sábado, julio 23, 2005

A Luis Mª Ansón pongo por testigo...

Tras haber pasado unos días sufriendo el más perjudicial de los aburrimientos, una vez finiquitado el culebrón por el fichaje de Martin Petrov nada me parecia interesar. Un aburrimiento que propaga esa pereza devastadora que te deja inapetente a cualquier tipo de actuaciones. Pero ayer noche todo cambió cuando un conocido/saludado un poco tocado por el alcohol me informó sobre algo que despertó mi completo interés. Se trata de un 'concurso de relatos veraniegos'. Esto a priori causaría mi más profunda de apatía y desprecio, pero la cosa cambia al ser convocado por paradigma de la información objetiva de este disfuncional país en el que tengo la fortuna de habitar... Si, amigos se trata de un concurso de "La Razón". Ni que decir tiene que me siento como una quiceañera mojando las bragas delante de Kirk Cameron o conquiénseaqueestedemodahoy.



Este verano ya tengo un objetivo claro conseguir que mi nombre completo salga en dicho diario. Nada de que aparezcan sólo mis siglas en un artículo genérico de intóxicados por aceite de colza o salmonerosis o similar; ni tampoco voy a necesitar abrir en canal a nadie con un hacha para conseguir mi andigüarjoliano minuto de gloria.



Aquí me comprometo que cada semana pondré toda mi total ausencia de capacidad creativa en mandar un relato de cuatrocientas palabras (o menos) con la primera sandez que se me pase por la cabeza hasta la finalización de dicho concurso. Hago 'pública' mi intención porque quiero competencia. Me refiero tanto aquellos jovenes creadores salidos de la Cantera realizArte como a cualquier otro que pretenda adelantarse y guindarme el triunfo. Todos sabemos el placer que podría otorgar poder restregarselo por la cara a algún otro con tu misma ilusión, no seré yo el que a mi costa os impida dicho beneficio espiritual.



Enlace con las bases del Concurso

1 comentario:

  1. Uuuf. Aunque mantego totalmente mi renuncia a todo tipo de creación literaria, me plantearé participar en esto por el insigne organizador del evento, y el por reto que lanzas, amigo Pablo.

    Si se me ocurre algún relato sobre animales gigantes (el único género que respeto) con la adecuada carga de defensa de los valores tradicionales y de la sacrosanta unidad de España, no dudes que te haré frente con ahinco y ferocidad.

    ResponderEliminar

Lo + seguido