miércoles, diciembre 31, 2008

Peliculas navideñas para 2008 (V)

Última entrada del año dedicada a esta película que no me canso de ver una y otra vez. Un reparto de lujo para un Woody Allen (también ineludible en cualquier lista de pelis) y otro musical. Me hubiese gustado 'ilustrar' la entrada con la primera canción que presenta la película con Edward Norton y Drew Barrymore pelando la pava por las calles de New York pero no la he encontrado y tendré que conformarme con el baile junto al Sena de Woody & Goldie.

martes, diciembre 30, 2008

Peliculas navideñas para 2008 (IV)

Hoy tengo el cuerpo rumbero y me pide algo que no aporte ningún tipo de fatua moraleja. Un ejemplo representativo del arte por el arte, donde no se esconda ningun tipo de enseñanaza o mensaje moralizador, la belleza de las cosas por sí misma. ¿quién quiere realmente que le expliquen las historias? mucho mejor es disfrutarlas tal cual son. Dentro de estas características sin dudar elijo la última (por el momento) entrega de la serie 'The Fast & The Furious'. En la cual dando una vuelta de tuerca al barroquismo inútil de las chanantadas por que sí -marca de la serie- se dedican a hacer carreras de coches derrapando en parkings de diferentes niveles en Tokio. ¿Después de la frase anterior tengo que explicar algo más? Déjate el cerebro y los propositos de ser mejor persona en otro lado y disfruta.


LAS RETRANSMISIONES DE CARRERAS A TRAVÉS DE CÁMARAS DE MÖVIL SON EL FUTURO.

jueves, diciembre 25, 2008

Películas navideñas para 2008 (III)

El mismo día de Navidad no hay cabida para experimentos, después de la comida o al despertar con resaca hay que recurrir a los infalibles. Mi elección es esta. La eterna pugna entre el alma y el cuerpo, lo eterno y lo perecedero, las explicaciones al origen del universo reducidas a una sola cuestión. ¿Cuál es el conocimiento verdadero? ¿Ciencia o religión? Por el lado de lo espiritual un pletórico Mathew McConaughey poniendo la misma cara de inexpresión que tendría en su casa recién levantado de la siesta en cada escena, mientras que del lado de la argumentación científica se encuentra Jodie Foster interpretando, dando cientos de matices, registros, emociones, dejándose la piel en cada mísera escena en busca de un nuevo premio de la academia. Una pareja protagonista que justifica el invento del recurso de plano-contraplano como ninguna otra y además de esto todavía más. Una disputa hasta ahora irresoluble, en la que el componente de los contactos extraterrestres con la humanidad hará que la balanza se decante de un lado u otro. Un peliculón que no es que gane con cada visionado, sino que cada vez es más y más tronchante. Por ejemplo ver la escena de Jodie junto a las antenas escuchando las emisiones extraterrestres en su disc-man mirando al infinito con cara de trascendencia cada vez me resulta más gracioso.


- ¡HOLA CHISPITA!

miércoles, diciembre 24, 2008

Películas navideñas para 2008 (II)

No puede haber una lista completa de pelis para navidad sin alguna de Kevin Costner (no descartemos que haya alguna otra más) y de todo el florilegio de odas al consumo de palomitas en las que aparece -casi siempre de prota- (Waterworld, Los Intocables, JFK, Wyatt Earp, Silverado, Campo de sueños, Mensajero del futuro, etc.) Me decido por esta película aparentemente menor, pequeña y sin pretensiones pero aun así completamente entrañable. al menos a mi juicio ya que cada vez que la echan por la tele quedo hipnotizado hasta que termina. Además de Costner sale René Russo(como la chati de Kevin), Cheech Marín (el colega étnico de Kevin) y el gran Don Johnson (como el malo).

Tampoco estaría completa esta lista sin una buena historía de superación personal de un deportista semiprofesional que consigue ganar en su disciplina contra todos los pronósticos (no descartemos tampoco que caíga alguna otra en la lista de similares características). Como muestra uno de los mejores momentos de la peli:


ONE BALL, ONE SWING, ONE... PELICAN!

(Continuará...)

martes, diciembre 23, 2008

Películas navideñas para 2008 (I)

Decido plasmar cuáles serán las 7 películas que veré en estas vacaciones y que encajen en esa -para mí confusa etiqueta- de lo que debe ser una peli típicamente navideña. La primera es sin duda ni riesgo alguno, un clasicazo al canto que he visto cientos de veces desde la infancia.

Un western realmente crepuscular. Oregon 1850, un grupo de recios montañeses curtidos en la agreste soledad de las cumbres se ven abocados a la desaparición de su modo de vida ante la aparición de un elemento extraño: la hembra.

Este fenómeno hará evolucionar a los aguerridos y fieros montañeses al canto y al baile... Mezcla sin igual de amor, risas, secuestros, escupitajos en el suelo, avalanchas, piques en bailes de pueblo, garrulismo, bodas a punta de escopeta y camisas en tonos pastel. Una irrefutable OBRA MAESTRA.



(Continuará...)

domingo, diciembre 21, 2008

Píldora de egoísmo #487

Y entonces lo atacó con una pila de servilletas de cóctel y cientos de palillos y, cuando ésos terminaron de bailar en los mosaicos, desencadenó un ataque digno de Street Fighter.
'La maravillosa vida breve de Óscar Wao' - Junot Díaz

La cita literaria de hoy no tiene más razón de ser que la de poner en relieve como al menos el premio Pulitzer va cada vez a más y premian a los escritores más capaces de hacer chanantadas como la frase anterior. Por otro lado, de un tiempo a esta parte he cogido la pésima e impopular determinación de devolver aquellas cosas que me regalan y que no me gustan. Este proceder a lo Rachel Green, me hace acercarme a la Fnac, el Corte Inglés o similar gran superficie donde les importa un bledo lo que descambies tengas o no ticket de compra. La última operación que realizaré mañana mismo es 'Yo soy del Atleti y ¿qué?' que me regalaron con óptima ilusión. Pero que me desagrada en modo sumo ¿qué hay peor que unb libro (supuestamente) escrito por un personaje popular? y con más inri cuando se trata de un tema serio como el Atleti. a vceces el valor sentimental no pesa tanto como el espacio que ocupan los presentes en los estantes.


INTERCÁMBIALO POR UN TXEJOF!

viernes, diciembre 12, 2008

¡Qué vida tan sencilla la tuya, mi amigo autómata!

- Qué vida tan sencilla la tuya, mi amigo autómata. -
El último mosquetero (2007) - John Arne Saeteroy 'Jason'

La voz de Klaash estaba ajustada para que sólo pudiera oirla yo -
Superman #10 (Octubre 1987)

Forzándome a escribir para no tener más abandonado si cabe el bloj, lo único que me apetece mencionar de mi agónica última semana de trabajo, es como el pasado miércoles fruto del azar me encontraba en un edificio del centro de Madrid dispuesto a participar en un estudio de mercado. Una actividad que realicé con interés en mis ya lejanos años de universidad y en la que por una compensación económica era capaz de asegurar que era consumidor de los productos más dispares. Pues bien, un grupo de jóvenes de veintimuchos/treintaypocos opinábamos un poco las tonterías sin sentido que nos salían de la polla acerca de diferentes proyectos de campañas publicitarias a cada cual peor sobre una conocida marca de bebida alcohólica. Mientras al otro lado de un espejo quién sabe cuánta gente estaría despollandose de las paridas que deciamos. Tras haber dejado claro que el formato en el que un jovenzuelo pizpireto y espabilado hijo del baby-boom monta una fiesta de la nada - repleta de tías buenas y en cualquier contexto de su existencia - nos parecía un concepto más viejo que el respirar, llegó el momento de las campañas a la búsqueda de lo original dando lo mismo de siempre. En esta tanda creo que viene mi momento cumbre de esta semana en donde descubrí que yo estaba allí por mediación del destino y para dar mi sincero parecer.

La idea de spot que nos presentaban consistía en un estudio de grabación en Miami, se abría una puerta y debían aparecer los White Stripes. Él cogía la guitarra y la otra se sentaría en la batería. Antes de empezar aparecía Beck cortando menta, picando el hielo y todo el proceso de preparación de unos mojitos con la marca de ron que estaba detrás de este invento. A continuación aparecería uno de los dejcamisados de los Red Hot Chili Peppers para unirse con el bajo. Inmediatamente después a le tocaría aparecer a un componente de los Foo Fighters y después anosequién que haría un dúo cantando con Jack White. Y justo cuando irían a empezar esa Jam Session de vete a saber qué mierda, y a la postre aparecería Jimmy Page con la guitarra en ristre antes de fundirse en negro y soltar alguna frase del calado de -ahora empieza tó lo bueno – y seguidamente el nombre de la marca.

En esos instantes yo ya me había retorcido en mi asiento preparado para decir algún exabrupto en contra de semejante idea buscando el público rockdeluxe. Un sector social que opino habría que ningunear a todos los niveles. De repente el chico de mi lado dijo que le parecía un spot chupi porque conectaba con todos los grupos que aparecían representados y dotaba a la marca de un aire fresco de actualidad. Me contuve dejando que los demás dijesen comentarios más favorables, menos favorables o de (bendito) desconocimiento de quienes eran esas gentes; hasta que tomando el turno de palabra y consciente de que grababan todo lo que estaba diciendo solté la que considero mi frase de la semana: - A mí ese dream team de lo mercadofuencarraleño no me puede asquear más. – y acto seguido arrellanandome en el asiento dejando claro que no tenía más que decir a ese respecto. Me mola porque es probable que nadie de los presentes tuviese alguna idea de qué estaba diciendo y porque queda constancia de mi parecer. Después de eso seguimos un rato más y al salir me obsequiaron con un sobre con 60 euros. Dinero (junto con algún excedente de mi cumpleaños) he despilfarrado hoy en caprichos absurdos en la fnac: dvds de Reservoir Dogs e Iron Man (en realidad iba por la trilogía del Dólar de Sergio Leone pero no me ha convencido la edición), la nueva novela de Will Ferguson y el nuevo disco de Christina Rosenvinge. Todo con pasta como que no era mía. ¡Así da gusto consumir!

domingo, noviembre 30, 2008

Arroz Socarrat

Apenas queda media hora para que arribe el día de mañana. Con él se agotan mis últimos momentos como veinteañero. Cuando leas esto ya seré un señor mayor. Todavía no he plantado un árbol, ni he tenido un retoño, ni he escrito ningún libro. Una década que se va y aunque tranquilamente puedo llorar plañideramente sobre todas aquellas cosas que no he hecho, las experiencias perdidas y en resumen los tópicos del advenimiento de la vejez de los que nos sabemos unos pringaos; lo cierto es que soy consciente de que nada significativo va a cambiar de hoy para mañana. Me gustaría poder contar que he pasado mi último finde como joven de veintimuchos haciendo el vándalo quemando contenedores, borracho como un excursionista, follando como un león, dilapidando mi dinero en un viaje absurdo o cualquier otra tontería personal memorable, pero no he hecho nada de eso. En realidad ni siquiera he salido del hogar desde el viernes, en gran parte por miedo al frío polar que ruge en Madrid. Bueno con estas innecesarias palabras me despido de la veintena, esperando que en lo que me quede por vivir haya un resquicio de esperanza para la dignidad. Al menos pido eso.

