domingo, mayo 14, 2006

Abolladuras en el guardabarros

Hoy se acaban oficialmente mis vacaciones. Aunque esta segunda semana ha sido un autentico festival de desolación personal, ya que de todos los planes de ocio que barruntaba en este mismo bloj hace algunos días no he llevado a cabo absolutamente ninguno: ni teatro, ni concierto, ni wushu, ni porno, ni leches... Además este findesemana mi encierro domiciliario ha sido además solitario ya que toda mi familia se ha ido a ver el 'Gran Premio de Catalunya' de formula 1, a ver al cabezón de Fernando Alonso (qué manía le tengo por dios!). Viaje al que decidí no apuntarme porque como a mí la Formula Uno me la trae floja y que me resulta de lo más coñazo que puede haber en deportes como espectador (ande este una buena olimpiada que se quite todo!) Además me parece la excusa más tonta para ir a Barna, un sitio al que se puede ir tranquilamente en cualquier otra fecha, sin motivo aparente y pasarlo estupendamente. Bueno os dejo con mi ausencia total de ideas para escribir nada, a ver si en los próximos días hay más suerte.



P.S. Aprovecho desde aquí para dar mis más sinceras felicitaciones públicas a loj colegas: V.B. y Cho. a cada uno, por sus triunfos de superación personal de sus respectivas labores (no remuneradas, por el momento) que llevan ejerciendo día a día desde hace años y el reconocimiento de cara a las masas que han tenido este fin de semana. Ellos lo valen.


Ejcuchando: Cola Jet Set 'Contando historias'

3 comentarios:

  1. ottia cuánto odio también a Fernando Alonso, achaparrao además de cabezón, y las caravanas que generó el finde a todos los zarapastrosos que fuimos al "mercat del trasto de Torelló" (mercadillo donde todo el pueblo vende a precios irrisorios sus pertenencias y del que volví con vinilos-hitos musicales). Cuántas tuning, cuánta gorra azul, cuánta banderita de los cojones, cuánta música decibélicamente detestable... ha sido espantoso, de verdad, espantoso.
    Ven a Barcelona para el primavera Sound, que es un motivo mucho más justificable!

    ResponderEliminar
  2. Hay que saber distinguir entre Fernando Alonso y la población macarra motorizada que es lo que verdedaremente vertebra España. Lo que une e iguala sitios como Lequeitio y Molina de Segura.

    Macarras que de repente tienen dinero y hacen ostentación constante de su macarreo en cualquier ocasión que se presente o no.

    Esto incluye un Gran Premio de F1, de motos, las playas de Valencia o donde quiera que usted mire.

    ResponderEliminar
  3. Pablo, me gusta que sigamos coincidiendo en animadversidades varias: F.Alonso (añadiría tb su novia-cantante)o aquel amigo de J.P que irrumpió en casa de Esther. ¿Te a cuerdas de J.P? Sí hombre, aquel "puto amo" que puso angelitos negros para la clase de Literatura y marginalidad...qué recuerdos!
    Por cierto a F. Alonso le llamo el "bocaseca"...fíjate en su boca.
    Un beso de Miriam Lourdes,y otro del Panocho (sin cuya generosidad no podría estar escribiendo este mensaje) que están aquí a mi lado.
    Cuídate.
    Patricia.

    ResponderEliminar

Lo + seguido