Apunté sus recomendaciones aunque finalmente no fui al garito de los pepinillos en salmuera.

    Estimat La Semana Fantástica: Zoolander es una masterpis, y como ella 'Virgen a los 40' y la igualmente espectacular 'Patinazo a la gloria'. Recomendadas quedan para echar unas risas.

    ResponderEliminar

Lo + seguido