Me voy a leer unos tebeos de 'Namor el hombre submarino' para hacer el tránsito a medianoche. Hasta la próxima!


- LA GENTE MAYOR TAMBIÉN PUEDE MOLAR.

domingo, noviembre 23, 2008

Indalecio Prieto p'arriba, Indalecio Prieto p'abajo.

Pensaba ignorante que la adquisición y pública ostentación del último cacharro tecnológico –cuanto más caro, canijo y potente mejor- hacía a su propietario de una fugaz jerarquía sobre esa abstracción capitalista que es ‘estar a la última’, pero hace un par de días descubrí en un transitado bulevar de Vicálvaro un inquietante tableu vivant que ilustra que es realmente marcar tendencias.

Encontrábame yo haciendo tiempo para entrar en mi curso municipal de los jueves y decidí entrar a un ultramarinos regentado por un inmigrante de origen asiático (vulgo: un chino) a comprar un botellín de agua. Al cruzar el umbral me convertía en espectador de una conversación in media res. El primero de los interlocutores era un joven cristianoviejo de tez morena, musculazos brazos tatuados, pelo con desconcertantes mechas rubias y un elegante Mullet. En el rincón del cuadrilátero comunicativo destinado al papel del receptor, se encontraba una niña de unos once/doce años de atuendo y rasgos fisilógicos árabes. Sin voz pero con presencia flanqueaban a los dos contertulios sendos empleados asiáticos, uno vigilando en la puerta y otro cobrando tras el mostrador donde un ordenador portátil que hacía de hilo musical del local, era el leit motiv de lo dialogado.

El muchacho de los brazos tatuado hablaba de su dominio de lo tecnológico y ante la perplejidad de la cría. Presumía de cómo conectarse a Internet era cosa sencilla gracias al invento de las redes inalámbricas. La niña rebatió sobre el precio de Internet, pero el muchacho didáctico, dogmatizó diciendo que pagar por acceder a Internet era cosa de majaderos habiendo en su domicilio conexiones vecinales a las que enchufarse por la patilla. En esto, yo ya estaba pagando mi agua e iba a encaminar mis pasos hacia la salida. Cuando el muchacho interrumpía la cháchara, cogía el ordenador portátil del mostrador (que yo creía propiedad de los dueñlos del local) y aún abierto y con la música sonando se dirigía también a la calle. Allí disfruté de la estampa que me encandiló y por la cual escribo estas líneas. Igual que las míticas siluetas de los centauros a los hombres antiguos, sé que entre mis referentes futuros estará siempre la imagen de un muchacho siendo el primero que lleva por la calle su ordenador con la pantalla al viento y compartiendo su tracklist de éxitos de rumba post-catalana como si fuese mismamente el gachó primigenio que llevó al hombro un loro de dos pletinas hace dos décadas.

Como diría Cho.: - ¡Bienvenidos al siglo XXI! -

P.S. No quiero obviar la anécdota que me relató MB, en la que contaba como los abuelillos postmodernos de su gimnasio vallecano, también se declaran en rebeldía de la tiranía de de los Ipozs, Ifons, telefonos móviles, emepetreses, emepecuatros y demás zarandajas, llevándose el transistor (sin auriculares) y colocándolo en el hueco destinado para la botella de agua. Pudiendo así pedalear o trotar alegremente al ritmo de los hits copleros de Radio Olé.

sábado, noviembre 15, 2008

Take a look inside...

No me privo de colgar este sketch que vi anoche en Saturday Night Live (que están re-emitiendo en Canal + a horas intempestivas) y que me hizo partirme de risa.



ANDY SAMBERG
& JUSTIN TIMBERLAKE - DICK IN A BOX - solucionando las Navidades de crisis económica.

miércoles, noviembre 12, 2008

Cumplir propositos de enmienda.

-No volveré a dejarme convencer para hacer el payaso en espectáculos ajenos– MB. dixit.

Muchas veces tendemos a malinterpretar esos confusos sentimientos que son la timidez o la vergüenza propia confundiéndolos con las ocasiones en que uno dibuja una línea imaginaria en el suelo y se compromete a no cruzarla llueva o nieve en pos de mantener la poca dignidad que a uno le queda. Hoy me ha tocado sufrir una situación de este tipo. No creo haber leído nunca nada más claro sobre este tema que este añejo posteo del difunto bloj de MB, así que lo dejo como bibliografía esencial.

Comenzaba la jornada llegando a la colocación y nada más cruzar el umbral de la puerta de la sala de profesores era consultado por si me apetecía perderme mis clases del día a cambio de irme a una excursión del Departamento de Música como acompañante/guardian. Ni un segundo he dudado en dar el sí. El destino era un concierto didáctico de flamenco para adolescentes en un teatro de un centro cultural de la Comunidad. En resumen os podeís hacer una idea: Cómo se toca un cajón de madera, si pones clavos en los zapatos haces más ruido al taconear y otros conocimientos esenciales en la educación de un escolar. Explicados por una bailaora de origen italiano ¿? - definible por una inexplicable ausencia de gracia al bailar -que abandonó su Milán natal por amor al flamenco. El climax de la actividad ha sido cuando el cuadro flamenco invitaba a subir a distintos niños al escenario para bailar torpemente unas sevillanas. Ocasión ideal para que esos yonquis de las llamadas la atención que son los adolescentes, hiciesen el tonto un rato delante de todos los demás. Pero ¡oh horror! Después de un par de rondas de niños, se anunciaba desde el escenario que era el turno de que bailasen los profesores. Uno de esos momentos en los que sabes que estás en el lugar y en el momento equivocado.

En décimas de segundo, visto y no visto la profe de sociales y gimnasia toda resuelta ya estaba en escenario. Yo me intentaba esconder y miraba para el lugar del profesor de música esperando que él apechugase con ‘su’ excursión. Pero resultó ser otro pusilánime que intentaba escaquearse como yo. En segundos un centenar de alumnos estaban dados la vuelta sobre sus asientos dirigiendo sus miradas hacia mí y coreando mi nombre. – Pablo, Pablo, Pablo...- Sus mefistofélicos rostros rezumando pura maldad estaban iluminados por la tenue luz de sus teléfonos móviles. Los cuales empuñaban dispuestos a grabar la actuación para colgarla en YouTube lo antes posible. Mientras algunas de mis frases dichas en clase era repetidas con especial inquina: - Pablo ¿no decías que en tu clase nunca hay vergüenza? - La presión no pudo conmigo y sin inmutarme me arrellané en mi asiento poniendo mi sonrisa más estúpida y esperando a que pasase ese momento de tensión. Por suerte también iba otro instituto y otros profesores más lanzados/inconscientes procedieron a sacarme del apuro. En resumen estoy contento conmigo mismo pues he sabido decir sin dudar –¡Y una polla!- en el momento adecuado.

Ósculos.

sábado, noviembre 08, 2008

Never been kissed

Hoy he comprendido mi primer dialogo en rumano. Sábado por la mañana, emprendía mis pequeñas rutinas: biblioteca, correos, supermercado… a la vuelta esperaba en el autobús hojeando con desinterés un par de libros. En la marquesina roja del autobús se sentaba a mi vera una mujer rechoncha de unos cincuenta años vestida de domingo, maquillada con rodillo de TVShop y con ropa en flamantes tonos turquesa como sacada de un mercadillo de mil novecientos ochenta y siete. En la espera ha aparecido al otro lado de la calle otra mujer a la que la mujer de mi lado ha llamado pegando un berrido. La otra con una sobriedad digna de elogio se ha acercado al paso de cebra y tranquilamente ha cruzado hasta la posición de su amistad. Se han saludado, y la mujer sentada a mi lado ha sacado de un bolso que me veo incapaz de describir, una ristra de cajas de cedés con carátulas de manufactura casera. Ha ido seleccionando cuidadosamente de entre lo que tenía y dándoselo a su amistad. Tras ese momento, ha empezado una conversación unidireccional que con la dificultad de estar codificada en un idioma del que no entiendo ni media (a pesar de su origen romance) he podido desgranar y comprender creo que con bastante fidelidad.

Con poderosos aspavientos la señora de turquesa ha empezado a arremeter contra la sociedad en la que ahora vive. Sus quejas se centraban en la pérdida de nivel de vida que sufre desde que llego a España en comparación con un utópico estado del bienestar que tenía en su Rumania natal. Una vez comprendida la tesis esencial, los argumentos se comprendían a la perfección uno detrás de otro: que si tener que limpiar ocho casas a la vez para sobrevivir era inhumano, que si en Rumania pagaban más, que si por no hablar español la consideraban tonta diciéndoselo a la cara, que si en Rumania contratas a una chica española para limpiar se la trataría mucho mejor etc… verdades como puños que además se fortalecían por ser expresados a gritos, entre risotadas y utilizando la palabra –mierda- (no sé si en un guiño cómplice al castellano o en rumano original) y reforzado con el siempre efectivo gesto de hacer como que se escupe al suelo. La otra mujer rumana a todo esto escuchaba pacientemente si decir una sola palabra y esperando que acabase para llevar la fruta que había comprado a su hogar. Yo inevitablemente sopesaba sus razonamientos y pensaba qué trabajos podría conseguir una mujer de las mismas características físicas y nivel sociocultural similar pero de nacionalidad hispana en el cruel mundo que nos toca vivir. Creo que con la salvedad de poder conseguir un contrato laboral sin dificultad yo no lo contrataría de nada y si tuviese que hacerlo sólo lo haría en algo que nadie más quisiese.

