jueves, diciembre 15, 2005

Dreceres innecessàries

Azuzado por una compañera de curro de origen cosladeño, me dispuse a experimentar nuevas y revolucionarios modos de llegar más pronto al trabajo. Todo ello después de que G. me diese a conocer la reciente creación de una nueva línea de bus que une a la población cosladeña directamente con la Terminal 1 del aeropuerto de Barajas. Embelesado con las promesas de una vida mejor en la que tardaba un cuarto de hora menos en llegar a salvarvidas (tiempo que se reciclaba en minutos de sueño reparador) aunado a una siempre gratificante visita al aeropuerto con el plus de ir solo de paso pa’ coger el Metro (pfffffffffffff)


Reconozco que mola taco cruzarse las terminales de Barajas a las siete y pico de la mañana, oyendo musiquilla, sin hacer ni puñetero caso a los embarques y disfrutando plenamente la joie de vivre constante en un aeropuerto. Pero lamentablemente no es oro todo lo que reluce y como el bus Coslada-Barajas sale cada media hora y he pillado el que acortaba tiempo de llegaba dando como resultado llegar cuarto de hora tarde a la colocación. Al final tardo incluso más tiempo que mi trayecto habitual cruzando media Cápital del imperio español que la supuesta línea recta. Una vez más se demuestra que las leyes de la física no se aplican al ámbito de los transportes públicos. Pero bueno yo no cejo en mi empeño de visitar el aeropuerto regularmente y los días que vuelva directo para casa tengo claro que trayecto voy a seguir.


Por lo demás todo bien ahora que es jueves y he podido disponer de toda la tarde para mí sin necesidad de tener que ir a clase de ningún tipo, vagueando con total autocomplaciencia. Lo siento no hay nada mejor que contar.


Mañana más!


Ejcuchando últimas dejcargas de moderneces via emule:
Sufjan Steven Illinois & Ryan Adams 29

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido