domingo, agosto 21, 2005

El arte de discutir


“Para que una inteligencia sea realmente adulta debe tener la capacidad de mantener dos ideas contradictorias en la cabeza simultáneamente.”
F.S.F.



Quizá pretenda escudar mi habitual comportamiento detrás de la cita de alguien prestigioso y con verdadero talento, pero creo que no es así en este caso sino que la pongo más bien para fardar de culturilla. Lo que a mí realmente me gusta no es el placer de un buen debate, una dialéctica con argumentaciones y todo ese rollo. A mí lo que me gusta verdaderamente es llevar la contraria. El discutir por discutir. No importa que pueda estar de acuerdo con una postura si me veo capaz de apoyar la postura contraria en contra de alguien sin ningún tipo de dudas lo haré. Yo soy de los que inocentemente piensan que la razón no es del que la tenga, si no de aquel que grita mas fuerte y da los golpes sobre la mesa mas convincentes. Por lo menos creo que deberia ser así. Soy un romántico incurable.



Esto fue lo que ayer pasó con M.L. que es una de las personas con las que mas deleite puedo ejercer esta inocente afición mía, ya que tiene la virtud de picarse y defender su postura, dándome así mas munición para continuar. Algún día (espero que lejano) se dará cuanta que lo más fácil es ignorarme y ver como termino callándome.



Ayer quedé con el grupo de los filólogos varones seguidores del Atleti para disfrutar de los últimos coletazos de la ilusionante pretemporada (ya llegará la liga y volveremos a indignarnos con razón). Pero además de mi mejor colega K. y Ch. se nos unió la encantadora M.L. que estaba aburrida en casa y cometió el error de unirse a nosotros. Siempre que alguien que no esta interesado en el fino arte del balompié se apunta para ver un partido termina aburriéndose como un mono. Bueno ellos se lo pierden y en cualquier caso bien empleado les estará por meterse en estos berenjenales.



Pues bien todo esto viene a cuento de que después de una interminable disertación sobre el concepto de “la verdadera amistad” que M.L. defendía en términos del apoyo eterno conocido también como lameculismo y yo por contra apostaba por los valores inquebrantables de la despiadada maldad entre colegas. Pero bueno no es esto un foro para continuar dicho debate, para el que al menos yo requiero de una terraza y un par de jarras de cervezas para hilar argumentos con claridad. Lo que pude concluir al despedirme que el principal efecto de mi afición a llevar la contraria es que para cierta gente es difícil averiguar cuando he estado hablando en serio (si es que lo he hecho alguna vez). Pero bueno esto tampoco es importante. No creo que pueda aportar nada realmente interesante al mundo, así que hasta que esto cambie veo más fructífero seguir con el mismo proceder de actuar como un bufón.


Ciao.

8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Hace unas semanas que vengo leyendo tu blog por recomendación de un amigo. Te tengo entre mis links en mi propio fotolog por comprarte dvds compulsivamente y por tu técnica de 'oir, ver, callar y guardarlo pal bloj! :), ¡pasate a ver que te parece!
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Jei Ivan:

    Joder no puedo mas que quedarme asombrado por tus palabras. Solo puedo decir gracias. Siempre me sorprende cuando un completo desconocido afirma leer mis tontadas, pero si ya es "por recomendacion" mi ego se hincha mas aun.


    Ya he echado un ojo a tu bloj pero ya me pasare con mas tiempo y devolverte algun coment, siendo fan de Astrud y del último dijco de Sr. Chinarro ya tienes mucho ganado y se equilibra el hecho de que te haya gustado SinCity que a mi me parecio una engañifa. :-p

    Salutes

    ResponderEliminar
  3. Afortunado. Usted tiene un fan, yo tengo a Sigmund Fraude

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo me ha perturbado este último post, amiguito Gamo! yo me atemorizo fácilmente ante los seres que, temerariamente, mantienen argumentos insostenibles con tal de llevar la contraria. Aunque por otro lado comprendo la diversión y el subidón que se obtiene con ese comportamiento.
    Ays, qué conflicto!

    Con afecto,
    Gachas

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, ¿Qué tal Ninette? si no recuerdo mal dijiste por aquí que la ibas a ver pero luego no comentaste nada. Yo estoy todos los días dudando si voy a verla o no... pero la peli tiene una pinta de fantasia sesuarl delirante...

    ResponderEliminar
  6. Estimat Isco: Pavo, deja de recrearte en tu propia pereza y curratelo un poco más.

    Amiga Gatxas: Yo por suerte no me veo en dicha disyuntiva. Ya tome partido hace eones.

    Apreciado Iván: Creo que añadi un comentario pa decir que me pareció la peli. Pero no importa repetir: Ninette es un 'Garci menor'. Con algun momento gracioso pero sin la esquisitez de un guión redondo. Si quieres ver a la Pataky luciendo carnes media peli pues que la disfrutes, si vas a otra cosa ahorratela.

    ResponderEliminar
  7. "¿cómo puesto que los dos no son sino uno, la unidad que forman se ha vuelto múltiple?"
    Plotino, Enéadas.

    Ten cuidado Pablo, que por ahí se empieza...
    A mi, tú y Ch, me servís para realzar las virtudes de los que tenéis al lado, paciencia, sadomasoquismo... Para mi querida M.L. sólo tengo elogios.

    También me parece que, lo aquí expuesto, no es más que un enorme sentimiento de culpa. Tú quisieras ser más cínico de lo que eres...pero todavía te queda un poco.
    Para los demás sólo tengo dos comentarios: cinismo y miedo a la trivialidad, son dos barreras del novelista bloggero.

    P.N.

    ResponderEliminar
  8. Hola, buscaba información teórica sobre la discusión como técnica de negociaciòn y apareció tu blog. No es lo que buscaba pero me ha gustado lo que he leido. Comparto tu afición a llevar la contraria aunque me declaro incapaz de llevarla per se. Me he divertido leyéndote. Si te apetece, pasa por mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar

Lo + seguido