martes, octubre 02, 2007

El fin de una era (bueno, de otra más)

Aún recuerdo el día en mi hogar familiar a mediados de los ochenta cuando entramos en el futuro adquiriendo un reproductor de vídeo sistema betamax. Por alguna razón todavia recuerdo que el mismo día que se adquirió, alquilamos la película ‘El señor de las bestias’ para verla todos en familia (igual que conservo mi primer recuerdo de una visita a un cinematógrafo de verano en sesión doble ‘Furia de Titanes’ con Lawrence Olivier en el papel de Zeus y ‘La Guerra de las galaxias’ pero eso no viene a cuento y es solo para demostrar que soy un mitómano de mierda). Estos recuerdos vienen a mi frágil memoria porque hoy después de llevar viviendo más de quince años en Coslada, ha cerrado mi videoclub habitual del que he sido cliente desde casi el principio.

Aquel negocio de alquiler de películas que desde siempre tuvo la oferta: ‘lleva tres pelis y paga dos’ (a un precio razonable) y los miércoles día del espectador con precio aún más reducido. En los tiempos que corren un local de los que ya no quedan. Hoy he pasado por delante y he comprobado como las estanterías estaban medio vacías y todos los deuvedes estaban en venta al precio de tres por diez eurillos. He entrado para despedirme de un lugar que ha sido importante en mi educación sentimental y para prepararme antes de que en unos meses el local pase a ser ocupado por un starbucks (como dice la canción de Astrud) o incluso algo peor.

He hablado con el dueño y le he preguntado cómo es que cerraban y me ha explicado que tenía 38 años y dos hijos ya no podía seguir con el negocio pues se le pasaba el arroz para buscar una profesión de ‘verdad’ antes de que el negocio termine de caducar debido al devenir de los tiempos. Es una pena que los negocios honrados como mercerías, mantequerías o ultramarinos atendidos por occidentales, así como los videoclubs y otros negocios de antaño (pff) no sean ya más que ecos del pasado, pero es lo que hay y tendremos que aguantarnos. Lo comprendo pero aún así me da un poco de pena(*).


Salutes.

3 comentarios:

  1. (*)La pena no ha sido tanta, pues he rapiñado como una alimaña llevándome todo lo que he podido entre lo poco que quedaba en los estantes de dvds saldados. A saber para los curiosos, han caído materpieces y comedias que faltaban en mi deuvedeteca como 'Alejandro Magno' de Oliver Estoun, 'La Vida de Brian', 'Austyn Powers: Miembro de Oro', 'El truco final(the Prestige)', 'Los Productores', 'Pegado a tí' y después toda una serie de imprescindibles de cine adolescente como 'Dos colgaos muy fumaos' o 'No es otra estúpida película americana' y alguna más que me avergüenza reconocer (tranquilos ningún Tarkojqui, ni nada similar). En fín, no tengo medida y debo acostumbrarme a ir por la calle con el dinero justo en el bolsillo y las tarjetas en casa.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien la apostilla en forma de comentario; me había quedado con las ganas de concoer tus adquisiciones.Yo en su día me llevé entre otras perlas de mi RIPVIDEOCLUB, aunque me cueste reconcerlo, "un toque de infidelidad", con Ted Danson. ESo sí, en VHS.

    ResponderEliminar
  3. joder, qué pena me ha dao. En el country sobrevive uno que llamamos "el del cangurito" porque alguien decidió que nombre real "Conejito" era raro:)

    ResponderEliminar

Lo + seguido