jueves, julio 28, 2005

Farolillos

En el microcósmos de chaletes en el que habito, ya se ha decidido cual es el adminiculo inútil de la temporada veraniega. Se trata de un farolillo. Direís: vaya gilipollez! Pues sí, pero aún no he acabo de explicar los límites de su estupidez. La particularidad de dicho farolillo es que se trata de un pincho para clavar en el jardín y en la parte superior se dispone una pequeña placa que recoge durante todo el día la luz del sol. La acumula y consigue brillar durante toda la noche. Como podreís imaginar la gilipollez es inmensa y en frío pensareís que nadie seria tan lerdo de comprarlos.



Pero no olvideís que en este mundo la envidia, la falta de iniciativa y las leyes de la imitatio clásica estan a la orden del día. Si quieres cortar el bacalao de algún modo no puedes infringir los designios pactados porla manada. Si pudieseis contemplar al ocaso del día desde la terraza del segundo piso como brillan a cienes esos farolillos en las parcelas de todos y cada uno de mis vecinos. Qué pena, penita, pena!




P.S. Nosotros solo tenemos doce alrededor de la piscina, hay casos mucho más graves.

2 comentarios:

  1. Bueno,es que la gente se aburre mucho.En mi comunidad van a cambiar las puertas de entrada sin motivo aparente.Sólo porque sobra dinero en el fondo común.¡Joder, y no podían invitarse a unas birras, si la puerta está perfecta!Pues no hijo, no...

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.

    También aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).

    Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

    Miguel Ángel R.C.
    Responsable de marketing.
    miguel@websmultimedia.com
    Websmultimedia.com

    ResponderEliminar

Lo + seguido