lunes, febrero 06, 2006

In your room

Hasta hace un rato he tenido las manos ennegrecidas por el polvo y la mierda acumulada. He estado reorganizando mi escritorio, de cuyos cajones he acumulado enseres suficientes como para llenar dos papeleras llenas de cosas inútiles y guardando de nuevo las que pudieran tener el más ínfimo interés sentimental. Pero también han aparecido otras cosas, las que estaban relegadas al olvido y aparecen solo para darme ostiones de realidad y darme cuentas del imparable paso del tiempo.Demostrándome una vez más lo selectiva que puede llegar a ser mi memoria, capaz de acordarme de detalles superfluos de algo que viera en la tv en mi mocedad y olvidando otras experiencias reales que al parecer no han tenido la más mínima trascendencia en mi vida. Esto ha ocurrido con la aparición de una fotografía grupal del instituto. Para ser más exactos de la clase de mi segundo COU (sí amigos, era un 'outsider' de esos que repetían curso) y mientras miraba la foto exprimiendo mi cerebro al máximo, de entre treinta muchachos y muchachas solo he conseguido sacar el nombre de cinco personas (dos chicas que frecuenté, el novio oficial de una de ellas, otra con el nombre de IrisHorten(imposible olvidar algo así) otro chaval y mi propio nombre). Un bagaje realmente patético pues observaba los rostros y recuerdo que yo he hablado con esas personas, jugado al fútbol, hecho selectividad, cogido borracheras tanto diurnas como nocturnas etcétera, etcétera...



El factor decisivo de mi total olvido es que después no he mantenido trato con nadie de aquellos años con quién recordar hazañas y anécdotas, aún así me produce cierta tristeza mi tendencia al pasar pagina, dejando tierra yerma con mis etapas pasadas. Lo que me preocupa es que todo pinta que con la gente de la facultad, va a pasar (si no esta pasando ya) tres cuartos de lo mismo. Espero que esta vez sea capaz de salvar unas cuantas excepciones que eviten que no me convierta en el hosco ermitaño recluido en un monasterio en medio de ninguna parte en que muchas veces preveo finalizar mi camino.


Para concluir diré que tambien he cambiado el pequeño cuadrado de corcho que estaba delante del ordenador por otro de mayor tamaño que había (en la ahora deshabitada) habitación de mi hermano. Un sitio donde dejar a la vista todo tipo de recuerdos: fotos de amiguetes o la de mi habitación en la residencia de Aix-en-Pce, entradas de espectáculos (Faemino y Cansado o conciertos a los que he asistido como Texas, Pretenders Air, Chycha, Souvenir, Secretos, Goldfrapp, TeenageFanClub, Nosoträsh...), el resguardo de mi primer viaje en avión, el ticket de consumición de mi visita al PureCafé en París, la insignia de oro del Atleti que dió (a saber cuando) Marca, una moneda de Dos mil pesetas, un billete de diez dolares, el numero uno de la serie limitada de ‘The Falcon’ y todo tipo de chapitas y pins recopilados a lo largo de los tiempos. Es de ser un moñas espantoso pero me gusta tener estas cosas siempre a mi vista.


Ejcuchando:

Depeche Mode The Singles 86-98. Preparandome para el concierto de mañana!!

Mañana más.

2 comentarios:

  1. Acepta que somos unos nostálgicos.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. De nostálgica a afortunado, algo contará del concierto de Depeche, para los que dudamos en el peor momento y nos quedamos sin entradas. Mejor grupo para recordar el insti no hay. Espero que sea un verdadero cucharón de caviar.

    ResponderEliminar

Lo + seguido