Los hados han querido darme de nuevo una lección vital más con otra mujer entrada en la cincuentena como protagonista. Cuando he llegado a mi hogar, entregaba a mi progenitora la cantidad que me ha parecido bien para que se compre algo por su cumpleaños. Hace tiempo que desistí de comprar cosas que no le gustaban aunque hacia parecer que sí. Entonces requerí que pensaba adquirir como regalo y me ha confesado que le había echado el ojo a un preciosísimo chándal de terciopelo que le vendrá niquelado para sacar a los perros por la vecindad. Después de sugerir con claridad que ni se le ocurriese utilizar el dinero de mi regalo en semejante dislate, he recordado a la señora del autobús y comprendido que quizá no haya una distancia insalvable como pensé media hora antes.

Adeu.

domingo, noviembre 02, 2008

La delgada línea que separa vanguardia de buenrrollismo.

Últimamente he adquirido el feo vicio de adquirir tebeos de gente que ya no los quiere y amablemente a cambio de distintas tarifas les proporciono un hogar digno. También hago yo lo mismo intentando deshacerme de aquello que ya no quiero. La mencionada actividad me llevó esta semana a desplazarme hasta la inhóspita estación de metro de Plaza Elíptica, donde había quedado con un señor desconocido con el que había apalabrado unos tebeos.

Allí estaba yo, sosteniendo entre mis manos un ejemplar de Ana Karenina, muerto de frío y sintiéndome ridículo por quedar con un desconocido por algo tan tonto, sólo para ahorrarme ocho euros de un anónimo paquete postal. Observaba a todo aquel que aparecía en la lontananza, buscando la cabeza rapada que me había dado como identificación mi contacto. Cuando veo que se acercaba hasta mi posición una treintañera con un extraño trote. Una muchacha que desde la primera impresión catalogaría con los rasgos fisiológicos injustamente asociados – excepto a todo aquel que pertenezca a un endogámico linaje real – a una inteligencia genéticamente poco desarrollada.

Pues bien, nuestra aparente borderline protagonista llegó a mi posición y emitió una pregunta sobre la que saqué dos conclusiones. La primera era que la chica era inmigrante y la segunda que no había entendido una mierda de lo que me había dicho. Le pedí que repitiese lo que me había preguntado, dos y hasta tres veces, pero los resultados eran los mismos. No entendía esa lengua que me sonaba a una suerte de portugués bizarro. Entonces ella acompañó su ininteligible interrogación con un gesto inequívoco: un acompasado choque de sus palmas a la altura del pecho. Como buen filólogo que se ha empapado de la comunicación no verbal floradavisiana pude entonces descifrar el final del enigmático mensaje: - blablabla blabla bla batir palmas

Con esa información ya deduje que la pregunta era si yo estaba en ese lugar para batir palmas o si había visto a otros que sí lo hiciesen. Le trasmití con incredulidad que no sabía nada sobre ese tema. Ella se marchó hacia la parada del autobús supongo que a preguntar a la gente si sabían algo de los que batían palmas que allí se reunían. Entonces yo me quedé con la idea de que había una serie de gente que quedaba aleatoriamente en distintos puntos de Madrid a una hora determinada y cuando se encontraban, sin cruzar una palabra, ni presentarse, ni nada. Sólo se colocaban en círculo y se ponían frenéticamente a aplaudir, para después cada uno en anónimo silencio marcharse por su camino.

Dicho parecer que desde el primer momento me pareció una tontada, me hace reflexionar sobre las manifestaciones espontáneas e inútiles que tanto abundan (aunque no lo parezca). En mi simpleza tiendo a considerar estos artisteos como estúpidas buenrrolladas cuando su forma o su fin tienen un tinte positivo (ejemplos: batir palmas, abrazarse con desconocidos, morreos colectivos...), mientras que si un acto de estas características tiene algún fin destructivo rozando lo vandálico (ejemplos: quema de contenedores, escritura de grafittis diversos en mobiliario urbano, secuestro de carritos de supermercado y posterior abandono en los lugares más insospechados...) no dudo en denominarlo vanguardista y verdaderamente artístico, supongo que por la necesidad de una cierta carga crítica y por un carácter más individual.


Mientras pensaba yo estas cosas e imaginaba teorías conspirativas de logias masónicas de batidores de palmas, la realidad hizo acto de presencia dándome una de sus demoledoras lecciones para bajarme de las nubes de la tergiversación de hechos. Aparecieron una pareja de quinceañeros maqueados al mínimo detalle con una elegancia estilo Choni que a mí me resulta una pinta ideal para ir a robar el super de una gasolinera y poco más. También se acercaron atraídos como moscas por mi solitaria espera, para preguntarme si estaba allí para lo mismo que ellos. Al parecer el emplazamiento que yo había elegido al azar era el lugar donde se recogía al público que asistía a las emisiones del programa Factor-X . No sé muy bien porque cuento esta historia más que para remarcar mi estupidez, o si hay alguna moraleja, o si realmente he aprendido algo, o si se trata de otra inútil manifestación de buenrrollismo encubierto. En cualquier caso cumplo con el mínimo de una entrada a la semana que me he autoimpuesto y me despido moviendo la mano hasta la próxima.

domingo, octubre 26, 2008

Cuarto Aniversario.

560 entradas desde que una madrugada igual que hoy, 26 de Octubre, sólo que del año 2004, empezaba a publicar en este invento de los bloj. Picado por el hecho de que tuviese uno y casi a la par con MB y Cho.(éste último aún activo) quienes como yo, también hicieron los suyos movidos por la envidia. Hubo periodos de frenética actividad casi a diario, mezclados con otras etapas de dejadez e incluso abandono. Una árdua competición para saber cuál es la entrada más inútil o de peor calidad. Y algunos pocos posteos que tampoco estaban tal mal y de los cuales con la distancia me sirven para justificar todos los demás. Un montón de comentarios (aunque a mí siempre me parezcan pocos) de amigos, de conocidos, de saludados y oh! sorpresa! de absolutos desconocidos. Con esta entrada celebro el inicio del quinto año de 'EN BUJCA DEL TIEMPO PERDIDO', una parida que empezó como tal y que espero pueda proseguir durante mucho más tiempo.
Nos leemos!

sábado, octubre 25, 2008

Panegírico: DFW

Me levanto con ese indescriptible malestar que los mortales conocen como 'resaca', una situación lamentable pues recuerdo como ayer consumí un total de 5 cervezas de marca mahou (4 tercios y una caña doble) en la antesala, durante y después en los prolegomenos del conciertazo de Ellos. Una cantidad alcohólica irrisoria para provocar algún malestar posterior, pero no me engaño es normal entre mi buscada vida casi-monjil y lo viejuno que estoy. Pero hace un rato mientras esperaba para comer y hojeaba el suplemento literario-cultural del panfleto para progres de derechas que compra mi progenitor cada fin de semana, me entero de una noticia de hace ya un mes y pico desde que se produjese: La muerte de David Foster Wallace que apareció ahorcado en su casa el pasado 12 de Septiembre.

Un escritor del que alguna vez ya he hablado y citado
aquí y por el que profeso una sincera admiración. Recuerdo con afecto el reportaje sobre los premios de los AVN en 'Hablemos de langostas', la despiadada crónica de un crucero en 'Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer', los inquietantes relatos de 'Entrevistas breves para hombres repulsivos' o el grato regusto que tengo de la monumental 'La broma infinita' que en un par de ocasiones he empezado pero que por diferentes motivos siempre dejo a medias para una mejor ocasión(ahora mismo me comprometo conmigo mismo para concluirla antes del fin de año). Sinceramente, creo que es una lástima.

Hasta mañana!

sábado, octubre 18, 2008

Ser Garci por un día.

En mi experiencia en esto de los blogs, he observado (sin necesitar un exceso de perspicacia) que un común denominador de un amplio espectro los blogueros es la necesidad de hacernos los listos. Hacer épica de todas aquellas cosas que percibimos como si hubiésemos inventado la rueda, cuando siendo muy generoso con la inmensa mayoría, lo que tenemos que aportar es cuanto menos obvio e insignificante. No es nada de lo que avergonzarse, yo soy así de simple y mis deseos de llamar la atención de los demás son inagotables.

En este sentido, ayer me llevé una agradable sorpresa cuando descubrí que próximamente podré cumplir uno de los sueños de mi vida. Antes de explicarlo tengo que poner en antecedentes a los que no le sepan. Tanto Cho. como yo hablamos este año de apuntarnos a alguna actividad para las tardes de este otoño-invierno y por diferentes circunstancias fuimos a parar a los talleres que imparte la Comunidad en sus distintos centros culturales. En resumen (el resto de la historia y sus detalles saldrán a la luz antes o después) desde principios de mes asisto a dos cursos en dura competencia por ser auténticos filones de diversión y caviar. El segundo de ellos es ‘Crítica de cine’ donde disfruto de un heterogéneo grupo de asistentes de lo más dispar: jubilados, señoras con edades que comprenden todas las décadas de la madurez (30, 40, 50…) , erasmus y un resto de jovenzuelos post universitarios entre los que me incluyo. Vemos semanalmente una peli y luego la comentamos. Objetivamente es una soplapollez, pero a mí me mola. El caso es que en la clase de esta semana la profesora/moderadora nos ha invitado a que todos los meses uno de nosotros elija y presente la película que vamos a ver.

En el momento que lo anuncio se me hicieron los ojos chiripitas y visualicé la posibilidad de convertirme en José Luis Garci en Q.G.E.E.C. por un rato. Decliné la opción de ser el primero en presentar mi película, esperando poder ser el afortunado de la última semana de Noviembre. Lo cual supondrá que será una de las últimas cosas que haga antes de cumplir la treintena cerrando así otra década vital.

Ahora tengo que meditar cuál será la película a elegir. Algo impactante para epatar y a la vez que sea tremendamente personal, evitando tanto como me sea posible los friquismos postochenteros y el exceso de pedantería autoril. El género y la época me son igual. Cienes de títulos vienen a mi cabeza: Carretera Pérdida, Escuela de Sirenas, The Royal Tenenbaum, Muerte entre las flores, Showgirls, Retorno al pasado, Un domingo cualquiera, En un lugar solitario, Los Warriors, Caravana de mujeres, Ed Wood, A chorus line, La taberna del irlandés, JFK, Cautivos del mal, Zoolander, La noche americana, Doce del patíbulo, La doble vida de Verónica, 8 y 1/2, Todos dicen i love you, Playtime, El bueno el feo y el malo, Teniente Corrupto… todas y muchas otras más. Una decisión demasiado importante para tomar a la ligera. ¿y tú qué elegirías?

