sábado, marzo 19, 2005

Se hacen Mudanzas

Mi hermano mayor J. recibió ayer las llaves de su nuevo piso. Sin perder un solo día, nos ha tocado hacer mudanza. Llevar un frigorigorifico y una lavadora que acumulaban polvo en el garage. Así que como aguerridos hombres de pelo en pecho con el camión de la empresa, nos dispusimos para hacer historia. Acompañados por la novia de mi hermano, el hermano de esta y un pavo amigo suyo, al que ninguno más conociamos (Hay que ser primo y sopas para verte en la encerrona de la mudanza de gente desconocida!) .


Como era de preveer mi hermano vivia en un sexto. Pero por suerte el ascensor funcionaba y han cabido ambos electrodomesticos. El frigorífico justito, justito. Y como no cabía nadie más, se ha dado un par de vueltas por todos los pisos mientras los vecinos llamaban al ascensor. Espero que todo este trajín sirva para que de una vez por todas y con 30 años, mi hermano se marche de casa y me deje como hijo único de una maldita vez! Solo necesito lo justo para disfrutar una temporadita antes de emigrar yo. Aunque hasta que acondicione la casa y la llene de cosas, me temo que seguirá por aquí un tiempo...

2 comentarios:

  1. pablo Gamo, ¡Cómo me gusta el adjetivo "sopas" con el que calificas al amigo mudancero! Supongo que es un sinónimo de "pringao". Nunca lo había oido. Me gustaría usarlo a mí también ,si no es mucha molestia.

    ResponderEliminar
  2. Creía yo que "sopas" estaba más extendido, teniendolo más como adjetivo arcaico y decimonónico que como neologismo.

    Obviamente eres libre de usarlo como gustes, gatxas!

    ResponderEliminar

Lo + seguido