lunes, noviembre 21, 2005

Preparados para el futuro

Pocas ganas de escribir pero aún así me pongo a ello. Esta mañana he vuelto a madrugar, horas intempestivas que hacia eones (esto es una unidad de tiempo o de espacio?) no transitaba en condición de recién despertado. Cruzaba Madrid de una punta a otra con mis buenos cuarenta minutos en el metro de apretujones y otras muestras de cariño entre proletas. He tenido que recordarme a mi mismo las razones para evitar los turnos de noche y en ese instante me han parecido simples tontadas.



A las nueve a.m. me presentaba en la sede de mi nueva colocación y encontraba otra docenita de muchachos y muchachas con los ojillos aviesos, expectantes por saber donde nos habíamos metido y que nos deparaba el cursillo de formación. Ha llegado una muchacha veinteañera que era la formadora y con una sonrisa nos ha espetado:
- Hola me llamo X. y he estudiado magisterio. De cual he aprendido que la mejor forma de aprender es jugando… -


A lo que yo he pensado: ¡oh, my god! Y he visto como pasaba en diapositivas por mi cerebelo una experiencia ajena de cómo defenderse ante un ejemplar de animadora buenrrollista. La que seguramente pretendera que todo el mundo haga el milikito a sus órdenes, siempre con cínica excusa de nombrar esas actividades como "dinámicas". Pero no he hecho caso a mis instintos de salir de allí dignamente y he sido débil de carácter una vez más. He replegado a las normas de la mediana educación, ya que no me ha ordenado que me sentase en el suelo (una vez al año ya me parece demasiado) y he podido responder secamente y con total desinterés a la mayoría de sus designios. Algo con lo que me conformo y bien a gusto he pasado la mañana conociendo las intimidades de mis compañeros de curso y jugando a cosas tope juveniles como el teléfono escacharrado.



Pero el protagonista negativo de hoy,(continuando la tradición de criticar a alguien a saco ya desde el primer día arriesgandome a que se entere a posteriori) ha recaído en otra persona que creo que todos mis compañeros han mostrado mohines de repelús, al igual que yo. Un chico que no dudo que sea una bellisima persona, pero que desde luego hoy se ha lucido. Lo primero al presentarse ha dicho su nombre y a continuación que era licenciado en filología hispánica. Algo que me ha sorprendido porque yo (como cualquier estudiante de letras renegado que se precie) suelo decir que aprobé COU y si acaso en voz bajita acuciado por la vergüenza que he estudiado hispánicas. Pero bueno cada uno es cada uno… Pero este no ha sido su gran error, sino que ha estado toda la santa mañana haciéndose el "listo" con toda la suerte de conocimientos inútiles que aprendió en su periplo filológico. Primero contestando a una pregunta de si alguien sabia definir lo que era la comunicación para proceder a soltar una larguisima e innecesaria parrafada definiendo el Esquema Jackobson(mensaje, código, canal, emisor, receptor, etc…). Algo que me ha dado ya bastante lastima, pero al parecer en un momento se ha liado y la formadora le ha corregido, con ese retintín especial con el que trata a los listillos cuando la cagan, para que él se defendiese panza arriba reafirmando los argumentos de su cagada con la frase "Yo soy lingüista, creedme se de que hablo". Si yo fuese de esas personas que tuviese la mas mínima inquietud por cambiar el mundo a mejor seguramente me hubiese levantado y le habría cruzado la cara con un ostión de realidad. Pero me temo que no es el caso y mi única y pasiva reacción ha sido mirar a mi compañero de al lado, intercambiar una mirada cómplice, descojone interno y por lo bajinis un amargo – ¡Qué pena!



A ver que toca mañana.

2 comentarios:

  1. Suena el despertador....El madrugón del siglo, el metro llenito de gente hasta los topes, empujones. Sin ánimo de regocijarme en las desgracias ajenas:ppppppfffffffffffff! ! es lo que tiene el turno de mañana!jeje. Todo sea por salvar vidas.
    V.B

    ResponderEliminar
  2. A mi el cacharrito me suena a las 6'30, cuando aún no han colocado las calles. Pero si me duermo, cosa inútil con el berrido del chisme, mi hija Nerea se encarga de despertarme diez minutos más tarde....

    Ajá, por eso somos pobres...ji

    ResponderEliminar

Lo + seguido