Ahora me percato de que lo que realmente quisiera es montar un cine-forum propio. Sniff…

martes, octubre 07, 2008

Curso básico de interpretación de sueños XI

- ¿Creéis que el agua es rápida? Tendríais que ver el hielo. Se mueve como si pensara. -
Samuel L. Jackson en Deep Blue Sea, iniciando su monólogo cumbre, justo antes de que lo meriende un tiburón superinteligente.

Vuelvo a resucitar este añejo ejercicio de exposición pública de mis vergüenzas oníricas. Anoche me tocó sufrir una experiencia que así bote pronto relaciono con un ofrecimiento que me hicieron ayer en el trabajo, aunque por rubor no daré mi clave interpretativa. Al lío:


Me encontraba en viaje de veraneo a una localidad levantina que denominaré genéricamente con el sutil nombre de Valencia (donde nunca he estado). Acompañaba a mis progenitores, a mi hermano y a su cónyuge, con la intención de compartir unos días de playa en familia. El lugar donde residíamos era un apartamento de dimensiones muy reducidas. Recuerdo vívidamente como el minúsculo salón no permitía que cenásemos todos a la vez alrededor de la mesa. Teniendo que cenar, ver la TV y cualquier actividad aparentemente grupal, por turnos. Un ambiente hogareño claustrofóbico que nos impulsaba a todos a hacer cualquier plan o aprovechar cualquier excusa para salir. Más allá de esa consciente repulsión que tienen las personas ‘normales’ a pasar tiempo en familia, en este viaje yo estaba en un estado de sumo disgusto. No sé por qué había sido obligado, pero no quería estar allí.


Una tarde de especial sopor, de improviso recordaba como M.B. (en la vida real) me había hablado maravillas de una tienda de comics en Valencia. Entonces sibilino, anunciaba en mi casa un plan que me haría librarme del resto del clan. A quienes quería ocultar mi destino (tampoco sé la razón, pero imagino que estaría castigado sin comprar tebeos por malas notas o similar) y dije que me iba a andar un rato por la playa. Entonces cuando enfilaba triunfante el umbral de la puerta con el pomo girando entre mis dedos, mi progenitora me llamaba a gritos instándome a que no saliese y mirase el televisor. En las noticias se anunciaba una inminente catástrofe natural. Un tsunami se acercaba a Valencia. Si, como leeís. El típico grupo de olas gigantescas fruto de esos maremotos tan frecuentes en el virulento mar Mediterráneo. Por supuesto, eso chafaba mis planes de escape y me veía obligado a permanecer junto al resto de la familia en el bungalow playero, escuchando como las olas golpeaban furiosas una y otra vez, contra las contraventanas de metal y viendo como tanto el transcurso de la tarde como el espacio vital se achicaban cada vez más, y más… y entonces desperté.

sábado, octubre 04, 2008

Crisis de identidad y hagamos un mundo mejor.

Ayer me percaté de que había perdido ni flamante documento nacional de identidad electrónico. Me di cuenta cuando fui a recoger un paquete a correos y no se hallaba dentro de mi cartera junto al resto de tarjetas de plástico destinadas a los usos más peregrinos. Una vez fui consciente de la pérdida, tuve que repasar mentalmente dónde fue la última ocasión en que hice uso de mi DNI. Pensando en qué ocasiones podría haber ido a un aeropuerto, realizado algún tramite burocrático estatal o lo más factible haber realizado un pago con una tarjeta de crédito. Retrocedí día a día en el tiempo, lo que me llevo a bajar de urgencia a preguntar al Ahorramás y Mercadona. Aunque no tuve fortuna. Seguí pensando en todas las compras que podía haber hecho en un pasado reciente pero no se me ocurría nada. En este punto la fatalidad anidaba en mí y ya contaba que con mi identificación se habrían realizado un par de casamientos de inmigrantes sin papeles, creado a mi nombre los negocios ilegales más extrambóticos y toda suerte de desgracias. Hasta que por la tarde cuando ya daba por hecha mi visita a la comisaria más próxima para denunciar la pérdida y consiguiente renovación llegó la solución. Mi último pago con tarjeta se realizó en un céntrico restaurán donde estuve una semana antes. Cuando fui a ver si sonaba la flauta y comprobar si estaba mi identificación en el local, resultó que si la habían conservado y amablemente me la devolvieron. Un alivio más que nada por el peñazo de los tramites.

Mi reflexión sobre este tema es que he estado como un ilegal indocumentado toda la semana y no me he dado ni puñetera cuenta, ni yo, ni la administración. Sólo puedo concluir que el sistema no funciona.(toda la trama anterior no es más que burda excusa para la parida siguiente :) La democracia tal y como la conocemos es un eco del pasado. Los sufragios para elegir a los más aptos para gobernarnos no funcionan. Desde ayer he empezado a pensar en una alternativa, conceder el gobierno y el poder no por 'libre' elección de los ciudadanos, ni por hegemonía, ni derecho de sangre... la bizarra solución que he estado sopesando es la del concurso de méritos. Imaginemos un concurso de oposición para acceder a las más altas cotas del poder. Poder presentarse a la Oposición a Monarca de un estado, a Presidente de Gobierno, a Sumo pontifice de una religión mayoritaria o incluso a Presidente del principal partido de oposición y así un larguísimo etcétera de cargos... Todo esto me parece una gran idea no porque crea que vaya a confluir en un mundo mejor para todos. No, es más estoy seguro que daría lugar a una amplio abanico de tiranías, absolutimos y caciquismos varios. Pero por otro lado a mí me daría la ocasión de poder conocer a algún ser humano opositor que se dedicase (en serio) a prepararse para ganar la plaza a Emperador de Sacro Imperio Germánico Romano o cualquier otro cargo que se os ocurra de nombre rimbombante. Seguro que merecería la pena.

Bueno con esto me despido y vuelvo a preparar mis Programaciones y Proyectos curriculares, que como es habitual siempre dejo para el último momento.

sábado, septiembre 27, 2008

Mi primer viaje, mis primeros aplausos, mi primera...

... no, no es mi primera colonia Chispas. El quid de la entrada de hoy es otro arrebato de orgullo consumista a compartir con vosotros. Se trata de la adquisición de mi primera obra de arte original. Por supuesto mis emulumentos no me permiten compararme a a Tita Cervera-Von Thyssen, pero empiezo a encauzar mis primeros pasos. Siempre reitero dentro de mis posibilidades. Por tanto deseché la posibilidad de hacerme con un Leonardo original, un Hopper, un Mucha, un Schiele o un Montxo Borrajo entre muchos otros.


Finalmente decidí centrar mi campo de acción en una de mis filiacciones más importantes: los tebeos. Y dentro de ese cosmos también tuve que quitarme de la cabeza (por el momento) adquirir un orginal de George Pérez, Arthur Adams o John Romita Jr.. Pero surgió la oportunidad de olvidarme de los grandes nombres, centrándome en conseguir algo que me aportara algo más que sólo una firma. Y adquirí esto via ebay:


The New Avengers nº 31, pag 18. Lápiz de Leinil Francis Yu

Explicación argumental: Maya López 'Echo' acaba de ensartar con su katana a Elektra. Ante la impávida vista de Luke Cage 'Power Man' , algo extraño sucede con el cuerpo. También se percatan los ninjas de 'La mano' que pelean además contra Lobezno y Spiderwoman. En la página siguiente se descubre que Elektra estaba siendo suplantada por un alienigena Skrull, dando inicio a la trama de 'Secret Invasion'.

Un pedazo de cacho de trozo de historia reciente de los comics marvel que a partir de ahora lucirá en la cabecera de mi piltra.
¡Borja Thyssen, échate a temblar!

martes, septiembre 23, 2008

Recuerda claramente la Tierra.

Recuérdamelo. Pero depende. Antes quiero que me digas una cosa: cuando hayas muerto, te hayan enterrado y andes flotando por ese sitio al que iremos todos ¿cuál va a ser tu recuerdo de la Tierra?
- ¿Qué quieres decir no lo cojo. -
- ¿Qué cuál es el momento que para ti define lo que es vivir en este planeta. ¿Qué te vas a llevar? -

Hay un silencio. Tobias no entiende la cuestión, y finalmente yo tampoco. Ella continúa:
- Las falsas experiencias yuppies por las que has pagado, como el piragüismo en aguas bravas o pasear en elefante por Tailandia, no cuentan. Quiero que me hables de un momento de tu vida que demuestre que estás vivo de verdad.

Tobias no está dispuesto a proporcionar información al respecto. Creo que antes necesita un ejemplo.
- Yo tuve uno- dice Claire.

Todos los ojos se vuelven hacia ella.
- La nieve - nos dice-. La nieve.

Douglas Coupland en 'Generación X'

Me apetecía guardar y compartir esta cita literaria(de las muchas que producen últimamente mis lecturas compulsivas de este autor). Me gustaría poder decir cuál seria mi recuerdo de la Tierra, pero o bien porque el que he pensado primero es demasiado cursi o bien porque no me resulta mínimamente deslumbrante, voy a acogerme al derecho de silencio hasta una nueva ocasión.

lunes, septiembre 22, 2008

¡El pop nos hará libres!

Sin más justificación aparente que la de porque si, manifiesto como mis preferencias musicales están del lado del pop. Las demás etiquetas musicales por hache o por be no me consiguen captar para sus sectas. Creo que lo que más me gusta de la música pop no sean las melodias pegadizas, o la bola de grandeza/miseria que se crea a su alrededor. Pienso que lo que me gusta en el fondo es que las letras de las canciones redondas (o lo que yo entiendo por canciones redondas) carecen absolutamente de sentido. Seguramente eso las hace más eficaces a lo largo de mi confuso trayecto vital. Unos ejemplos:


Temazo. ¿Pero de qué trata?



Otros gráficos ejemplos de canciones en cíclico 'mode repeat' que realmente no sé de qué van: Uno, Dos y Tres. Vale, esto no era más que fatuas excusas de bloguero totalmente acabado, sólo para poner canciones o videos que me molan.

miércoles, septiembre 17, 2008

Otro blues de putos reviejos.

