miércoles, octubre 05, 2005

No saltar en cada charco

Hoy P.Gamo digievoluciona en RobGordon nuevamente. Un post que parece inevitable, de cuya idea ya he discutido en sobradas ocasiones con mis habituales.

La idea: ¿Cuáles serian tus trabajos ideales si lo económico y lo social diesen igual? Es decir, ¿cuáles serian tus elecciones para trabajar el resto de tu vida con la completa seguridad de que no te cansarías de su rutina y además no te importara cuanto dinero ganaras, ni el estatus social que te reportase? Ya estaréis pensando en los clásicos: médico, cantante, actor, director de cine, escritor, notario y todas esas fantasías laborales con las que hemos soñado todos en nuestras mocedades. Pero si reflexionáis un poco en las reglas del juego todas las aparentes virtudes de estos puestos se tornan en inconvenientes(al menos para mi).


Empecemos de atrás para adelante, son siete (cinco me parecía incompleto). Estas son mis elecciones a día de hoy:


  • 7. Peletero. La primera elección sería trabajar como peletero, por una lado porque creo que es una palabra de totalmente vistosa y sugestiva, una de esos vocablos con los que se te llena la boca al decirlos y que personalmente me llevaría a exigir que se restituyese la casilla de profesión en los documentos de identidad. En este curro siempre tratarías con gente fetén y además tendrás el plus de poder tirar cantidades ingentes de pintura roja a los "jipis" de greenpeace que se manifestasen delante de tu comercio.



  • 6. Tertuliano. El poder dedicarme a opinar (muchas veces sin apenas saber de lo que hablo), criticar, difamar y defender aleatoriamente cualquier tema (o persona física) de modo profesional, con total impunidad, haciendo que mi mensaje se difunda entre otros que crean saber incluso menos que yo. ¡Y además me paguen por ello! Me parece una elección inevitable. Si además pudiese elegir tertulia, elegiría ‘el Corrillo’ de María Teresa Campos sólo que retrocediendo atrás en el tiempo diez años. Ahora los famosos de mediopelo no dan tanto juego como la boda de Rociito y otros famosos de verdad. pfffffffff


  • 5. Agente FIFA. Ser representante de jugadores de fútbol me parece otra bicoca laboral ineludible en esta lista. El poder ser una piraña que negocie traspasos de jugadores con Enrique Cerezo, Lopera, Laporta, etc… me parece el no va más. Incluso la cara negativa del curro, cuando tus jugadores no jueguen en sus equipos y tengas que animaros me parece guay (Por ejemplo: representas a Gonzalo Colsa y le tienes que consolar diciendo que Bianchi no tiene ni puta idea y que él es el Steven Gerrard patrio. De solo pensarlo se me ponen los vellos como ejcarpias). Añadid los pluses que puedes entrar a cualquier acontecimiento deportivo por la cara y que también puedes actuar como tertuliano.



  • 4. Encargado de la megafonía de Elcorteinglés. Un puesto en el que sólo debiera realizar las labores de megafonía a priori pensareis que es algo de lo que terminaras aburriéndote, pero fríamente el poder decir en un tono de voz repelente: “Señorita Puri, acuda a oportunidades”. Sé que es algo de lo que no me iba a cansar en mi puta vida.


  • 3. Cualquier puesto en la revista Superpop. Me da igual barrer, hacer café, que ser redactor de artículos sobre el Kirk Cameron de turno, que escribir horóscopos, que encargarme de responder las dudas sexuales de adolescentes… Este sin duda seria un trabajo que dignificaría por completo mi espíritu.


  • 2. Especialista en temas que no le importen a nadie un pimiento. El ser especialista en papiroflexia, halterofilia, tradiciones populares internacionales (Por ejemplo: cosas como tirar un queso monte abajo mientras que los mozos del pueblo lo persiguen y saberme los datos de todas las ediciones pasadas) y Turf o cualquier otra materia de interés marginal que se os pueda ocurrir. Poseyendo además un foro propio; ya sea en revista o una columna en prensa de cadencia semanal donde poder escribir lo que me diese la real gana con la completa seguridad de que nadie lo va leer, me provocaría una sensación de orgásmica satisfacción que justifica la segunda posición en esta lista.


