viernes, mayo 12, 2006

I've been in worse places than this.

Ayer quedé con Mai(lafalsa), a la que hacia que no veía tropecientos meses. Lo que mola de quedar con amistades que llevas mucho tiempo sin ver, es que lo normal es que haya cosas más interesantes que contarse que el manido qué harto estoy de mi trabajo y demás. Por ejemplo ayer, ella me explico como había sido su experiencia de tres meses en Estados Unidos promocionando vino español en supermercados, trabajando para una especie de mafioso al que le salía más rentable contratar inmigrantes europeos con visado de turistas, darles miserable sueldo(español), comida y alojamiento. Una historia fascinante que me tuvo en vilo en todo momento y que envidie completamente. Pues si Estados Unidos me gustaría conocerlos desde cualquier ámbito o perspectiva, entrar en a través del mundo de los supermercados me parece totalmente genial. Después me llevo a un bar de tapas donde obsequiarme con una delicia típica de su Albacete natal que consistia en; Queso frito con mermelada. A pesar de lo bizarro de la receta he de reconocer que estaba bastante bueno.


Por lo demás antes había ido a recoger mis tebeos y me encontre con la grata sorpresa de que todo lo que tenía, era cosas que me producía gran ilusión leer (el último número de Infinity Crisis, los primeros de 52
y Civilwar, el tomo de Skrull Kill Krew de Morrison o el Anual de Niú Avengers con la boda de PowerMan y JessicaJones
) En momentos así, de pueril felicidad, se justifica toda la pasta que me dejo en comics y que siga adquiriendolos incansablemente con mi avanzada edad. Respecto a mi salud, los síntomas de advenimiento de la muerte van remitiendo, pero aún necesito largas curas de encierro lejos del aire libre. Seguiré informando.

Deu.


*

4 comentarios:

  1. Aun a riesgo de parecer una repudiable naturista, carne de revistas como integral (y que no es para nada así) sé de buena tinta que una infusión de abedul cada mañana remite los síntomas alergiles con eficacia. Sé que es paradójico que un árbol sea la solución, pero la naturaleza tiene taaaaaantos misterios...

    ResponderEliminar
  2. Amiga Mila:Aunque yo me declaro más a favor de la cura a través de drogas sinteticas. Se agradece la sugerencia. En esta guerra mia quizá deba a renunciar a todos mis principios para salir indemne!

    Añado un link a tu bloj como pago a tu amabilidad.

    ResponderEliminar
  3. Mi familia materna es de Albacete y nunca he probado el queso con mermelada y mira que he ido veces, ¡Que bonito es el Carrefour de allí, anteriormente conocido como Pryca¡ De los comics que te has comprado, pues ni fu ni fa, yo me esperaré a la edición española de Infinity Crisis, pero no me espero gran cosa, sobre todo comparadas con las primeras.

    ResponderEliminar
  4. Pensaba que el queso con mermelada era una especialidad danesa, o al menos lo era en el restaurante para vikingos y derivados en el que estuve en Palma...

    De todas formas, si compras unas porciones de queso camembert "President" -por ejemplo-, las rebozas y les pones un poco de mermelada de fresa, no sólo está bueno sino que es muy fácil, encima.

    ResponderEliminar

Lo + seguido