jueves, marzo 16, 2006

La insoportable levedad de ser fan

El día de ayer dormí un total de cuatro horas y media, me levante a medio día, comí, me fui a cortar los cabellos, encamine mis pasos hacia clase de gabacho y desde las ocho hasta las once me puse a dar vueltas por el centro más muerto que vivo. Dolor de pieses, parpados que pesaban un quintal… todo hacia parecer que iba a arrastrarme como un moribundo por la SalaElSol. Una sala a la que acudía en mis horas mas bajas y que nada tenía que ver a aquel concierto en la misma sala el año 2001 de Astrud cuando presentaban el dijco ‘Gran Fuerza’. En esta ocasión 5 años después con la presentación de ‘Algo cambió’ álbum caras B y rarezas recopiladas que me quitaba la espina de haberme perdido el último concierto del grupo en Madrid.




Pues bien fue ver a las chicas bajitas de metro cincuentaypoco currarse con otras que se les habían colado y soltarse amenazas chanantes tales como – A mí me es igual ya les he visto taco de veces. – y justo salir el grupo para sacar fuerzas de flaqueza. No pare de chillar, dar botes y darlo absolutamente TODO en cada una de los temas que tocaron 'La boda', 'No tengo miedo', 'Todo es Lounge (mi vida es Lynch)', 'Lemmongirl', 'Mentalismo', 'Superman', 'Es que sí' cantada en catalá o la versión de Family/panterarosa de 'El Bello Verano'. Además me impresiono una canción genial que no conocía y con una letra bestial que debe titularse 'Los novios instantáneos'. Después llegaron los bises de megahits como 'Todo nos parece un mierda', la siempre espectacular 'Teclista Telequinetico' o el himno 'Esto debería acabar aquí' que fueron un autentico apoteosis para todos los modernillos presentes.


M.B. dijo a la salida que lo que más mola de ir a ver a Astrud es que siempre hacen un concierto distinto al último, pero claro se lo pueden permitir porque todos sus temas son defendibles en el escenario como cualquier single de otro grupo. En resumidas cuentas si tocasen cada mes o cada quince días creo que tardaría mucho en cansarme de verlos.



Ahora voy a recuperar fuerzas que mañana toca otro concierto de caviar… ni mas ni menos que Ramoncín. Nuff said!

3 comentarios:

  1. Tartaleta casi se pega con una (que acabamos llamando "la de Córdoba") porque a ésta le molestaba ¡su coleta! Por lo demás, efectivamente, fue una pasada!

    ResponderEliminar
  2. Estaba dudando entre contentarme con bajarme el disco de caras bs y rarezas de Astrud o comprarmelo por completismo, pero tras leer su entrada de hoy me parece que no voy a dormir hasta que mañana abran las puertas del Carrefour para pillarmelo, no ya por completismo, sino por bueno.

    ResponderEliminar
  3. este verano los vi tres veces, tres veces casi el mismo concierto xD y es imposible cansarse, de hecho tengo un mono de verles prontito... lo malo es q estoy de erasmus y seguro q cuando vuelva no los pillo en barcelona para el algo cambió...

    ResponderEliminar

Lo + seguido