Mr. Perkins: ¿Cómo podemos agradecértelo?

Edwin Jarvis: Hay un modo. Si Mr Perkins tiene una docena de huevos… ¡podremos probar el mejor puding de Yorkshire del mundo!

The Avengers #201 (1980)

Una de las mayores estafas de las que es víctima el hombre moderno es la creencia de la existencia en finales felices. Esa suerte de conclusión a través de la ficción que nos induce a la creencia por la cual la felicidad vital debe culminar en un clímax dramático en el que todos los avatares y desdichas son superados. Otra Biblia más que culturalmente nos venden y que yo me he comido con patatas una y otra vez. Mas lo que dicta la experiencia en la vida ¿real? es que, más allá de la aparición de estos momentos, hay que tener en cuenta que las situaciones se continúan y tras un éxtasis de dicha ineludiblemente viene el mazazo del descenso. ¿Merece la pena? Pues seguramente sí, al menos yo, iluso de mí, sigo anhelándolos.

Estas paranoias pesimistas vienen a mi mente últimamente mientras repaso los acontecimientos de mi vida y me veo incapaz de clasificarla en etapas autoconclusivas que marquen el inicio o el fin de nada. Fuera de los cambios estado superficial (trabajo, estudios, relaciones…) mis ciclos siguen una vergonzosa línea de continuidad. En otro acceso de flagrante ombliguismo, no creo que desde hace cuatro/cinco años (lo que considero mi post-adolescencia o inicio de vida adulta) nada trascendente de mí mismo haya cambiado. En este sentido llevo unos días que ando especialmente perdido y no tiene pinta de mejorar. Me despido hasta la próxima sesión sustitutoria de la terapia que debería pedir a gritos.

jueves, septiembre 11, 2008

Bilingüismo, diglosia y extrarradio

Como epílogo a un par de entradas recientes sobre temas tan sui generis como las disciplinas olímpicas o la carteleria inmigrante, adjunto esta muestra fotográfica de un pasquín local encontrado en una marquesina de interubanos. Muestra del intento mefistofélico de captar en la genética transilvana, moldava o valquia una futura Nadia Comaneci cosladeña. Espeluznante ardid municipal, amigos.


CASTELLANO-RUMANO/RUMANO-CASTELLANO


EN DETALLE

P.S. Como el Guadiana vuelve el bloj del talento criado entre aligustres.

miércoles, septiembre 10, 2008

Cuesta abajo como hábito

La vuelta al rutineo ha sido más traumática de lo que pensaba. Presumia, inocente de mí que la monotonía vendría bien a mi carácter para tener algo que hacer. Lejos de extrañar el bartoleo non-stop propio del receso vacacional, lo que me provoca es un darme de bruces con todas las taras y carencias de mi vida adulta. Ahora necesito mínimo otra semana más para inmunizarme y/o mirar hacia otro lado.

Con una temática de fondo común a mi desánimo, no dejo pasar la ocasión de enlazar está chanante noticia leída ayer que actualiza el estado de uno de los mitos deportivos del S.XX:
TONYA HARDING Ascenso y caída en desgracia.


TONYA: FALL FROM GRACE


sábado, septiembre 06, 2008

Axioma extraído de la ficción Nº 1. ¨La balada de Bill Rayos Beta¨

Bart: Tú eres el que siempre dice que puedo hacer cualquier cosa si me esfuerzo lo suficiente.
Homer: Ahora que ya eres un poco mayor ya puedo decirte que eso es una chorrada, por muy bien que hagas algo siempre habrá un millón de personas que lo harán mejor que tú.
Los Simpson, 3ª Temporada.


No importa lo bien que creas que haces algo o puedes desempeñar cualquier hazaña. Incluso aunque seas todo un dios nórdico siempre has de contar con la posibilidad de que aparezca alguien, digamos por ejemplo un alienígena con cara de caballo, que te dejará a la altura del betún delante de tu familia, amigos, etc...

martes, septiembre 02, 2008

Otra patraña sobre la globalización (o Blasones patríos ondean vigorosos al viento)

17:43 h.
Esperando la llegada del cercanías en la estación de Coslada leía a D.C.:
- en estos tiempos resulta irrelevante de dónde sea uno porque ¨todos los centros comerciales tienen las mismas tiendas¨ -
e interrumpía mi lectura segundos después cuando el tren estaba encauzando su llegada al anden, una jocosa voz con acentazo mesetario anunciaba por la megafonía de la estación el siguiente mensaje (transcrito fonéticamente):
- Atocha esteision platform guan -

En un segundo todos los usuarios del cercanias dirección Atocha, al unísono hemos procedido a deshuevarnos de risa ante el innecesario aviso en inglés (que supongo era una gracia puntual de los empleados Renfe). Poco importaba que que el origen de los mismos fuese mayorítariamente rumanos y sudamericanos, yo he sentido esa reacción profundamente hispana. Y en ese instante por las misteriosas junturas y conexiones que conforman mi cerebro, he llegado a una profunda conclusión de positivismo fátuo que se apoderó de mí. No importa cuántos Nebraskas, Mercerías, Mantequerías y Ultramarinos antediluvianos cierren para abrir relucientes Mangos, Starbucks u odiosas tiendas para vender jabones de colorines... la esencia real de lo que para mí significa ser español permanecerá. Nos adaptaremos a lo que toque.

lunes, septiembre 01, 2008

Armado a un funeral.

- Nunca había ido armado en un coche fúnebre. -
Steve McQueen empuñando un rifle y dirigiéndose a Yul Brynner en 'Los Siete Magníficos'.



El western es un género que permite que los dialogos geniales surjan a borbotones cual surgidos de un geiser en erupción. Con esta frase mítica intento transmitir cual es mi estado de ánimo para ir a trabajar dentro de poco más de una hora tras dos meses de asueto vacacional. Ya toca.

jueves, agosto 28, 2008

Lecturas Recientes 08 (I)

Retomo para este bloj, las impresiones de tres al cuarto que me han causado mis últimas lecturas. Llevaba tiempo sin hacerlo debido a que el último año, hasta este verano, había bajado peligrosamente en mis hábitos lectores. Una de las causas fue sin duda fue dedicar tanto tiempo inútil al maldito temario de oposición que intentaba memorizar con funestos resultados. Fruto de esta actividad procedí a leer cosas que no me apetecian especialmente(ejemplos como obras del Teatro clásico español o antologías de lo más variopinto) que por no tener nada que decir o recomendar voy a pasar de listar. Seguro que me olvido algunas otras, ya que no he ido apuntando lo que leía como hacía hace tiempo y mi frágil memoria es como es. En cualquier caso si me paso algo guay, ya lo añadiré en posteriores entregas.

  • 1. Fabulosas Narraciones por Historias Antonio Orejudo.
  • Una sorpresa fue para mí esta novela que desde una sútil recomendación y posterior conjunción de los astros para ver el libro hasta en la sopa, picó mi curiosidad. La trama parte de una recreacción de la residencia de estudiantes a principios del S.XX con tres estudiantes del montón se entrecruzan con la créme de la intelectualidad española (los estertores del 98, el novecentismo y el primer 27). Lo mejor a mi juicio es la mala baba con la que se trata a JRJ, Ortega y toda esa chusma. Recomendada.
  • 2. La carretera Cormac McCarthy .

  • Primera novela que leo del célebre McCarthy. En un futuro apocalíptico un padre y un hijo huyen por una carretera en busca de la supervivencia. Una prosa llena de patetismo y vaga esperanza. Dos escenas tengo grabadas a fuego: el abandono de la madre y el final de la novela. Hiperrecomendado.
  • 3.La solución final Michael Chabon.

  • Uno de mis escritores favoritos tomándome el pelo. Lectura innecesaria hasta decir basta. Historia de detectives protagonizada por un yayo Sherlock Holmes. Por lo menos eran pocas páginas.
  • 4. Palabra sobre Palabra Ángel González.

  • Las siguientes cuatro lecturas son añadidas ya que las leí con especial atención y trabajo, pues las elegí como lecturas de clase con mis polluelos más talluditos. En este contexto van a ir los comentarios. Coincidiendo con el fallecimiento de mi poeta favorito, procedí a dar la murga intentando acercar la poesía a la juventud. A mí muy poquitas obras y autores en género lírico me tocan de verdad. Creo que ya he hablado varias veces de este autor. sólo diré que la edición de la obra completa de Seix Barral es un 'must have' en mi biblioteca ideal.
  • 5. Doña Perfecta Benito Pérez Galdós.

  • Llevaba sin leer a Galdós desde la facultad (y aquella asignatura de Novela realista), ya tenía asumido que es probablemente el más grande escritor moderno en castellano. La novela en cuestión no es que sea su mejor obra(tendré que volver a Fortunata antes o después) pero la brevedad y sencillez deben ser cualidades en las lecturas ejcolares.
  • 6. Los relatos (4 volúmenes de Alianza) Julio Cortázar.

  • Mi mayor acierto docente ha sido seleccionar cuentos de Cortázar y analizar sus textos (masticados y regurgitados para el adolescente medio). Cuentos como 'Continuidad de los parques', 'Casa tomada', 'Simulacros', 'Los venenos' o 'la noche boca arriba' me han proporcionado algunas de las clases más redondas de mi corta e irregular labor como docente. La verdad es que aunque es un poco obvio reconocerlo, Cortázar es lo más y trasmitir su valor es hiperfácil.
  • 7. Luces de Bohemia Ramón del Valle-Inclán.

  • Todo lo contrario me ha pasado con Valle, su lectura ha sido la peste para los alumnos. Inevitable debido a pachas a mi torpeza y al nivel de madurez lectora reinante. En cualquier caso mi Valle favorito está en las 'Sonatas' o el de 'La Corte de los milagros'. Vaya ful de comentario, pardiez.
  • 8. Luis Alberto de Cuenca Su nombre era el de todas las mujeres.

  • A primeros de año tuve un arrebato de lecturas líricas, eché un ojo a grandes autores como Agustín de Foxá (conocido por ser uno de los letristas de 'Cara al Sol') que me pareció una ful, 'Ventanas altas' de Philip Larkin o al granadino Luis Gª Montero, dichas lecturas fueron bastante incompletas e inconexas. A quien leí con mayor atención fue a L.A. de C. cuya obra no conocía y ahora me parece altamente recomendable.
  • 9. Acción de Gracias Richard Ford.

