jueves, octubre 27, 2005

Y ahora qué?

Con la entrada de ayer cumplía el ciclo de un año desde que iniciase esta bitácora, bloj, dietario, antología de estupideces o como queráis llamarlo. Con lo que se cumplía aquella apuesta lanzada como un guante contra mi rostro que especificaba que debía ser capaz de aguantar un año completo sin abandonar este ‘proyecto’ y escribiendo una entrada uno de cada dos días. Con lo que he demostrado puntualmente (y fundamentalmente porque se trataba de una gilipollez) que por una vez en mi existencia he sido capaz de atribuirme una de las muchísimas virtudes de las que carezco y una de las pocas que realmente envidio: La constancia. La calidad de lo escrito no entraba dentro de las especificaciones de la apuesta y aunque no tengo dedos para enumerar la ingente cantidad de posteos de relleno, escritos con desidia y solo para cumplir, estoy orgulloso de algunos otros, contento con el resultado global y sobretodo agradecido a los lectores (fieles o puntuales) adquiridos.



Pero ahora se me plantea un dilema. Llevo tiempo meditando si llegado a este punto he de continuar o si bien es el momento de dejarlo definitivamente. Por un lado me veo bastante quemado de ideas y de recursos, lo cual me condiciona hacia el abandono, ya he repetido mis cuatro gracias hasta el hartazgo. Por otro lado en muchos momentos me sigue divirtiendo escribir paridas de mi vida y esparcirlas por la red para que propios y extraños las compartan. También tengo claro que si decido continuar lo haré con regularidad, quizás no cada dos días, pero no mucho mas espaciado en el tiempo; harto estoy de mirar por encima del hombro y con total desprecio a todos aquellos bloguers de palo, que actualizan cada tres-ocho semanas o tienen lapsos de abandono de meses, así que no seria de recibo continuar si no es con estricta regularidad (la ausencia de nivel y el relleno argumental es marca de la casa que no puedo perder). Tambien he sopesado el continuar en el mundo de las bitácoras con una nueva, de nuevo enfoque, bajo otra identidad y por supuesto sin avisar a prácticamente nadie. O quizá también podría reciclar la constancia a la hora de escribir cosas en otros campos, siempre igualmente inútiles. Ya veremos…. Bueno pues como aún no lo he decidido nada, nada puedo decir, pero lo que si tengo claro es que como poco voy a estar tres días(ahora que puedo) sin que me veáis el pelo.



Deu amics!

8 comentarios:

  1. No lo dejes. Ahora que no estás esclavizado por la frecuencia puedes volverte mucho más punki y dedicarte a escribir sólo caviar (y sólo si te apetece)... No es plan dejarlo meses, pero que tampoco se te caigan los anillos por desaparecer cinco días. En el fondo, en un año te has metido el gusanillo dentro. Espero que no lo escupas ahora.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo te diré que sospecho que los que tú consideras 'de relleno' son precisamente los que a mi más me gustan. En cuanto a la constancia ya habrás comprobado que yo no la tengo, puedo escribir dos o tres días seguidos y luego pasarme una semana sin hacerlo.
    En fin, que pa un blog que me leo a diario, vas y te planteas asesinarlo...

    ResponderEliminar
  3. Me sumo a los anteriores comments. Me ha dado más miedo tu posible tirazón de toalla que la muerte de Woody Allen.

    :-(

    ResponderEliminar
  4. Me parece tope guay que te tires así el rollo, pero todos sabemos que esa promesa ha sido quebrada al menos un par de veces, y luego ha sido miserablemente ocultada mediante un cambio de fecha. No como por ejemplo yo que prometí en su momento ejcribir tres posts semanales durante el verano y ahí queda el resultado

    ResponderEliminar
  5. Cuanto cínismo madre mia. Señor Chopenjauer, bien sabe usté que no tiene pruebas de lo que dice.

    Además si asi fuese los cambios de fecha fraudulentos no pasaron de los 15-40 minutos del día siguiente, osea dentro de la explicación de las islas canarias y fueron retrasos siempre producidos por imperativos morales (haber estado de cañas y asin). Por otro lado y dejandome de autojustificaciones, bien sabemos todos que una hazaña tiene mas mérito si incluye sus buenas trampas indemostrables.

    ResponderEliminar
  6. Pablo, no creo que debas dejar el blog. Para muchos leerlo es una buena manera de desconectar de la realidad, para entrar en esa realidad repleta de caviar que tu nos brindas. Anda, hazlo por tus fieles lectores.

    Q

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pues yo creo que este es el comienzo del fin, lo primero ha sido el concierto de kim y mai, luego será el blog, luego los cómics, y dentro de un año estarás en El Salvador ayudando a construir casas de adobe a las victimas de algún desastre natural. Acabarás siendo como todos esos personajes anónimos que entrevistan en los reportajes de EPS. Eres carne de cañón. (¿o acaso pensabas que no me iba a vengar por dejarme solo en el concierto sin avisarme con tiempo suficiente como para arrastrar a alguien conmigo?)Eres un auténtico menosmola.

    ResponderEliminar
  8. Amic Nexus_6: Deja de proyectar en mi personas tus propias frustraciones, si faltaste al concierto de la temporada fue porque eres menos fan que nadie. Yo si no hubiese tenido una fatua responsanbilidad que cumplir, bien a gusto me hubiese acercado yo solo para aprovechar cualquier silencio y gritarle a Mai (rodeada de familiares y amigos):

    - ¡MODERNA!! -


    Empleando ese tono elogioso-despectivo que la llevaria a los altares al mismo tiempo que la dejaria arrastrada por los suelos. En resumen no tienes justificacion posible.

    ResponderEliminar

Lo + seguido