miércoles, octubre 19, 2005

Corría la grifa que traían los legionarios desde Marruecos.

Creo que la peor forma de despertarse (sin causas externas) es mientras duermes placidamente como un lechón y de repente te da un ‘tirón’ espontáneo en una pierna. Y con un agudísimo dolor, la pierna inmovilizada y intentas mover los dedos de los pieses para arriba y para abajo sin recordar si realmente ese truco servia para algo. Será que sube el gemelo o lo que sea pero creo que es más universal y comprensible el giro ‘se me ha subido la bola’. En fin, que por esta razón he estado medio cojo un buen rato.


El post de hoy no tiene miga, todos mis naipes marcados están en las experiencias vitales que voy a tener estos próximos días: un concierto para un telenoticias, mi confirmación como lector habitual de un periódico que no leo y alguna cosa mas que se desarrollara en los próximos días. Mientras tanto aprovecho para empezar a empollar como funcionan las nuevas quinielas hípicas. Ya que es mi intención apoyar la vuelta de este forma de ludopatía por encima de las demás quinielas. Y también entre ceja y ceja tengo la añeja ilusión de ir a ver en directo alguna carrera en el hipódromo de la Zarzuela. Una experiencia vital que me falta y creo que es algo a lo que hay que poner remedio cuanto antes.



(*) La frase que da título al post de hoy, la acabo de escuchar en 'Aquí hay Tomate' , también conocido como Difamar por Difamar, en un reportaje sobre la vida secreta de las folcloricas en los años 40.



Mañana más.

5 comentarios:

  1. Querido bloguero:
    Haga el favor de comer más plátanos. Tienen potasio, elemento que ayuda a reducir los calambres o subidas de bola.

    Felicia.

    ResponderEliminar
  2. Odio esas estupideces de repetir letras de contraseña ¿para qué sirven?
    A mi también me pasan esas desgracias matinales...el otro día me dió un lumbago que remedié con automedicación de la dura.
    Hoy el dolor se ha instalado en otra de mis fragilidades corpóreas: las xcervicales

    "Nous avons cette particularité parfois de nous balancer en marchant. Le temps nous est léger, le sol nous est facile, notre pied ne tourne qu'a bon scient"R.Char,Rougeur des matinaux.

    Une femelle redoutable.

    ResponderEliminar
  3. Odio esas estupideces de repetir letras de contraseña ¿para qué sirven?
    A mi también me pasan esas desgracias matinales...el otro día me dió un lumbago que remedié con automedicación de la dura.
    Hoy el dolor se ha instalado en otra de mis fragilidades corpóreas: las xcervicales

    "Nous avons cette particularité parfois de nous balancer en marchant. Le temps nous est léger, le sol nous est facile, notre pied ne tourne qu'a bon scient"R.Char,Rougeur des matinaux.

    Une femelle redoutable.

    ResponderEliminar
  4. Querido Pablo:
    Que agradabla escuchar tu voz de nuevo, tanto tiempo perdido entre los pasillos de la universidad versos del Mr. Thomas para ahora hablarnos de tus experimentos con tus piernas descoordinadas. Creo que la hipica puede ser la gran respuesta a ese laberinto de tendoren que al final se revelan y hacen lo que les da la gana.Gracias por acercarme a la actualidad cultural de la gran patria, no hay nada como recordar que la tele nunca cambia. Que se le va a hacer siempre nos quedaran los bocadillos de calamares a horas intempestivas en lugares que estan a punto de cerrar. Por cierto, esta vez, te veo en navidades. Un besote poeta.

    ResponderEliminar

Lo + seguido