sábado, junio 04, 2005

J'ai perdú le nord

La tentación me rodea. Es lógico y normal que en casa, mis ansias de realizar actividades ociosas sean inversamente proporcionales a la necesidad de concentrarme en el estudio. Todas las películas que me apetece ver, discos que llevan meses sin oir y ahora necesito escuchar, libros y comics que tras meses de olvido (y buenas capas de polvo) ahora aparecen apetitosos a mi interés... si todo esto fuese real pasado el exámen me pondría como un poseso a ponerme al día, pero sé que no será así y volveré a mi ritmo habitual dominado por mi actrividad predilecta que es no hacer nada. Realmente lo que estoy haciendo ahora, porque lo peor de todo es que no me cunde nada.


Además hay que añadir que me encuentro increiblemente arisco. Varios días con actividad social bajo minimos (únicamente los habitantes de mi hogar con los que intercambio gruñidos y otros ruidos onomatopeyicos) me llevan a los límites de lo huraño. Esto ha confluido al límite de la irracionalidad y lo deseperado: Pegar la hebra con funcionarios del estado.


Recuerdo haber hablado esta mañana con la bibliotecaria que ha comentado lo mucho que le gusto la novela que sacaba en ese instante. Acto seguido he estado mis buenos diez minutos divagando sobre libros, recomendandonos mutuamente títulos, los que yo decía los apuntaba en un papel para adquirirlos para el fondo de la biblioteca con los fondos públicos y poder leerselos por la cara(pffffffffff Toma desiderata!) , comentando lo duro que será el uno de enero del dosmilseis cuando ya no se podrá fumar en ningún recinto del estado, todos los pros y los ¿contras? de la vida funcionarial, entre otras reflexiones de medio pelo que ahora olvido.


En definitiva que ando fatal de la cabeza. Si empezase a caer más bajo; llendo a regoger gatos callejeros y darles un hogar, apuntandome a una ONG para dar café o galletas rancias a los pobres, levantarme pronto e ir a dar pan a los patos o palomas del parque... por favor que alguién me calce una buena oxtia de raciocinio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido