martes, enero 24, 2006

I don't want control of you (o Nissaga de Poder)

Hoy batallita laboral. (Lo siento.) Desde que me había cambiado al turno de noche, un acontecimiento se barruntaba constantemente entre mis compañeros: el hecho de que la empresa hubiese decidido presentar una promoción interna para un puesto de coordinador de la noche. Un hecho que se había tomado con todo tipo de suspicacias, pues hasta ahora dicha figura autoritaria no existía. Es decir todos temíamos el no poder dormir, escuchar música, comer en la oficina y toda serie de actitudes delictivas gravísimas que no se permiten en modo alguno desde que el sol aparece por oriente y hasta que desaparece por occidente. A la promoción se presentaron unas cuantas personas, entre ellas dos chicas de mi turno: la moza de la gallina y otra que por su perfil humano en mi inexperta opinión sería la última persona sobre la faz de la tierra a la que daría cualquier tipo de ‘poder’ sobre sus compañeros (ya sabéis como puede corromper devenir en jefecillo de una empresa de servicios de ful).



Pues bien tras unas arduas entrevistas personales y grupales, con dinámicas guays de las del tipo: Hay una guerra termonuclear en el planeta y tenemos un búnker para salvar 5 personas de las 10 que podrían salvarse con el fin de repoblar el mundo y contruir una nueva sociedad(*) Siendo las opciones a elegir: una prostituta ex-cocainomana, una niña con síndrome de down, un ladrón de origen sudamericano, un premio nobel con Sida, un homosexual sadomasoquista, un perro de raza sanbernardo o Fernando León de Aranoa entre otros (la mayoría de los ejemplos son los mismos de la prueba original pffffffff) Es decir una prueba para ver quién tiene ese matiz de hijoputismo que se requiere para ser un buen jefe. Pues bien al final ganó una chica del turno de mañana y al parecer todos estaban indignados porque fue la única que quiso dejar fuera del búnker a la niña con síndrome de down. Nada tenía que ver que probablemente fuese la persona más preparada, con experiencia en un puesto similar en su C.V. y otras menudencias.



En mi opinión lo que pasó es que quería el puesto y sabía lo que tenía que decir para conseguirlo. Pues bien este hecho conllevó que algún compañero (casualmente la muchacha rechazada) empezasen a fantasear con que lo que deberíamos hacer es que cuando llegase el coordinadora. Tendríamos que hacerle la vida imposible hasta que la presión la pudiese y renunciase al puest. Pudiendo así volver a nuestro locus amoenus laboral. Sin duda era un buen plan, que por otro lado según ella, mefistofélica, nos lo intentaba inculcar me recordaba al principio de Sonrisas y lágrimas, cuando SorMaria llega a la casa de los VonTrapp para ser la nueva institutriz y los niños la ponen sapos en la cama y cosas así super-punquis.



Pues bien anteayer llegó el temido día en que debutaba la nueva jefa. Nos reunió en un corrillo, nos soltó una charla sobre que ella estaba allí únicamente para ayudarnos en lo que necesitásemos etcétera, etcétera… Hasta que al final nos desveló que si teníamos que cambiar una cosa de nuestros hábitos. Escalofríos de terror erizaban los vellos de nuestras nucas. Pues bien ahora que estaba ella allí no iba a consentir que no cumpliésemos nuestros tiempos de descanso. Explicación: tenemos una aplicación informática, con la que cuando vamos a mear, a cenar, a fumar un cigarro o lo que se tercie debemos activar para que conste que no estamos plenamente operativos. Lo que sucede es que en los turnos de mañana los tiempos de descanso son normales de 50 minutos aproximadamente por turno laboral y claro en el turno de noche nadie llega ni remotamente a esas cifras, pues como nunca hay nada que hacer siempre tenemos la aplicación plenamente operativa. Pues bien eso se acabó y a partir de ahora ni un solo trabajador de la noche descansará menos que uno de la mañana. Pffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff



Turnos de noche; un mundo alternativo que es lo que más se asemeja a ser funcionario del estado dentro de la empresa privada.


Quel dommage!



Ejcuchando:
TeenageFanClub 'Songs from Northern Britain'



P.S. Es mi obligación moral informar a mis lectores que uno de mis bloguers favoritos (lo seria aunque no fuese colega) ha vuelto a ponerse las pilas con la actualización de su bitácora.
En mi humilde opinión de lectura IMPRESCINDIBLE.
A ver si otros toman ejemplo y nos terminan de explicar '¿quién es el asesino cuando no hay mayordomo? '.

3 comentarios:

  1. (*) Cómo debe molar ser encargado de recursos humanos y hacer chuminadas de estas con la gente, que no olvidemos se esta jugando el pan.

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de actos son los que estropean la buena linea de la desidia en un trabajo. De todos modos mi odio bidireccional hacia la autoridad me hace rechazar a todos estos trepas, no hay solución estoy condenado a trabajar en solitario.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ya era hora de que os pusieran un jefe en condiciones. He odio hablar de los curros de noche:que si la gente duerme, que si los tipicos malosestudiantes aprovechan para incar codos,individuos que utilizan el telefono de la empresa para llamar y hacer gasto, que si enchufados a internet toda la noche...Vamos que no hacen ni el Guevo!!y la verdad todo esto a mi me parece fatal!así va España!Espero que esta chica no sea un fraude y ejerza su liderazgo como debe ser.
    V.B

    ResponderEliminar

Lo + seguido