  • Soy lector de tochos, quiero decir los novelones de ochocientas páginas que me atrapan suelen ser las lecturas que realmente recuerdo con buena impresión. Ya he dicho varias veces mi filiación por este escritor y no puedo más que reafirmarme. Con esta novela se cierra la trilogía de Frank Bascombe que pasa a ser mi obra de cabecera sobre la aceptación y la madurez. Dos temas a los que tendré que llegar poco a poco. El mejor piropo que puedo decir es que sé con total seguridad que volveré a releer tanto esta novela como 'El periodista deportivo' y 'El día de la Independencia'(mi predilecta), en otros momentos de mi vida.
  • 10. Cuentos Ernest Hemingway.

  • Siempre había leído que lo mejor de Hemmingway eran sus cuentos. Mi relación con este autor canónico de 'la Generación Perdida' era un poco decepcionante. Mientras que me encantan Faulkner o Scott Fitzgerald, lo que había leído del viejo Ernest me dejaba frio y sólo me hacian gracia las obras menores tipo 'París era una fiesta' o 'Fiesta'. Los cuentos por contra si han cumplido las expectativas y me han gustado mucho. A riesgo de caer en el topicazo diré que 'Las nieves del Kilimanjaro' me parece un relato magistral.
  • 11. Entrevistas breves con hombres repulsivos David Foster Wallace.

  • Cada vez que llego a D.F.W. este hombre no deja de sorprenderme gratamente, ¡qué crack!. En esta ocasión destaco La persona deprimida que explica como dios lo que es caer en una espiral depresiva de autoengaño y que me hizo sentirme por solidaridad hacia la infeliz protagonista una autentica piltrafa humana. También molan los relatos de los hombres repulsivos, en especial aquel que juega con ruindad la baza de su brazo deforme. Recomendadísimo aunque te haga sentir un poco mal.
  • 12. Nocilla Experience Agustín Fernández Mallo.

  • La curiosidad me vuelve a llevar a un éxito editorial contemporáneo. Con sorpresa diré que esta novela me gustó. Está bien escrita, tiene ideas graciosas e interesantes, y se lee con facilidad. Por contra tiene una cosa que no me entusiasma: No llega a ningún puerto; lo que tiene de interesante, lo tiene de superfluo. Seguramente es fallo mio pero soy demasiado decimonónico como para que me flipen estas moderneces. Hace un mes que lo leí y ya me he olvidado de casi todo.
  • 13. El Ladron de chicles Douglas Coupland.

  • Ya dije lo que tenía que decir hace poco sobre esto. Simplemente mi libro del verano 2008.
  • 14. El sindicato de policía yiddish Michael Chabon .

  • Novela que parte con una singular premisa, nunca se creo el estado de Israel y los judíos del mundo se refugian en un distrito de Alaska auspiciados por los EEUU. El acuerdo toca a su fin sesenta años después y el pueblo judío deberá buscarse las castañas en otros rincones del mundo. En este contexto Chabon escribe una historia de género negro donde destaca la inmejorable ambientación de lugares y personajes. Buena novela, pero como me sucede siempre con lo policiaco-detectivesco los desenlaces resueltos a matacaballo me dejan un sabor de boca agridulce.
  • 15. Todavía no me quieres Jonathan Lethem .

  • De esta novela no puedo decir otra cosa: es una obra de relleno. Muy flojita. Insípida como una pizza de CasaTarradellas. Lejos queda el autor de las maravillosas 'Alicia se subió a la mesa' o 'La Fortaleza de la soledad'.




    Sin más tonterias que contar por hoy.

    miércoles, agosto 27, 2008

    Me encanta que los planes salgan bien.

    Luis Amaranto Perea (un central soberbio y lateral mediocre) sube la banda y por inconcebible que parezca saca un buen centro. El balón cae finalmente a Forlán que recorta y pone la pelota a media altura donde no puede llegar el portero, aunque se interpone un defensa alemán que despeja el esférico. Perea como si fuese Garrincha vuelve a poner un centro perfecto que remata de cabeza Sergio Agüero cruzando la pelota y marcando el primer gol.

    Una jugada que me ha parecido profética. Y en ese momento -yo que con el Atleti normalmente soy un agonías- he sabido qie íban a ganar. Después cayeron otros tres chicharros más (Forlán, LuisGar y Maxi de penalty) y nos metemos en la Champions League . Hoy si que me he emocionado de verdad.
    Atlético de Madrid 4 - 0 Schalke 04


    Mi fichaje predilecto de este año (que hoy no ha jugado). Un jovenzuelo portero francés de 35 años fichado con visión de futuro para las próximas tres temporadas.
    Grégory Coupet. En su presentación se dedicó a torear al aire con una bandera del Atleti. ¿Hacer toques de balón? pfffff ¡Menudo puto amo!

    martes, agosto 26, 2008

    Cada vez me quedan menos dedos.

    Con la suma estupidez que me caracteriza, presumo para mí mismo que puedo contar con los dedos de mis manos las películas que me han llegado a hacer saltar una lagrimilla (esto no significa que sean las que más me emocionan). Hoy cuento un dedo menos gracias a un deuvedé de esos promocionales de los períodicos que rondaba por casa. Aún con su plástico intacto. Sin motivo aparente me he puesto a ver la película en cuestión, por su considerable fama después de veinte años y por picar el billete de haberla visto. Aunque me ha parecido en conjunto notable pero irregular, tiene un climax final tan apabullante que me ha desarmado. La peli es Cinema Paradiso de Giuseppe Tornatore. cuando me pasan estas cosas me alegro pues lejos de sentirme estupido, me gusta ver que con la causa adecuada se me remueven las visceras pertinentes. No me pasa demasiado a menudo.



    Ennio Morricone es el amo y sin duda responsable en un 80% de mi arrebato emocional.

    lunes, agosto 25, 2008

    ¿Y qué hago yo ahora sin olimpiadas?

    Me levanto dolorido tras la barbacoa que celebré ayer en mi hogar y cuando enciendo la tele soy consciente de que hoy no podré tener la televisión encendida de fondo – mientras hago cualquier otra cosa – enterándome de las evoluciones de las más peregrinas disciplinas olímpicas. No veaís que bajón. ¿Y ahora cómo relleno el tiempo de mi última semana de vacaciones? Lo peor es que tendré que esperar otros cuatro años hasta Londres (entonces seguro que voy a verlas en directo y no como el fracaso de planificación e infraestructura vacacional de este año).

    En cualquier caso estas olimpiadas me han resultado francamente flojas, sobra decir que me importa un bledo el medallero español (a pesar que me considero fan de los equipos de hockey hierba y balonmano). La gran decepción ha sido sin duda la gimnasia artística. Aquello que en mi opinión es la disciplina que debe marcar cual es el grado más alto de perfección humana. En esta ocasión no ha dado la talla. La perfección creo está más en hacer cabriolas en el aire (o en el agua, o saltando desde un trampolín intentando salpicar lo mínimo) buscando hacer figuras perfectas mucho más que en las disciplinas que versan sobre la búsqueda de la máxima velocidad en una distancia determinada.

    A la hora de buscar culpables sobre mi subjetiva decepción ante la gimnasia artística, no sé muy bien como explicarlo. Se aúnan varios factores: la falta de verdaderas estrellas, el bajón de las tradicionales potencias soviéticas (Rumania, Rusia y todos los países de la extinta URSS) y un notable bajón de competitividad. Para muestra un botón: Como es posible que el equipo femenino de EEUU (La Liurkin, Swan Jonhson y cia.) ganase la plata, cuando sus componentes tuvieron taco de fallos y hasta caídas de culo de Alicia Sacramone. La respuesta es sencilla, el resto eran malísimas. Por suerte, China sí se toma en serio esto. Sus gimnastas tienen pinta de estar dopadas hasta las cejas para no crecer y por ello están bajo sospecha. ¡Como debe de ser! M.B. dice que no puede haber verdadera gimnasia tras el declive del comunismo. En parte estoy de acuerdo, pero por otro quiero ser optimista y espero que las cosas vuelvan a su cauce y surjan nuevas megaestrellas (masculinas y femeninas) para las próximas citas.

    Por otra parte, la gimnasia rítmica sí ah estado a la altura. Los países más molones eran las potencias. En equipos quedaron en podio Rusia, China y Bielorrusia. En pruebas individuales, la indiscutible crack ucraniana Anna Besonova barrió con las rusas Kabaeva, Kapranova, la bielorrusa Zhukova y alguna otra las cuales se disputaron los primeros puestos. En una liga de tercera división, se encontraba 'nuestra' Almudena Cid cuya cruzada encabezada por PDR, se trataba de aspirar a ser la décima compitiendo con la gimnasta iraní y una china torpe. Una muestra de mediocridad ensalzada a mayor gloria de la raza hispánica. Con las necias impresiones de medio pelo de alguien que poniendo una pierna a la pata coja se marea, acerca de deportistas de élite, me despido hasta la próxima. No sin antes añadir este video con un minuto final de caviar a espuertas.

    jueves, agosto 21, 2008

    Nunca diga que las medicinas son dulces

    A modo de crossover con el bloj de la amiga Tartaleta que estos días disfruta del neoyorquineo en vena, adjunto esta imagen de publicidad en el interior de los vagones del metro. En castellano original. Atentos a la genial frase final para adoctrinar a los progenitores chicanos del american way of life.



    Dew

    martes, agosto 19, 2008

    Soy de 1930 ¿y usted?

