domingo, mayo 15, 2005

Lo Popular

En todo el fin de semana me he acercado a las Vistillas, ya que no es lo mío el ir a fiestas populares. Las tristes ocasiones en el pasado cuando he ido a estos acontecimientos me he aburrido como una ostra. No está en mis planes de futuro volver a mirar como un gañan al cielo a medianoche, mientras todo cristo exclama - ¡Hala! - cuando estallan los fuegos artificiales.


No entiendo como a alguién le puedan molar estas cosas. Bueno, quiero decir alguien que resida en una gran ciudad. A lo largo de mi fútil existencia me encontrado con toda clase de gente que lleva su condición de "ser de provincias" por bandera. Esta gente se caracteriza porque te intenta vender la biblia de que ir a la feria de su pueblo es un acontecimiento ineludible. - Te lo vas a pasar genial pasamos tres días sin dormir! -. Yo lo siento mucho pero la idea de pasar cuatro días en un barrizal con cutre-casetas, bebiendo hasta que poner los ojos en blanco como huevos de paloma, no es lo mío. Desde hace tiempo cuando la típica chica de Cuenca/Albacete/etc... me intenta recomendar las fiestas de su pueblo utilizo esta frase que en mi opinión es una verdad como un templo: - Lo siento nena, vivo en Madrid si me apetece salir de fiesta tengo 365 días al año para hacerlo de todas las formas imaginables. No tengo porque irme a emborracharme al desierto de los Monegros a pasar penalidades - Hacedme caso, aprendeoslo de memoria y quedareís como reyes.


Para mí vivir las fiestas populares es ver por la tele (disfrutando como un enano) a Vicente Parra en "La Verbena de La Paloma" o "Nobleza Baturra". Hasta aquí puedo llegar a mezclarme con la plebe sintiendo lo popular como algo mío, es decir "sólo en la ficción".


VICENTE PARRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido