viernes, mayo 27, 2005

Texas, París

Obviando mi especialmente insustancial día(dentro de mi vida ya de por sí carente de interés) dedico el post de hoy voy a hacerlo al más puro estilo MB. Es decir comentar las cosas que me txanan pasandome por el forro mis aburridas cotidianidades.


Llevo un par de días en plan revival oyendo uno tras otro todos los albumes de Texas. Banda que marcó mi juventud y de la única de la que puedo considerarme fan desde siempre. Un grupo al que seguiré comprando los discos originales y (lo más importante) el primer que salgan, llueva o nieve. Aunque he de reconocer que llevaba mucho tiempo relegandoles a un sano periodo de ostracismo. Quizá debido en gran parte al bajón de sus ultimos discos(como ha ocurrido con tantas y tantas bandas, el Greatest Hits hizó tanto daño!).


Gracias a uno de esos programas en los que compartes archivos por la cara, ayer noche estuve visionando un concierto que dieron en el 2001 en París . Como (que yo sepa) no han vuelto a tocar en Madrid desde aquel mítico concierto en el fenecido Palacio de los Deportes en Noviembre del '99, me hizo taco de ilusión. Con todo su repertorio fundamental a excepción de "So Called Friend" que probablemente sea mi canción predilecta. Pues bien aquí es donde viene la enfermedad del fan: a pesar de la gran calidad (de visionado) que tiene el concierto y de que tengo también tengo los videoclips que se incluyen; sé que en cuanto acuda a la fnac voy a perder el culo acudiendo a la sección deuvedés musicales para dejarme veintipico euros en algo que ya poseo aunque que anhelo con todas mis fuerzas tener en formato original. Así de veleidosa es la naturaleza del fan.




SHARLEEN SPITERI



P.D. El Rick´s Road seguirá entre en mi robgordoniano Top 5 de discos para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido