viernes, mayo 20, 2005

Entropy in UK: part guan

Ya estoy de vuelta en la soleada Madrid. Había sopesado la posibilidad de no contar nada del viaje y guardarmelo para mí. La verdad no tengo ni puta gana de escribir nada. Pero bueno, esa no es la actitud a seguir, así que alargaremos el relato de mis desventuras y tendremos un recorrido por los acontecimientos más importantes de este viaje en los próximos días.

LUNES

Todo comenzó con bastante mala pata, el lunes cuando nuestro vuelo fue retrasado dos horas y media. esto suponia que llegamos a Gatwick cerca de la una de la mañana. Entre que esperamos al tren hasta KingCross St.Pankrass y que nos vimos allí, se nos hicieron las cuatro de la mañana. Una verdadera putada pagar un día de hostal/albergue juvenil para un par de horas. Mi mayor preocupación era entrar en la habitación compartida y putear a todo el mundo con nuestra llegada a horas intenpestivas.


Aquí hago una pequeña disgresión para explicar en que consiste este sistema hotelero de los young hostels/albergues juveniles. El truco es que en una habitación se meten 4 o 5 literas. En dicha habitación compartes habitación con toda suerte de desconocidos. A primera vista parece la peor idea del mundo, pero lo que se pierde en intimidad se gana en sociabilidad. Porque la mejor parte de este invento es que terminas por sociabilizar con tus compañeros de habitación y muy mala suerte has de tener para no encontrar autenticos filones de caviar (ver próximas entradas). En fin que las anteriores ocasiones que había sido usuario de este tipo de actividad hotelera había quedado satisfecho y en esta ocasión había decidido repetir. Además si me metiese en una habitación individual con mi colega D. todos sabemos que ibamos a haber hablado en inglés lo justo como para pedir anoderpaintofbier y poco más.


Bueno pues a las cuatro de la mañana como unos amos absolutos entramos en nuestra habitación, encendimoslas luces puteando el sueño de nuestros compañeros de habitación cuatro norteamericanos (dos pavas de North Carolina y dos pavos de Chicago) y nos pusimos a abrir las maletas haciendo todo el ruido que nos fue posible. Haciendonos acreedores de una estupenda primera impresión.


Bueno hoy estoy cansado para continuar, además me está quedando como una mierda, así que mañana proseguiré con el grueso de la narración.


Deu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo + seguido