lunes, febrero 27, 2006

Dominical de producto nacional

Años 80. En un barrio de supervivientes dirigido por ex-legionarios, Gandhi, Fon´tán y Andrade - que está en pie de guerra por el control de las calles-, el Nen y sus amigos Palito, Topo y Tostao, sueñan con triunfar en el mundo de la rumba.
Pero cuando Nen descubre los motivos de la desaparición de su padre, el Guacho, del que sólo le queda su pasado de esplendor como cantante de rumbas, y el papel que tuvo en la misma relación entre Chata -su madre- y Gandhi -el jefe del barrio-, Nen tiene que enfrentar su deseo de venganza con sus ansias de conseguir el triunfo.


Ójala fuese yo capaz algún día de escribir una sinopsis así. Como la que nos dieron ayer en el pre-estreno de una pelicula española que próximamente se estrenará en las mejores salas de cine, a donde fuimos para dar nuestra sincera opinion de público llano sobre la pelicula antes de comercializarla. Una bonita 'masterpis' que me reconcilia con el cine español, librado de sus peores lacras: las pelis con mensaje. Por fín volvemos a lo verdaderamente nuestro, peliculas con guiones guays, sin coherencia alguna y que sólo muestran una sucesión de escenas chanantes. Recomendada queda... yo desde luego pienso volver a verla en cuando me sea posible!


Después de esto fuí por la tarde al Teatro Maria Guerrero(Centro Dramatico Nacional) a ver la última representación de "A Electra le sienta bien el luto." de Eugene O'Neill, dirigida por Mario Gas con Emma Suarez, Maru Valdivieso, Contantino Romero, Eloy Arenas Jr. y el padre de Cayetana Guillen Cuervo. No soy yo muy teatrero y tampoco es O´Neill uno de mis autores predilectos, quizá porque por nacionalidad y generación lo emparento con el petardo de Tenesse Williams. Pero bueno como me explicó una vez MB. de O'Neill que desheredó a su hija por casarse con Charlot... una anécdota de ranciedad nata que le otorga mi total simpatia. En definitiva, la obra aunque un poco sosa, me gustó bastante... aunque yo jamás mataría a Constatino Romero en el primer acto. Lo que más me moló fue el empiece en que aparecia en el centro Maru Valdivieso toda glamourosa con vestido rojo de seda y tiraba de la cola del mismo haciendo un efecto guay escaleras abajo. En eso que aparecia Emma Suarez y se dirigia a ella con la mano abierta con la intención de calzarle una buena oxtia. a lo que la Maru le paraba la mano en el trayecto del oxtión y se fundia en negro la escena dejando la sensación de WOW!.

8 comentarios:

  1. Me ha podido la presión. No me convencia la imagen de la taza en el Bloj. Y finalmente me decanto por Cristina Rossenvinge como musa durante los próximos tiempos.

    También he separado en dos partes los links, pues había llegado un momento que al tener tantos quedaba un poco cargado.

    Esostodoamics...

    ResponderEliminar
  2. Querido Pablo, has confundido a Emilio Gutierrez caba con el padre de cayetana. Pero bueno, iba taco caracterizado y estabamos en el segundo piso, no es que seamos agarraos, es que no había más huevos, eran lentejas.
    Os la recomendaría, pero ayer era el último día.

    ResponderEliminar
  3. Que tarde cultureta. Yo me la pasé currando como un cabrón.
    No he leído nada de O´neill, aunque algunas cosas de Williams me gustan (aunque sea una loca a la altura del pinkiwinki de Humor Amarillo), como "La gata" (mejor la obra que peli) o "De repente el último verano". Y me gusta la foto de Rosenvinge (¿has escuchado una canción de la tipa que se llama "Mi habitación"? Mola)
    La peli puede ser genial o terrible, según se mire. También debe molar.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Nexus mi teoria es que Gemma Cuervo (que es demasiado mujer para Fer Guillen senior) se ha pasado por la piedra a toda la farandula patria... y que Cayetana es en realidad hija biologica de Emilio Gutierrez Caba... Bueno vale, no cuela, se me habían cruzado los cables y se me fue la pinza, no era Fernando, sino Emilio quien hacia de Seth.

    ResponderEliminar
  5. Mola la foto de la Rosenvinge. Da la impresión de querer saber qué demonios estará pensando. Seguro que algo existencial y profundo.

    Un beso de otra Cris.

    ResponderEliminar
  6. ¡Un petardo Williams! No sé si te perdonaré esta,Pablo Gamo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Mierda! Esta no la conocía y me la has spameado con lo de Constantino Vather. Para no ponerme culturetta, en lugar de recomendarte obras de Eugene O'Neill, te recomiendo su biografía, y luego ya tú mismo. Y Williams no me parece nada petardo, la verdad.

    ResponderEliminar
  8. Apuntada la recomendación de biografia y anotadas tambien las sensibilidades heridas respecto a T.W. puntualizar que no es que me parezca un bodrio aborrecible, simplemente que lo que he visto o en menor medida leido (El tranvia, De repente el último verano y la gata sobrel tejado) me han causado ese sentimiento tan reconocible de ni fú, ni fa.
    Para mi el único Williams referente ineludible sigue siendo Simon :-p

    A ver si esta tarde tengo un rato y actualizo un poco.

    ResponderEliminar

Lo + seguido