jueves, febrero 09, 2006

El advenimiento de la primavera.

El otro día leía en el bloj del amigo Vencido que para él desde el mismo momento que había podido justificar el calzarse sus gafas de sol debido al solecillo mañanero ya había terminado el invierno. Escéptico yo, pensé que aún quedaban unas semanas de frío invierno. Pero hoy tengo que comerme con patatas mis impresiones y otorgar el don de la anticipación a Vencido sobre mis alarmas biológicas. No, no es que mis instintos se hayan revolucionado y me hagan poner los ojos color rojo sangre y trempar cada vez que vea pasar una estampa minifaldera o similar. No, mi caso es bastante más triste. Desde ayer mismo para mí estamos en primavera. El surtidor de mocos infinitos se ha activado junto con el resto de síntomas de mi maldición alérgica.



El resto del día que no he pasado he pasado sonándome, lo he empleado en acudir a mi aburrida clase de francés, donde normalmente no encuentro ninguna dificultad y mato el tiempo soltando chanantadas juveniles. Pero hoy estaba completamente empanado y débil, no conseguía enterarme ni del nodo. Por suerte entre hoy y mañana con un par de pastillitas milagrosas podré remitir mi alergia. Aunque sé que es pronto para lanzar las campanas al vuelo y en breve cuando los niveles de polen se disparen tendré que recurrir a todo tipo de ardides farmacológicos tales como inhaladores nasales, gotas para los ojos y el sacrosanto Ventolin... todo a falta que aparezca algo revolucionario, más potente, eficaz y si es posible que sea dañino contra el medioambiente y la naturaleza (los culpables de todo). Cada día espero con mayor ansia e ilusión ese futuro apocalíptico que se nos ha prometido mil veces en madmaxes, bleid raners, guatergorles etc... en los que me diréis que todo estará en ruinas y rebosante de anarquía, vandalismos y precariedad... y yo os respondo que sí, es cierto, pero sin un puñetero bojque o aligustre maligno.


Mañana más!

3 comentarios:

  1. Como le dijo Valle-Inclán a Pío Baroja:

    "Don Pío, el campo. ¡Huyamos!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que llegue el buen tiempo;el solecito, los días más largos, la luz por fin y los colores vivos en todas partes(aquí incluyo sobre todo flores y plantas de todo tipo), la manga corta..en fin me gusta la primavera(y ni que decir el verano) por mil y una razones. Lástima de niños que fueron criados en la urbe, entre humos y contaminación, encerrados en casa viendo comics,jugando con sus muñecossuperguerreros, viendo dvdeses,petando la pley,etc, son los que hoy se lamentan de su frágil salud.
    V.B

    ResponderEliminar
  3. Hola Paueeeet!!!!! No es por daros envidia ni ná... pero bueno, aquí en Barcelona sí que ha llegado la primavera. Apa, res més. Prometo comentarios más curraos en próximas intervenciones.
    Salut!

    ResponderEliminar

Lo + seguido