domingo, junio 22, 2008

Tales to Astonishing: Eurocup 2008.

No he hablado en esta edición de la Eurocopa de Austria y Suiza que disfrutamos últimamente los aficionados al balompie cada tarde. No tengo nada especial u original que decir sobre la tremenda fortuna del imperio otomano, o el ascenso de la antigua URSS, el buen juego desplegado por Flandes, el batacazo de las Galias o la apabullante eficacia de la R.F.A.. Todo ya está dicho, han corrido ríos de tinta y se han hecho todos los gracejos posibles en las barras de miles de bares y frente a cientos de máquinas de café oficinejcas. R. el modernillo me comentó hace un par de semanas como iba a animar a la selección con cierta desgana pues no preveia los momentos de genialidades que brinda la roja en las grandes citas: Paco Camarasa de extremo izquierdo en el Mundial de EEUU, dobles pivotes creativos tipo Hierro-Roberto Ríos, Julito Salinas en toda su grandeza y un larguísimo etcétera. Para él esta selección no despertaba esa inexplicable ilusión, arrebatada por el favor de jugar con los jugones de medio metro que abundan en el medio campo español. Un sesudo analisis con el que coincido plenamente, aunque yo si tengo puestas las esperanzas en la selección debido a un hombre: El seleccionador.


ZAPATONES, REPARTIENDO CAVIAR A ESPUERTAS.

Mi único objetivo con esta entrada es posicionarme a favor del seleccionador antes de que surja la debacle (o no) contra Italia (o el que nos elimine) y todos los que el domingo ilusionados como yo, tornen su ira mediatizada contra Luis Aragonés por no llevar al 'niño bonito de los medios', ese que miraba al cielo mostrando emoción de postureo (aunque ahora hay un tontolhaba que también lo hace). Yo soy fan de Luis Aragones, porque sé que bien podría pasar de todo y estar tranquilamente jugando a la petanca como un buen jubilado o cerrando a pitos una trepidante partida de dominó en la tasca de su barrio. Pero no le apetece porque él se ha ganado el derecho de ser seleccionador más que nadie y un mínimo de respeto por el cual no tendría por qué aguantar las chorradas de los periodistas tendenciosos y maleducados de siempre. Al que no le guste que se aguante.

3 comentarios:

  1. ¿Es o no es cínico que hoy en `los deportes de cuatro Manu Carreño pidiese la renovación de Luis? ¡Qué asco me da todo lo que venga del grupo prisa!

    ResponderEliminar
  2. Yo ya, a estas alturas, soy sólo de Luis y de nadie más. Lo que ha aguantado este hombre por no llevar al soplapollas y al amigo del soplapollas no tiene nombre. Estoy deseando que se gane la Eurocopa y que le diga su mierdoso sucesor:

    "Vicente, ahí te dejo a la selección campeona de europa. Mira a ver si la clasificas para el mundial con el soplapollas como titular".

    ResponderEliminar
  3. Amigo anónimo: ¿qué hay menos fiable que la opinión variable de un presentador progre del imperio del monopolio? Cómo echo de menos a SuperGarcía!

    Estimat Vencido: Dé por seguro que si España gana la Eurocopa a Alemania, la primera pregunta que harán a Luis va a ser algo como - ¿Si Raúl hubiese sido convocado no hubiesemos metido más goles? - o alguna soberana gilipollez similar. No quiero ni pensar que pasará cuando Alemania nos gane.

    ResponderEliminar

Lo + seguido