martes, julio 01, 2008

Pues parece que es un buen día.

Desde el día de ayer estoy oficialmente de vacaciones. Con la perspectiva de dos meses de vacaciones; recién cobrada la primera paga extra de Junio de mi vida (como Dios manda sin prorrateos ni leches) y confirmada mi renovación laboral otro año que asegura una ligera despreocupación hasta Septiembre del 2009. Todo parece salir bien y mi única inquietud será qué voy a hacer este verano para matar el tiempo. Las primeras ideas básicas son no madrugar, descansar, dedicar el tiempo a mis aficiones, salir por las tardes a terracear degustando alguna cerveza o tinto de verano y disfrutar de los dos viajes programados Viena y Nueva York (si no surge nada más de última hora). Pero como me conozco sé que antes o después me cansaré de la abulia diaria y en previsión he de organizar alguna tarea monótona que me distraiga sin estresarme ni un ápice. Ahí es donde entran otros planes más pedestres como son acudir con asiduidad al gimnasio o durante Julio ir a las clases de la autoescuela. Aunque estos dos objetivos los veo más como duras pruebas a batir para mi innata inconstancia, que se verá acrecentada por los síntomas de desidia que lo estival engendrará en mí. Bueno eso es todo por ahora, a ver si no entro en un bucle de desgana y me pongo a actualizar esto como en los viejos tiempos.

TINTO DE VERANO, LO PIDE EL CUERPO.

Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido