domingo, septiembre 04, 2005

De la manifestación de ideales

Tengo claro que no soy una persona a la que le interesen las manifestaciones ideologicas o culturales echadas a la calle. No he asistido jamás a ningún tipo de manifestación masiva, ya sea en solidaridad de las víctimas de algún atentado, en contra de la guerra, el día del orgullo gay, el foro de la familia o cualquier otra cosa por muy loable que sea, incluso estando a favor de la idea general. Yo solo cumplo con los minutos de silencio en los parones laborales, de lo demás paso totalmente. Tengo asumida la injusticia y tremenda crueldad del mundo y no voy a hacer cosas que no quiero hacer para posar, no creo que tenga que demostrar públicamente como me posiciono ante un suceso delante del mundo. No se, no me atrae la idea de ser uno más en un rebaño... Me parece bien quién lo hace, pero yo no comparto. Quizá estas declaraciones no me van a traer muchos fans, pero bueno es mi decisión y mi proceder que le voy a hacer.



Esto viene a cuento ya que ayer quedé con un colega para iniciar la temporada de visionado de peliculas que anuncia en su txamara el Atleti. Quedamos de mutuo acuerdo en la fnac, donde los fines de semana trabaja M. nuestra amiga común. Donde mientras departimos alegremente con ella sobre cualquier cosa, nos deleitamos descolocando libros o tirandolos al suelo para que ella vaya detrás recogiendolos. Para eso estan los colegas ¿no?. Bueno pues cuando nos despedimos de ella y salimos, vimos en el hall un cartel donde se anunciaba el lunes por la tarde la presencia en una charla coloquio del mismisimo Fernando León de Aranoa. Fue un shock tan grande que tuvimos que ir a tomar unas cañas y conspirar.


A cuento de esto venia el primer parrafo, ya que igual que declaro desinteres hacia toda forma de manifestación multitudinaria, estoy totalmente a favor de las manifestaciones de pocas persona. Como cuando Leticia Savater convocase a la prensa en la puerta del sol y se encadenó "a el oso y el madroño" para solicitar que le diesen un programa para presentar. Yo no llegué a verlo directamente pero es una leyenda que espero y deseo que fuese cierta. Además lo considero el ideal de manifestación por su total excentricidad.


De este corte planeaba ayer junto con el Tyler Durden de Alutxe, un acto de vandalismo y boicot para la charla coloquio de F.L.d.A. a la que acudiriamos portando pancartas dejando clara nuestra opinión con lemas como "PONTE CORBATA EN LOS GOYA" o "ABAJO EL BUENRROLLISMO", "LA ROÑA NUNCA FUE MODERNA" etc... (si quereis aportar algun lema o idea quedaís invitados en los comentarios) y el momento clave seria cuando consiguiesemos acercarnos a él y apretando un frajco de Nenuco, rociarle con colonia. Nada me haría mas ilusión y más feliz que que mis cinco minutos de fama fuesen gracias a esto y emitidiendose en "Madrid Directo". Después podría morir con la conciencia tranquila. No creo que lo vayamos a hacer, pero por si las moscas atentos mañana a los telenoticias y zappings.


Salutes

1 comentario:

  1. Pero Gamo, pero Gamo: ¡si eso es lo que yo y una pandi numerosa de amigos hemos querido hacer desde hace siglos! Forzar al león de Aranoa a enseñarnos las uñas y, caso de tener mugrecita, a cepillárselas con un buen cepillín de cerdas duras.
    Lo del lanzamiento de Nenuco,concretamente la aniñada coloña Nenuco, es brillante, vaya si lo es. Una acción ritairasémica donde las haya. Enhorabuena

    Gachas

    Este Pablo Gamo promete. Jarrl.

    ResponderEliminar

Lo + seguido