lunes, junio 06, 2005

Economia rutinaria

No alcanzo a comprender como la juventud estudiante puede mantener un ritmo de vida normal, sin trapicheos que sufraguen los mínimos gastos.

Para ejemplo mi día de hoy, un lunes corriente y moliente.


  • Llego temprano a la facultad. Me pongo a estudiar concienzudamente.


  • Bajo a tomar un café y un donut --------------> + 1,35 euros


  • Subo y sigo hincando codos.


  • Voy a despejarme y dar una vuelta a media mañana. En la libreria de la facultad en busca de un marcador de dos colores pa subrayar y también adquiero un libro que regalé hace tiempo y que no había vuelto a adquirir (por razones que no alcanzo a comprender lo tenía en original italiano, pero no traducido ¿¿??) -------------------------------> + 8,70 euros


  • Otro rato estudiando, cuando una conocida de vista (en clase) me deja las prácticas que me faltan para fotocopiarlos ---------------> + 0,85 euros


  • Hora de papear, desechadas la opciones de menú por poco apetecibles, adquiero un bocata de pavo y una Cocacola -------------------> + 3,60 euros


  • Entre bostezos continuo a duras penas estudiando. Hastiado y con dolor de cabeza hago el petate y marcho a casa.


  • Parada en Atocha y visita rutinaria a la tienda Dvd´s segunda mano, con el fín de desestresar y adquiero el definitivo manual del "guay-ismo" ergo: pack Ousean ileven&Ousean Tuelf ------------------> + 15,95 euros.



  • TOTAL -------------------------------------------> + 30,45 eurazos



  • No me extraña una pela que la juventud estudiante robe, trafique con armas/drogas y/o se prostituya. Una familia honrada normal no puede costear este chorreo. Por suerte yo cuento con el subsidio de desempleo ('cause i´m worth it) y eso que hay que contar que no gasto en tabaco.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Lo + seguido