miércoles, marzo 12, 2008

Days Aren't Long Enough

Una de las cosas que más me gustan de este invento del bloj (y razón última por la que no cierro el chiringuito de una maldita vez) es que cuando echo la vista atrás (entradas anteriores) se atestiguan con vacuas anécdotas las cosas que me acaecieron en mi pasado reciente y me es fácil recordar cosillas que de otro modo me serían inaccesibles. Lo que quiero decir no es que necesite recordarlo todo, sino que lo que queda escrito en este diario me hace inferir no sólo eso sino otras cosas que sucedieron cuando lo escribía. Problemas de mi maldita memoria de pez que necesita acicates para ponerse a funcionar a pleno rendimiento. La actual situación de actualización inconstante, descuidada y puramente anecdótica, me hace perder estas pequeñas justificaciones personales y que en los últimos tiempos se han ido al garete. Sé que para seguir publicando mis miserias a los cuatro vientos he de 'mostrarme' un poco más y no recurrir únicamente a los burdos trucos de 'listar que me gusta esto o lo otro', 'este libro mola' o 'mira este youtube' que nada me aportan a mí, ni mucho menos a los cuatro fieles que perdéis el tiempo mirando estas letrujas.

Nada me gustaría más que ponerme a solucionarlo de inmediato y escribir mis penas y alegrías como antaño. El inconveniente principal se justifica por dos o tres motivos temáticos: Por obvias razones de distanciamiento, decidí no contar las múltiples anécdotas de mi actual colocación laboral como profesor de secundaria. El estar rodeado de quinceañeros/sacosdehormonas/másquebobos todo el santo día podría dar material de primera para esta bitácora de aquí al final de los días, pero es una barrera que pretendo no cruzar. A este límite autoimpuesto se suma un tremendo bloqueo para captar las cosas que suceden a mi alrededor de la manera que hace un tiempo me sucedía de un modo natural. El tercer factor de descuido de mi faceta blogueril es la falta de tiempo, este año de oposición bastante poco estoy dedicando a lo que debería ser mi tarea exclusiva de tiempo libre: estudiar. Estos son los hechos principales que han conseguido que no hable de nada mío, actualice de higos a brevas y mayormente por cumplir expediente. Pretendo que la situación se invierta y como bien sé, los bloqueos y la falta de tiempo se paliarán a base de interés y constancia.

Después de toda esta parrafada de tópico descargo de culpa, me limito a dejar constancia que el último par de días me he dedicado a marear la perdiz burocrática entre delegaciones y registros para poder formalizar los papeles que me convierten desde hoy en un candidato a una oposición gubernamental. Todavía quedan muchos años desde este primer paso hasta que pueda aspirar a ser un Nietzscheano Superhombre (o funcionario como se los conoce en lenguaje plebeyo) de vuelta de todo, pero aquí queda registrado este momento de mi biografía. Para concluir os remito a la canción bandasonoraoriginal del día hoy en 'mode repeat' en mi cabeza (tema al que llegué gracias al célebre culoveoculoquiero de recomendaciones en bitácoras amigas).



STEVE EARLE & ALLISON MOORER

2 comentarios:

  1. enhorabuena!!! super yanky el tema:)

    ResponderEliminar
  2. ¡Diosss! ¡Stve Earle y Allison Moorer! ¡Una de mis parejas preferidas de 2007! ¡Qué bonito el concierto madrileño de ambos! ¡Qué bueno el último disco de Don Steve! ¡Qué voz más acojonante tiene Allison! ¡Y qué culo!

    ResponderEliminar

Lo + seguido