miércoles, septiembre 28, 2005

Regreso a la prostitución laboral

Me aturde el cansancio acumulado de estos últimos días. He cruzado Madrid y sus extrarradios de punta a punta. Lejos de buscar anécdotas de Cercanías para rellenar el bloj, sino algo mucho peor y más indigno: saltar de bote en bote de una entrevista laboral a otra. Por alguna razón el que se aproxime el fin de mes ha repercutido en que toda empresa con mi pobre currículo en su poder haya decidido verme para ver si parezco interesante para ser explotado impunemente. Cabrones parece que huelen que ya no cuento con el subsidio de desempleo.


Lo que me ha llevado a hacer una media de tres/cuatro entrevistas diarias en puntos tan dispares como Alcobendas-SansebastiandelosReyes, Getafe, Mirasierra y todos los puntos intermedios que os podáis imaginar y cumpla la condición de estar fatalmente comunicado con mi residencia. También se me han ofrecido todo tipo de horarios, sueldos ínfimos y quizá lo más importantes labores incluyendo las mil y una variantes de teleoperata: telecomunicaciones (siempre tirando a lo peor), tramitador de siniestros, clubs pijodeportivos y el peor de todos era para recepcionar llamadas internacionales para los guiris que quisiesen hacerse 'simpatizantes' del Real Madrid (de este último moralmente hablando solo se me ocurre como peor opción cualquier cosa relacionada con pedofilias, ¡dios que asco!). Podría hablar de muchas de las entrevistas que he sufrido/disfrutado con gente de todas las calañas.


Pero valorándolo todo al final me decanté por ese puesto de administrativo nocturno por tiempo de un mes. Ventajas es que los pluses de nocturnidad y alevosía me hace tener un sueldo cutre pero dentro de mis expectativas y la esperanza que pasado ese mes, sea despedido con toda justicia, y pueda pulirme todo lo adquirido en una semanita o diez días de vacaciones por la vieja Europa… seguramente París, pero no descartaré aún la visita a países del este que estrenen condición comunitaria. Por el contrario la mala noticia es que mi horario de L-V, en principio me impedirá asistir al concierto de Adam Green, para el que ya adquirí un par de entradas. Así que ahora intentaré revenderlas por donde sea, aunque lo veo un poco complicado. Si conocéis a alguien interesado, ya sabéis, mandadme un mail y haremos negocios. - Snif


Esta mañana empecé el cursillo de formación que me ha permitido conocer a casi todos mis futuros compañeros, con algunos ejemplares sobre los que ya puedo especular con las toneladas de caviar que van a derramar para mi entera satisfacción. Pero esto seguro que lo relatare próximamente.


Ciao.

1 comentario:

  1. ¿y el concierto de LCB? ¡¿y el concierto de LCB?!

    ResponderEliminar

Lo + seguido