    Contaré como esta mañana de madrugón me dirigía al siempre inevitable centro de la capital del imperio hispánico. Como es habitual en los últimos años durante Agosto coger el Metro de Madrid sin toparse con algún parón del servicio es una tarea titánica. Este año conmigo han dado de lleno pues ha tocado en las dos líneas que más utilizo, pero bueno todo sea por la gloria de Gallardón. Así que en Atocha he tenido que cambiar la rapidez matinal del subterráneo por el estrés de los semáforos y el tráfico fluido del centro en Agosto. Decidí coger las líneas de bus 26 o 32 que sabía me dejarían en Jacinto Benavente a dos patadas de mi destino. Allí presencié una escena que me ha hecho gracia y procedo a relatar:

    Como fui de los primeros en subir no tuve problemas en acechar un asiento y posar mis cansadas nalgas en él y desde dicho lugar observé, sin inmutarme ni un segundo, como un ejemplar de jubilado con muletas subía el último al bus. Ojo avizor - el que será protagonista de la historia - antes que nadie como un caballero procede a levantarse y ceder educadamente el sitio al abuelete. Pero he aquí la tragedia, cuando el cededor de asiento era también otro jubilado con muleta. Imposible situación que hace en segundos que todo el bus se levante de sus sitios acogotados por la culpa y la búsqueda del orden de aquello de lo que debe ser. En un par de segundos todos los pasajeros cambian de lugar y los ancianos muleteros quedan sentados uno frente al otro. En ese instante en que son el centro de atención. Aquel que cedió su sitio al otro intenta iniciar una conversación justificando su acto. - Yo le cedía el lugar porque está usted más mayor que yo - Este arrebato de poco diplomática vanidad me llamó la atención. Primero porque el sujeto que aseguraba ser más joven, tenía pinta de ser más yayo que el otro. Si bien el más joven estaba más flacucho y la piel sobrante le avejentaba, el otro más rollizo, estaba obviamente más talludito. Y segundo porque ese brote de coquetería me subyugó. El yayo con muletas más delgado se caracterizó desde un primer momento por la mesura y no sintiéndose amenazado dejo correr el comentario con elegancia y pasando ipso facto a pensar en sus cosas.

    El abuelete con muletas más rollizo, podría ser descrito como ese tipo de persona campechana de gracejo castellanomanchego, en realidad tenía un objetivo desde el primer momento. Y ese era una buena conversación con un desconocido. Ni corto ni perezoso empezó a soltar todas sus frases rompehielos, a cada cual más chanante. Primero recurrió al tópico metereológico diciendo con esa rara suerte de ironía sin cinismo (que personalmente yo creo ser incapaz de emitir) con el infalible y lapidario dicho veraniego - Parece que hoy no va haber que encender lumbre ¿verdad? - Esa tronchante sentencia no consiguió el efecto esperado en su interlocutor, pero nuestro héroe era terco y no pensaba desfallecer. Se sucedieron otro par de intentos con los mismos resultados. Continuó tras incomodos segundos de silencio retomó la estrategia de lo generacional y soltó como si nada - Soy de 1930 ¿y usted? - entonces el otro sabiéndose vencido, sonrió admitiendo su derrota y pasó el resto del trayecto por la calle Atocha charlando amigablemente sobre cual es la última parada si Jacinto Benavente o Tirso de Molina, número de nietos y todo aquello le pasaba por la cabeza al vencedor.

    Esta historia no tiene moraleja propiamente dicha. Pero si quiero expresar como me entristece como la tecnología via reproductores de música, móviles, videojuegos o la dañina lectura de bestsellers está poco a poco matando la interacción social en los transportes públicos. Y por otro lado expresar como me mola la gente (aunque en ocasiones puedan resultar cansinas) que pueda ponerse a hablar con quien se le ponga delante sin importarle un comino lo que al otro le pueda apetecer.

    viernes, agosto 15, 2008

    New York City Boy, you'll never have a bored day

    Rápido repaso a mi primer viaje transoceánico, del que no me queda más que hacer un balance de lo que me ha gustado y lo que no. Antes o después será otro el cronista en detalle del viaje.

    PROS de NYC

  • Brooklyn. Simplemente lo mejor. Allí donde se encuentra Coney Island (hogar de los Warriors); los domingos se reune la gente en parques y allí jugar al beisbol o al balon prisionero, escuchar algún concierto gratuito, con un clima agradable y normal; un lugar donde hay calles de judíos, polacos o rusos; además de algun lugar de total genialidad y entre otras cosas más donde donde puedes hacer todo lo que me gusta de Manhattan sin tener que cargar con sus inconvenientes.


  • Las cafeterías americanas. Me encantan sus cartas, sus camareras, las consumiciones, las barras, las mesas. Poder desayunar, comer, merendar y cenar a cualquier hora. Que no se pueda fumar y que casi nadie tome alcohol. Los Perritos con Chile, Hamburguesas, Pancakes, French Toast, Sopas variopintas, Ensaladas... aunque como argumenta Cho. todo sepa un poco a lo mismo. Seguro que a medio plazo cansaran pues son una gochada, pero qué le vamos a hacer. Mi favorita era 'Bon Vivant' (En la calle 13 a la altura de Union Sq donde hace chaflan el 'Forbidden Planet') sin nada especial pero con encanto. Sólo les faltaba, siendo picajoso, un palillero hispánico en cada mesa para alcanzar la perfección.


  • La visión anglosajona de todo lo que tenga un tufo latino. El exotismo meridional pasado por la perspetiva del ojo americano es brutalmente divertido. En especial todo lo mexicano.



  • CONTRAS de NYC:

  • Times Square y alrededores. Está feo generalizar, pero la gran decepción del viaje ha sido la isla de Manhattan. En especial todo lo que he visto en el centro desde Union Square hasta Central Park (salvo cuatro o cinco cositas puntuales) me ha importado un bledo. Por suerte hay más cosas para arriba y para abajo.


  • Las retransmisiones de los juegos olímpicos. Vale, esto es algo en contra completamente puntual y no es exclusivo de Nueva York, aunque sí es completamente indignante. Además teniendo en cuenta que las retrasmisiones de Paloma del Rio son inigualables, esto no es óbice para poner a parir las retransmisiones de la NBC. En el Hotel los ratos muertos de descanso tras las arduas pateadas a andar eran salpimentadas con las evoluciones del equipo olímpico americano. Cosa normal, que se dé mayor importancia al equipo del propio país, pero ¿hasta el punto de no emitir absolutamente nada más?. Ejemplo: Gimnasia Artística (lo más). Varios países compitiendo. Emisión de pruebas americanas y después cinco minutos de los repelentes hasta la ostia; Swann Johnson, Jonathan Horton y sus buenrrollistas amigachos secandose los sudores, mientras de fondo se veían otros paises competir. Excepto de China no recuerdo haber visto ejercicios de ningún país más. Y así con los saltos de trampolín, el volley, etc.


  • Los cuartetos armónicos. Sin lugar a dudas el peor momento de incomodidad cultural que recuerdo en lustros. En un bar-hamburgueseria bastante cuco que se encontraba medio vacío donde cenamos una noche, una mesas con seis guiris seguramente oriundos de Nueva Jersey, en un momento sin venir a cuento los muchachos se lanzaron a hacer gorgoritos vocales. Indescriptible la vergüenza ajena y cómo nos mirábamos el resto de parroquianos y los camareros. Ahora entiendo los bares con el cartel de 'Prohibido cantar' es más deberían tenerlo en todos los sitios públicos.



  • a plus!

    miércoles, agosto 06, 2008

    Un par de ‘Must have’

    Un posteo con la única excusa de difundiros dos recomendaciones personales para estos días de intenso calor.

    La primera, una literaria. Mucho tienen que gustarme las lecturas de Agosto para que no sea mi libro del verano 2008. Se trata de El ladrón de chicles’ de Douglas Coupland. Como prueba de mi fascinación por este libro de momento ya lo he prestado una vez y otra ha sido regalo de cumpleaños. Todo en diez días desde que lo leí. Su primera característica a mencionar es su estructura epistolar (un género a reinvindicar), sólo que en lugar de usar el obsoleto medio postal, los personajes se envían e-mails y FedExs lo que resulta muchísimo más moderno. Los principales remitentes son Roger un borracho cuarentón con unas perspectivas laborales francamente lamentables, compartiendo trabajo de medio pelo con un puñado de veinteañeros desubicados. Entre ellos destaca la co-protagonista, Bethany una jovenzuela gótica insatisfecha con su entorno, es decir otro efectivo topicazo con patas. Su punto de unión y verdadero motor de la narración es ‘Glove Pond’, una novela que escribe Roger ambientada al modo de las películas de Richard Burton y Liz Taylor del tipo de ¿Quién teme a Virginia Wolf?. Cuyos capítulos se entremezclan con los textos que se envian los personajes y donde la acción y los distintos niveles de ficción se entrecruzan. Prefiero no seguir contando y terminar diciendo que no os arrepentiréis de darle un tiento.



    La segunda más que una recomendación es una reivindicación, destinada a todos aquellos que ven solo (o eso dicen) películas de Kiarostami y similar. Yo he visto ‘El espejo’ de Tarkojqui o ‘Al final de la ejcapada’ o ‘El sol del membrillo’ y me han parecido superbuenas e incluso me pueden haber emocionado. Pero en ningún caso me las pongo en esos días de ánimo regular (que son muchos en la vida del bipolar medio) en los que me pide el cuerpo es un rato de sana e incluso descerebrada diversión. En este caso el adjetivo descerebrado me parece de lo más injusto a pesar de su título de aparente mediocridad y que tanto puede echar para atrás. La peli en cuestión es 'Virgen a los 40' . Yo como fan a ultranza de las comedias americanas puede que esté enfermo, pero desde que la vi por primera vez en televisión (ni en el cine, ni siquiera alquilada en deuvedé) puede que me la haya visto entre pitos y flautas, cuatro o cinco veces, y cada vez me divierte más.
    Argumentos para los reacios: Sale Catherine Keener de quién M.B. opina que debería tener ya algún oscar('Being John Malkovich' o 'Amigos y Vecinos' por ejemplo) y yo le rebato diciendo que esta mujer debería recibir un ojcar cada vez que entra a una tienda y la enfoca una cámara de seguridad. El segundo motivo es la prometéica actuación de Steve Carell que es imposible que caiga mal a alguien en esta peli. Y el tercero es la etiqueta de ser un producto de la factoría Apatowel cual es el director y de quien sus productos tras el éxito de Superbad me parecen cada vez más flojetes. En cualquier caso esta peli ha pasado a ser un básico de mi deuvedeteca y que recomiendo para pasar un buen rato a quien se deje.




    Unas 45 horas para estar en NYC.
    Unos dos días para iniciarse los Juegos Olimpicos.
    Una semana para la ida de la previa para la Champions League.

    sábado, agosto 02, 2008

    Seguro que todavía guardas fotocopias de todo aquello en algún lado, mitómano.

    Un chico joven sale detrás de mí al abandonar un comercio. Es uno de los dependientes. Aunque no me ha atendido, sé que ha estado pendiente de mi conversación/transacción con su compañero. Mi primera reacción a su llamada es pensar que me he olvidado las llaves, el DNI, algún papel o cualquier otro objeto personal y por eso sale corriendo en mi busca. La historia no es así, el muchacho quería hacerme un encargo.