  • 1. Propietario de un comercio de total excentricidad. Desde hace tiempo siempre que he visto tiendas que parecen abocadas al fracaso total y que por incomprensibles razones no cierran. Todos los madrileños habréis pasado por la célebre tienda de muelles cerca de Embajadores. Me ha hecho justificar esta situación con la explicación de que se trata de millonarios excéntricos que para no aburrirse montan negocios aparentemente absurdos con la total seguridad de que solo van a conseguir pérdidas. La poca labor que tendrán solo les causará satisfacciones. Mi propuesta personal sería crear una tienda especializada en pinzas de tender la ropa. Algo que si ahora parece absurdo, imaginaos dentro de veinte años. Pero eso sí, en el insólito momento que alguien cruzase la puerta y me pidiese una pinza de tal tamaño, tal color, tal materia o las especificaciones que me hiciese y yo con solo abrir un cajón sacase lo que esa persona me pidiese daría sentido a mi vida por completo.



  • Pues bien estas son mis elecciones, que ejemplifican vividamente mis ambiciones respecto al mundo laboral. Quizá no las compartis y sin duda preferiríais descubrir la vacuna al resfriado común o ser participes de la consecución de la paz mundial... pero bueno eso será por vuestras respectivas personalidades. Si alguien se anima a compartir sus elecciones esta invitado a compartirlas en los comentarios.

    Ciao.



    P.D. Es inevitanle agradecer a aquellos a los que he birlado algunas de las elecciones de esta lista, sobre todo a M.B. y Ch. que son los ideólogos de algunas de ellas. Pero como se que ya tienen asumido que plagiar ideas es una condición indespensable de la amistad, no se lo tomaran especialmente mal.

    2 comentarios:

    1. Aparte de las dos vocaciones que compartimos, la de trabajar en superpop, da igual dónde, pero si es resolviendo dudas sexuales a las adolescentes, mejor, ya que en este caso se podría incluso hablar de labor social pffffffffff y en megafonía de elcorteinglés "señoríta maricarmen acuda a jefe de planta" (sin duda mi favorita) voy a elegir otras 3

      1- Ejecutivo/ideólogo/diseñador en una compañía juguetera, me da igual cual (es el puesto que dan a Tom hanks en la pelicúla BIG) aunque mi primera opción sería Playmobil, y aunque es tope dificil superar al diorama de los clicks obreros con la cabina del vater y el click poli que busca droga con un perro policía, estoy seguro que algo se me ocurriría...

      2- Introducirme en la industria del porno europeo (o sea, en Private) me da igual el puesto, eléctrico, cámara, guionista, el que reparte las toallitas para que se limpien los gominolos las actrices, director, maquillador, pero eso sí, detrás de la cámara, y estar todo el día metido en ambientes sórdidos donde el sexo se mastique en el ambiente.

      5 - Tener mi propio programa de televisión que se emita a las tantas en un canal púbico donde yo tendría un contrato blindado de esos que les costaría más caro a los de la cadena tenerme haciéndo pasillo, que producir mi espacio. Sería una mezcla entre Sanchez dragó, Paloma chamorro, el que ponen en "la otra de telemadrid" que hablan en las mesas de un bar y los conciertos de radio 3, pero mucho más ecléctico, ya que estaría abierto a muchos más temas y vanguardias inútiles, donde yo sería moderador y decidiría los contenidos de los que se va a hablar esa noche y los invitados que vendrían y que serían entrevistados por mí. Cuanta menos gente me siguiera, mejor.


      M.B.

      ResponderEliminar
    2. Rentista.

      Siempre he querido ser como los héroes de Jardiel o de Lubitsch y sus secuaces.

      ResponderEliminar

    Lo + seguido