miércoles, mayo 31, 2006

Nous sommes météorologistes belges catholiques.

Ayer tuve la primera parte de mi examen de gabatxo en la e.o.i., que correspondía a la parte de expresión oral, la única parte con la que a priori no debería tener problema alguno. La prueba consistía en que yo y otro muchacho debíamos responderá una serie de cuestiones sobre nuestras respectivas aficiones y a continuación preparar en 5 minutos un juego de rol preestablecido por los examinadores. En mi caso nos tocó el caso de que dos amigos hablan de su visita a un museo, uno super emocionado y otro al que le había parecido una ful de Estambul. Este segundo caso fue el que decidí interpretar, ya que me parecía el más adecuado para lucirme darle unas pinceladas a mi personaje de neonazi y poder soltar chanantadas como - ‘L’art moderne c’est nul!’ - Al final resultó bastante aceptable aunque el dialogo no tenía ni pies ni cabeza pues el otro muchacho y yo íbamos cada uno a nuestra bola diciendo lo que nos parecía mejor. Yo quedo satisfecho, aunque siempre me pueden catear alegando que no he utilizado correctamente los patitivos... pffffffffffff
Esta tarde me tocará hacer la parte escrita, poner los acentos en sus sitios respectivos y adivinar creativamente como se escriben las palabras. Es decir la parte sobre la que no tengo ni puñetera idea.



Después pasando por mi habitual tienda de libros de segundamano de Raimundo fdez Villaverde, me deje los dineros en un montón de libros en perfecto estado tales como: ‘La muerte de Ivan Illich’ de Tolstoi, ‘Amor perdurable’ de Ian McEwan, ‘Vidas de los Césares' de Suetonio, ‘La Madre’ de Gorki, una edición bastante chula de ‘Guerra y Paz’ también del amigo Lev y por último un tomito de ‘Pantera Negra’ dibujado por Romita Jr. Todo ello por el asequible total de 23 euros. Libros que a saber cuando me leere pero que ya forman parte de mi biblioteca y quedan tan monos.


Lo que me mola de esta tienda es que se puede comprobar perfectamente el ciclo de la vida actual y del comercio justo. Veamos todo comienza con el típico escritor que escribe con sangre, sudor y lágrimas su obra maestra, muere pobre como las ratas. En el siglo XXI una avispada editorial reedita su obra pagando los derechos a sus herederos (si los hubiese), el Corte Inglés encarga y pone a la venta dicho ejemplar. El tipico yonqui/abuelo con mísera pensión de la zona, de un modo profesional sustrae ese ejemplar para después llevarlo al comercio de segunda mano para que le den cuatro perras y pulírselas en drogas o en chatos de vino. El pequeño comerciante pone a la venta el pulcro ejemplar por un precio bastante más razonable que el que ofrece el Corte inglés. Entonces aparece el avispado consumidor que adquiere el ejemplar tan pancho.



Quedando así satisfechos todos los estratos de la sociedad de consumo. La editorial, el escritor(o los herederos de este si los hubiese), el yonqui, el dueño del pequeño comercio, el consumidor... bueno quizá no quede del todo conforme ElCorteInglés pero sinceramente ¿a alguien le importa? ¡Anda y que le den por saco!

4 comentarios:

  1. oye Pablo, a qué altura está de Raimundo Fernández Villaverdes está esa librería?, ya tengo plan para la tarde del viernes sin que mi bolsillo se resienta mucho

    ResponderEliminar
  2. Uff cómo lo explico, viniendo desde 4caminos pasado el Booketstore(o como se llame) y antes de Caprabo, en como una plaza cortada que hay donde aparcaran los vecinos del lugar.

    Lo que si te digo es que es una loteria lo mismo hay taco de cosas que no hay nada. Nel riesgo está la aventura.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias tío, a ver si hay suerte

    ResponderEliminar
  4. Muerte al Corte Inglés. Por cierto, ¿dónde está Lavonia?
    Mila

    ResponderEliminar

Lo + seguido