    El comercio en cuestión era una agencia de viajes cosladeña, donde deposité mi confianza para organizar mi inminente viaje a Nueva York (Coney Island preparate!). Hoy me acerqué para abonar el importe que me faltaba y recoger los billetes, folletos, papelajos y la cámara de fotos digital de 8 megapixeles de promoción regalo ¿? Pues bien, al concluir la transacción económica y recibir mi servicio, yo en plan campechano suelto como si nada el típico formalismo: - Bueno ya vendré a contaros qué tal... - Estrecho la mano del amable señor que me ha atendido y encamino mis pasos hacia la salida con la certeza de que no volveré, a no ser que algo salga mal. Salgo y entonces ese chico con el que sólo había cruzado unas palabras, hace como un mes y estrictamente destinadas a las dudas de mi viaje, me requiere. Ni corto, ni perezoso me pregunta: - ¿Te puedo hacer un encargo? - Una mezcla de horror y curiosidad morbosa por saber qué cojones me iba a pedir atenazan mi cuerpo. Y contesto: - Dispara. -

    Su petición me epata. Lo que quiere que le compre en Nueva York es una gorra y que me la paga cuando vuelva. Mi torpeza ante algo no esperado se hace tangible y mi siguiente pregunta me delata como un autentico patán: - Pero, ¿de qué talla? - el chico no sabe que decir ante mi estupidez y me dice que le da igual como sea sólo quiere que se vea que es de América. Al parecer, hace colección de los sitios a los que viaja (¿él?) y le debe faltar una americanada. Cruza mi pensamiento la idea de que probablemte si intento comprar una gorra en Madrid el 99% de las que encuentre tendrán motivos inequívocamente norteamericanos (banderas, anagramas de NYC, equipos de baloncesto o beisbol...) en su estampado, pero me callo la boca y le digo al chico que lo intentaré. Vuelve a expresarme su intención de pagármela a la vuelta y me despido.

    Os parecerá con toda la razón una insignificancia más que olvidar y os preguntareís por qué seguir leyendo. Pero he de decir que me gusta el hecho de que haya gente que vaya pidiendo absurdos favores a desconocidos. Yo durante mucho tiempo he estado requiriendo a mis conocidos, amigos y saludados para que cuando se fuesen de viaje me trajeran un souvenir. El cual debía ser una bola de nieve que acreditase el lugar visitado y ninguna otra cosa. Las reglas eran fáciles, yo no debía ir en ese viaje y tampoco podía pagarla, debía ser un regalo. Hace tiempo que ya no lo pido más, en verdad ya no sé que hacer con todas las muchas bolas de nieve que tengo. No mantengo interés en esta absurda colección, aunque aún quedan un par de fieles que me las siguen regalando y a los que no sé qué cara poner cunado me las dan con toda la ilusión. Al fin y al cabo lo que hacen es cumplir con algo que les pedí hace tiempo y supongo que lo harán por aprecio a mí.

    Por supuesto no os quepa ninguna duda de que ahora tengo la convicción de que compraré la gorra y por otra parte tengo una clarísima visión de futuro en la que al llevar la gorra a la agencia de viajes y preguntar por el joven, los dependientes me dirán que ningún chico de la descripción dada ha trabajado este verano. Mirándome como si estuviese chalado me contarán que hace veinte años un chico que coleccionaba gorras murió en extrañas circunstancias mientras trabajaba en el mismo local que antes era - por ejemplo- una carnicería. De fijo que va a pasar algo así.

    miércoles, julio 30, 2008

    Un número redondo

    Me acabo de dar cuenta viendo la página de estadisticas que puse en el bloj, que el día de hoy este bloj alcanzará la cifra redonda de 75.000 visitas.

    Sí, setenta y cinco mil veces alguien ha cargado esta página en menos de cuatro años desde que empezase a publicar cosas aquí. Acabo de echar las cuentas y me sale una media de más 50 visitas diarias. Aún teniendo en cuenta que un altísimo porcentaje de esas visitas son mías o el otro importante ratio de visitas se debe a pobres incautos que llegan por absoluto azar y equivocados tras introducir en algún buscador cosas tan peregrinas y absurdas como ‘odri hepburn’, ‘palabras de agradecimiento para una quinceañera’, las letras del abecedario enumeradoas, entre otros cienes de gilipolleces que conducen aquí a cualquiera… aún así creo que queda un número importante de visitantes.

    Quizá estos números son ridículos para webs de verdadero éxito, pero creo que escribiendo las mierdas autocomplacientes e irregulares que escribo y a sabiendas de que el tema principal (y seguramente único) es mi propio ego. Lo cual no debería interesar a nadie. No puedo más que sentir cierto orgullo torero. Hace poco escribí en no sé donde que cada vez tengo más claro que esto del bloj lo hago por encima de todas las cosas para mí mismo, para escribir por escribir- un hábito que lucho por no perder-, para poder leerlo en un futuro lejano y poder recordar nimios detalles de mi pasado reciente.

    Eso son unos hechos impepinablemente ciertos y sin eso seguramente habría abandonado (de verdad) hace mucho tiempo, pero además de eso cada vez que alguno perdeís el tiempo en comentar alguna de mis paridas o bien me llegan noticias de que alguien lo lee; no puedo evitar sentirme muy bien. Así de simple soy. Gracias entonces a todos por leerme de vez en cuando. Ósculos!

    sábado, julio 26, 2008

    Neuronas perdidas en tontadas.

    Ayer tarde terraceando y tomando un tinto de verano, Cho. me indicó cómo estaba enganchado a una página web cuyo interés estriba en poder votar las peliculas que has visto y así pasar las horas muertas. En ese momento debería haberle mirado por encima del hombro con desprecio y hacerle ver que eso era una completa pérdida de tiempo. Pero ese no sería yo, bien intuía lo gratificante que puede ser encontrar un foro donde dejar constancia aleatoriamente que El indomable Will Hunting, Crash (la mala la de Haggis), Me gustan los líos , Leyendas de pasión o El principe de las mareas me parecen todas absolutas mierdas pinchadas en palos. O manifestar cómo creo que Heat, Ben-Hur, Jóvenes Prodigiosos, Amarcord, Showgirls o Huevos de Oro entre muchas otras me parecen verdaderamente magistales. En fin que en un rato (mientras veía una de las finales de la copa Intertoto comentada en galego) he votado más 600 peliculas que he visto a lo largo de mi vida sin apenas esfuerzo memorístico y a sabiendas que he visto muchísimas más. En fin, ¡qué lástima de neuronas empleadas en memorizar tontadas! Por otra parte ver todas estas listas me anima a hacer un esfuerzo y volver a ver muchas películas que no he visto. Y que por mi dinámica vital sé que no veria ni de casualidad en la actualidad.

    Para concluir añado el video de una canción que llevo tarareando todo el santo día:


    P.S. Mi nick en filmaffinity es pgamo asi podeís comprobar vuestros gustos con los mios y comprobar si somos almas gemelas.

    jueves, julio 24, 2008

    Here come the tights...

    Wolverine: - Here come the tights...
    Ciclops: - Sorry Logan. Super heroes wear costumes. And frankly. All the black leather is making people nervous.

    Astonishing X-Men #1

    Confieso que un de las cosas por las que muestro más despreocupación es la tarea de comprar ropa. Simplemente me aburre (excepción hecha de la búsqueda de camisetas estampadas de diversos motivos pop adquiridas en los lugares más insospechados) y me lleva a reconocer con vergüenza que si puedo, delego las compras en otros (por ejemplo mis progenitores) a falta de poder costearme shopper profesionales. De un tiempo para acá, solucioné la mayoría de estos momentos de tensión personal adquiriendo mis vestimentas en un único establecimiento: Cortefiel. Lugar donde entro acechando, pregunto si es necesario a las viborejcas empleadas, me pruebo lo que sea, lo pago con mi tarjeta del clubcortefiel y me voy tan rápido como puedo. Un proceso que no supera jamás los diez minutos por mucho que tenga que adquirir. Por desgracia para mí, no vivimos en un mundo perfecto y me encuentro en ocasiones en las que la variedad de la oferta de este establecimiento no consigue saciar mis insondables necesidades en cuanto al atuendo diario. Esto conlleva momentos de desolación vital tales como cuando no tengo ni pajolera idea de dónde comprar cualquier artículo de aparente primera necesidad y termino yendo al Corte inglés a preguntar.


    Hoy me he desvirgado en otra de las grandes superficies que pueblan esos complejos poligoneros de centros comerciales que crecen como champiñones en los lindes de las carreteras de circunvalación de las grandes urbes contemporáneas. En esta ocasión se trataba del establecimiento Decathlon, donde he ido en busca de suministro de ropa deportiva por dos motivos. Primero renovar mis dos únicos chandals de cara a mi vuelta estival al gimnasio, donde estoy seguro que los demás parroquianos me conocen como "el tío del chándal del atleti". Y dos para ver si podía hacerme con algo de ropa veraniega, pues hasta hoy a estas alturas de verano me encontraba con la doble posibilidad de ir por la calle en bañador o en vaqueros. Siendo la primera inviable lejos del piscinismo y la segunda opción francamente infernal en los días que corren, tenía que encontrar una tercera vía en este establecimiento. Así que esperaba poder adquirir algún pantalón corto y cómodo para tirar a diario, lucir pantorrillas y marcar un buscado estilo ‘dominguero’ que tanta gloria espero me haga alcanzar.


    Finalmente mi pueril repulsión hacia las tiendas de ropa no se ha manifestado y ha sucedido todo lo contrario. Me he comportado como una veinteañera que cobra su primer sueldo y va a pulírselo en el Zara de taras (lefties para los modernos). Perdiendo el norte me he comprado casi una decena de pantaloncitos de deporte, distintos unos de otros y con unos precios que oscilaban entre los 3 y 7 euros unidad y un par de pantalones más normativos. Y por otra parte he caído fascinado con una sección donde prácticamente he querido llevarme todo lo que había: Material de deportes náuticos > Barco > Vela. Ya no puedo dejar de fantasear con que me inviten alguna vez en la vida a una regata o a unas copas de yate para poder volver y comprar todo lo que necesite. Bueno con esto me despido que en breve empieza la retransmisión online del último amistoso de la gira del Atleti por México que seguro va a ser trepidante.


    Saludos!

    Lo + seguido