lunes, marzo 27, 2006

Foreigners in Madrid (part one)

Dos chicas de perfil nórdico; de metro setenta y algo, rubias platino naturales, ojos azul gélido, dientes de un blanco a lo peperubianes (pero sin generar el mismo mal rollo) y delgadez top model, entran delante mía en el Burguer King de Gran Vía hablando un inglés perfecto, atiende una mujer madura de unos cincuenta tacos con pinta de tener certificado de limpieza de sangre como castellanavieja al menos diez generaciones atrás.


Las muchachas escrutan con atención la tabla de productos y precios. Resueltas se dirigen a la señora y piden:

- Tú chisbarguer. –
- Dobles o normal? – Cuestiona la mujer usando palabras de inequívoco uso internacional
- Singuels. – Contestan las mozas tras un lapso de duda.

La trabajadora del fast-food, a sabiendas de que no pedirían más y por no complicarse atiende el pedido y pide la pasta en español. Las chicas tienen que mirar el total en la caja para saber a cuanto asciende y entregan el importe correspondiente. La mujer mientras espera a que traigan el pedido con las manos en jarras, aire de melancolia vital y dirigiéndose a las dos chicas suelta como si tal cosa:

- A mí, estos cambios de hora, es que me parten.
Las dos chicas confusas, intercambian miradas inquisitivas entre sí intentando averiguar qué coño les habrá dicho. Ajenas a encontrarse en el día después del cambio al horario de verano. La mujer imperturbable, deja la incógnita en el aire y da media vuelta para coger las dos hamburguesas sobre la bandeja agregar sendos sobrecillos de ketchup y pasar al siguiente capullo. En este caso yo, que por alguna razón sabía que el momento vivido era la parábola de profunda significación, pero a saber cúal...



Continuará...

5 comentarios:

  1. ey, qué bueno, cuenta lo siguiente por diooossss

    ResponderEliminar
  2. Como Tarantino lea este blog acampa en el burguerking de gran via para sacar diálogos, anda que no.
    Estoy hasta por ir mañana de excursión a ver si se repite una escena similar...

    ResponderEliminar
  3. Tu lo que pasa es que te estas convirtiendo en una portera a pasos agigantados, no lo demores mas y encauza tu vida profesional hacia ese ramo en el que sin duda formaras parte de la elite.

    ResponderEliminar
  4. Dos cosas: somos muchos los lechones amamantados por la teta proverbial de Goamespuma. Pero hay que reconocer que sus libros son...

    Y lo más chanante de la entrevista a la Rosenvinge es la Leonor Watling haciendo las preguntas. Hay tanto simbolismo en ese encuentro en las alturas...

    ResponderEliminar
  5. Distinguido señor Monzó: ¿acaso le queda alguna duda de cúal es mi objetivo? Ójala algún dia sea merecedor de dicho apelativo. Me temo que aún estoy muy verde para spoñar con formar parte de una élite tan a la última!

    Don Héctor: Leo todo los comentarios (me llegan al mail directamente) no es necesario que los ponga en el post más reciente. Bueno a no ser que sea una decisión personal contra la que no tengo ningún problema.
    Y sobre los libros de gomaespuma ¿qué iba a decir?... que son infumables? Algo bastante obvio, pero vamos nadie esperaria encontrarse con unos nuevos Mann, Hugo, Chesterton, VizcainoCasas, Etc... no cree?

    ResponderEliminar

Lo + seguido